Browsing articles by " mimosasparadesayunar.com"
Apr
14

EL AMOR MAS PURO

By mimosasparadesayunar.com  //  Diarios de MimoMarce  //  2 Comments

Estoy en mi cama con las manos en la cara.

No puedo dejar de llorar. El llanto se apodera de mí como una tormenta en el mar… simplemente no puedo parar.

Él está en la otra recamara, escucho sus pasos de lado a lado.

¿Cómo es que llegue hasta aquí?

Me siento sumamente perdida, quisiera desaparecer. Mi cuerpo tiembla ante la incertidumbre… no sé si irme lejos y dejarlo o simplemente amarlo.

Pero es este lazo que no me deja abandonarlo.

Estábamos comiendo hace un rato…

Me volteó la cara y me dijo: Ya no te amo.

Quise contener el llanto, él me debe ver fuerte… sin ningún reparo.

Le dije que si quería otra cosa de comer, lo que fuera…

No tengo ganas de pelear, lo que él quisiera, solo tenía que ordenar.

Me vio con odio en sus ojos.

¿Qué hice mal?

Cuando llegue con el plato nuevo en mis manos, solo pudo bostezar.

¿Qué no ves que soy un ser humano?

Y ahora, sola en mí cuarto, me pongo a pensar en la primera vez que te vi.

Cuando en la cama te vi por primera vez sonreír.

¡Que dicha! ¿Se puede alguien sentir así?

No quiero verte, te odio en este momento.

¿No sabes lo que es salir y saber que dependo de ti como tú de mí? ¿Si sabes lo que te quiero decir?

Eres lo más perfecto que he tenido… no sé cómo decirte que no sé cómo vivir sin ti, si te planearas ir.

Mi hombre, mi niño… no sé cómo hacerte ver que eres mío.

Nos peleamos, pero a la vez somos cómplices sobre un mismo piso, sobre la misma esfera, en la misma tierra, y así será hasta el día que me muera.

No tengo hambre, ni sueño… solo me persigue este tormento:

La verdad es que no se llevarme bien contigo, ni iniciar una plática… es curioso, nadie te conoce como yo y aun así me dan miedo tus reacciones.

Yo también quisiera ser irresponsable, que me valieras madres… pero no puedo, porque hay algo que me mantiene a tu lado.

Llámame cursi.

Llámame estúpida.

Llámame intensa.

Llámame… esa es la clave.

Y ahora sola, no sabes lo que he tenido que sacrificar para conformarme a este amor, a este puro e inmenso amor… y literal, solo vivo para ti.

Quisiera que alguien me abrazara, sentirme amada. Que una persona me diga que no pasa nada, que un día seré recompensada.

¿Lo curioso? Solo me importa tu aprobación.

En este momento tiemblo de frio, no encuentro salida, no sé qué hacer con mi vida.

Quisiera pedirte un consejo, pero se me olvida que estas más perdido que yo… ¡Puta madre! No sé cómo salir de la situación.

Este vacío es inmenso… la soledad se agolpa en mi pecho.

Escucho pasos en mi cuarto, ahora sé que has entrado ¿Decir algo es necesario?

Y ahí, sin más… de mi cara quitas mis manos.

Veo tus ojos, que son los míos… y solo miro.

Y con la voz más dulce, casi un suspiro, me dices:

Mamá, te amo… perdóname si he sido un mal hijo.

Así regresa la luz… y a mi vida su sentido.

Solo alcanzo a decir:

No hay necesidad de pedir perdón, abrázame porque por ti… hasta el infinito.

(NOTA: dedicado a todas las mimosas madres solteras… pero sobre todo a mis amigas Jehovana Parra, Maricarmen Torres y Gabriela Reyes. A mi padre que fue MADRE/PADRE a la vez, te amo más allá que cualquier cosa y a mi madre, mi mejor amiga… perdón por no siempre ser la mejor hija. Esto es, sobre todo, un tributo a las GRANDES.)

Marcela 3

Apr
12

EL ANGEL DE DIOS

By mimosasparadesayunar.com  //  Notas de MimoLuz  //  3 Comments

“Me es muy difícil entender la naturaleza de todas las cosas, es natural ser diferente, esta diferencia nos hace únicos ante los demás… entonces ¿ por qué me señalas como diferente a ti?; ¿acaso no somos distintos y por lo tanto en esencia lo mismo?”

Yadiar Julián

Lo que yo logro entender en mi cabeza sobre lo que es la vida, es que todos somos ángeles que nos caímos de pequeños del cielo a la tierra y llegará el momento en que Dios nos llame para ir con el, entonces nos saldrán unas alas inmensas para volar hasta sus brazos.

Mi mamá me lo dijo desde chico y escuche como sus amigas se lo decían a ella, mientras lloraba, supongo de alegría. Le decían que yo era un ángel que Dios mando para cuidarla y llenar de amor a mi familia.

Y de verdad creo que lo soy. De pequeño tenia encuentros con el, mi cuerpo de la nada se paralizaba y comenzaba a sacudirse muy fuerte y por mas que yo intentaba controlarlo mis esfuerzos eran en vano. Dios me movía hasta que me dormía y despertaba en los brazos de mi madre que lagrimeaba sin parar al ver que yo era un consentido de Dios.

Pero esto solamente Mi mama y yo lo sabíamos, era algo que me hacia diferente a mis hermanos y a los demás, ella me prometio que siempre me trataría igual que a ellos para no hacerlos sentir mal

Y así fue….

Mientras mis hermanos podían hacer muchos amigos, de mi se reían en la escuela, pero mi mamá hizo cómplices a los maestros y ellos me protegían, aunque en verdad no lo necesitaba por que aunque era muy flaco tenia las fuerzas de Sanzon y sabia defenderme. Nunca entendí por que les causaba tanta gracia mis lentes, en fin, dicen que los niños somos muy crueles con otros.

No podía aprender tan rápido como los demás y en verdad miren que me esforzaba, ¡Ah! pero eso si, tenia mejor memoria que el salón entero, los juegos con manos nunca puede hacerlos, pero sabia armar los globos de aire mas grandes que se puedan imaginar.

Tuve que tomar pastillas para que se me notara menos el secreto que ustedes, mi mama y yo sabemos, nadie me invitaba a jugar pero no me importaba por que cuando llegaba a casa tenia la mejor pandilla del mundo, mis hermanos.

Una vez escuche que alguien le decía a mi mama que me llevara a una escuela de niños especiales, ahí entendí que existen muchos como yo y que no estaba solo. Pero nosotros ya teníamos un pacto y no podía dejar solos a mis hermanos para que ellos se sintieran diferentes a mi, mi mama triste tuvo que decir que no, y le dijo firmemente a esa señora que yo no era un niño especial que era normal, ella sabía muy bien como mantener la coartada.

Con el tiempo deje de tomar las pastillas y estudie hasta la secundaria por que yo así lo quise, nunca se lo dije a mi mama, pero de verdad algunas veces me dolía mucho adentro de mi pecho, ser solo un poquito diferente a los demás y en casa me sentía normal.

Logre hacer cosas que los demás hacían e incluso que mi mamá dudaba que yo podría hacer, ahora a mis 24 años soy todo un hombre de negocios, esta vez me les adelante a los demás.

Hay una cosa que aun no he logrado y que no se si yo pueda en verdad hacerlo, enamorarme, como mis hermanos lo hacen, llorar por alguien, besarme como veo en la tele y lo mas importante que alguien lo haga por mi, como les pasa a todos los demás, tengo miedo de que nunca me ocurra y me da pena preguntar por que a mi nunca me ha pasado eso, ¿Será que a los consentidos de Dios no nos pasa?

Ser un consentido de Dios es muy difícil, por lo menos aquí, me da miedo que cuando llegue mi momento y Dios quiera que me vaya con el, será diferente a los demás también, yo vi partir a mi abuelita, vi como sus alas le brotaron y se perdió en el cielo para llegar con el, tiemblo de pensar que mis alas sean distintas, que vengan pequeñas, quebradas o dañadas.

No me importaría si el único defecto que tienen es el que tengo yo en esta vida, hacer todo un poco mas lento a los demás, te prometo Diosito que si solo tienen eso disfrutare el viaje por mas largo que sea hasta llegar a ti, justo como disfruto esta vida lenta que ahora me diste aquí, por que se que al llegar a casa tengo mi recompensa.

Una cosa mas me gustaría pedirle a Dios: Cuando saques mis alas, que no sean antes que las mi mamá, ni mucho después, por que los cómplices siempre tenemos que estar juntos…

 

 

“No es la discapacidad lo que hace difícil la vida,

sino los pensamientos y acciones de los demás”

Luz

Apr
7

DE NUEVO EN EL JUEGO

By mimosasparadesayunar.com  //  Diarios de MimoMarce  //  2 Comments

Mi nombre es Marcela y soy adicta.

Si, al vodka… pero esa no es mi peor adicción, el monstruo que me persigue se llama: Relaciones destructivas.

A ver, hablemos claro… las mujeres tenemos un poder impresionante, se llama: La concha, el chocho, el coño, la vag… bueno, entendieron el punto.

Y me preguntarán ¿Cómo es que el poder lo tengo allá abajo? Pues fácil.

Les contaré una historia.

Una mujer conoce a un hombre en una fiesta. Se gustan y salen un par de veces. Tienen relaciones, hacen el amor, tienen difference… como quieran llamarle. De repente el hombre ya no la busca más.

Hay varias razones por las cuales un hombre no vuelve a llamarte después de tener relaciones:

1. No eres divertida. Un hombre no vuelve a buscar a una mujer simplemente porque no la pasa bien con ella, recordemos que los hombres siempre dicen que después de tener difference con una mujer X, lo primero que piensan es largarse ¿Por qué? Porque la mujer en cuestión no es interesante o divertida… así que antes de acostarte con alguien por primera vez, no solo te depiles, también lee un buen libro y aprende a no ser tan aprehensiva, diviértete… si no vuelve a llamarte el tipo es un imbécil.
2. No fuiste buena en la cama. Si fuiste un pescado muerto en la cama no esperes una llamada de regreso. No digo que seas una tigresa, hay cosas que hay que esperar a mostrar, tampoco queremos que el tipo o garabato con carne colgando piense que eres una porn star, pero mimosa… tampoco seas muñeca inflable.
3. El misterio. Cuando le aflojas a un hombre al poco tiempo de conocerlo, adiós al misterio… Hay historias de una sola noche, que se vuelven relaciones, eso es verdad, a mí me ha pasado, pero después vienen los celos: Si te acostaste conmigo la primera noche seguro lo has hecho con otros igual.

Pero ha esto quería llegar… si un hombre pierde el misterio, pierde las ganas.

Me explicaré mejor, los hombres son cazadores y conquistadores por naturaleza, por eso el título de la conquista… les tiene que costar trabajo tenerte, porque… como la bolsa de valores, si les das el “tesorito” luego luego, el precio del mercado cae… ya nadie va a querer invertir.

El poder de la mujer, el cáliz… se nos olvida siempre, no le damos el valor a nuestra “conchita” (Dios, me estoy volviendo una naca vulgar) pero así es.

Mimosas, así de fácil, ¿quieres salir bien con un hombre? Aguántate y no le aflojes.

Bueno, y ¿Qué tiene que ver esto con que soy adicta a las relaciones destructivas?

Porque soy una persona sumamente pasional, si alguien me gusta tengo que conquistarlo y tenerlo… soy un hombre en cuerpo de mujer… y así que tú digas que mujer más femenina, pos no.

Así que en mi caso, a mí me gusta conquistar a mis galanes, manipularlos y llevarlos a la cama… siempre pensé que así sería yo la del poder.

Y sí que lo era… peroooo, si amigas, siempre hay un pero, yo me canso muy rápido, cual hombre, se los dije y la relación se vuelve monótona, después ya no quiero ni sexo porque me aburre en exceso tener el mismo cuerpo todo el tiempo. Así que la relación se vuelve destructiva, porque lo único que queda de emocionante son las peleas.

Necesito esa adrenalina para subsistir.

Ahora que estoy soltera, he tenido tiempo para estar sola, y ver cuáles eran mis patrones, porque mis relaciones siempre terminaban igual, y me di cuenta de esto, creyendo que yo tenía el poder, era al revés… al darme luego luego, perdía yo al final.

Necesitas tiempo para conocer a una persona, para darte cuenta si es bueno, si te conviene, si tienen cosas afines, si podrían tener una relación y no solo un enculamiento.

Me cuesta trabajo, porque siempre he sido así, la conquistadora en potencia.

En estos momentos, ya me siento lista para volver al juego, no para tener una relación en serio, pero si para conocer y darme el tiempo de reconocer esto… para salir, divertirme y dejarme conquistar.

Estoy conociendo a un español, no sé qué vaya a pasar ni me interesa, salgo a cenar, a beber, a ver la tele… y sin sexo. No cederé mi poder al primer postor, ahora… dejemos que el español, cual Hernán Cortes, sea el conquistador.

Marcela 3

Apr
3

MI TETE

By mimosasparadesayunar.com  //  Notas de MimoLuz  //  3 Comments

“Que un viejo amor, ni se olvida ni se deja… que un viejo amor, de nuestra alma si se aleja, pero nunca dice adiós.”

Ana Gabriel

 

Hoy después de cuarenta y cinco años vi por primera vez mis pies…. son renegridos y más sucios que la conciencia de la mujer que me cuidaba, que mejor dicho era mi madre, una india testaruda y bronca, que solo sabía leer y escribir y que apenas teniendo yo dos años de edad corrió al que supongo era mi padre, por cusco y ojo alegre.

Esa india morena como la noche me enseño a su manera a valerme por mi misma, a darle uso a estas dos manos que dios que había dado y aprovechar estas patas que me sostienen cada día.

Como pudo me dio escuela y gracias a eso supe algo más de la vida que solo restar. A frijoles, agua, leche y pan, crío más hijos que los que Dios mismo le hizo procrear.

Me enseño a que me aviniera a lo que se tiene en el momento, pero nunca a conformarme, si no pos a querer más…

Una india, india honrada ante todo, como prueba están mis pies que una noche en el carbón prendido los hizo bailar porque fueron mis cómplices de una tarde de hambre que no pude aguantar y un pedazo de carne que me atreví a robar.

La ignorancia corroe hasta los corazones, en la pobreza no se tiene tiempo para eso, el gesto de amor que tuve de ella, fueron mis huaraches de suela de llanta que con una risa sarcástica me regaló en mi cumpleaños diciendo que me durarían hasta que tuviera 15 años  esperando que para ese entonces ya tuviera un hombre que me comprara los que seguían…

Entre botellas de vino la veía llorar, acordándose de ese viejo que nunca más la volvió a buscar y yo como india chiveada la quería abrazar, pero bien sabía que si lo hacia una bofetada me podría dar….

No digo que era siempre mala, algunos días reía como loca y me daba un golpecito en la cabeza, hasta unas noches cuando el cielo se caía se acostaba en nuestra cama, nos ponía una toalla en la cabeza y con fe rezaba a Dios para que nos librara de un rayo o una centella. Parecía de verdad que él podía escuchar solo a ella…

En sus negros ojos se veía que de chiquita a ella nadie la enseño a amar, tenía trenzas negras y enaguas largas, talón rajado por la tierra y un lunar en su boca que parecía que se pintaba. Caminaba toda alzada, los de la cuadra hasta decían que se sentía la divina garza.

Dicen y dicen bien que todo pasa… Y la india vieja se volvió niña chiveada que la veía llorar pos grande ya está.

Y aquí entre queriendo y no recordar, la veo a ella y no sé porque se me hace tan familiar con todo lo que mi reflejo a mí me da, veo mis ojos tristes también y no sé qué me da.

Un par de indias pata rajadas que solo les queda esperar que en la otra vida nuestro hombre nos venga a buscar…

Lo que me lleva a citar esta canción es mi vida de inicio a final:

“Yo nunca tuve el calor de un beso, mis pobres viejos trabajaban tanto, que nunca tuvieron tiempo para eso. Y así crecí sin ignorar el llanto. No fui a la escuela, yo aprendí de grande, para esas cosas no alcanzaba un pobre, las letras no entran cuando se tiene hambre, ni hay quien te tienda la mano si eres pobre. Por eso vuelvo a éste pueblo viejo, donde la vida me trató tan mal, ésta es mi gente que por nada dejo, aunque volviera yo a sufrir igual.”

Gerardo Reyes

 

Palabras de mi madre hacia su madre.

Luz

Apr
2

LIMPIANDO EL CLÓSET

By mimosasparadesayunar.com  //  Diarios de MimoMarce  //  1 Comment

He decidido que me voy de viaje.

Quiero renovar mi closet… y si no empezar de cero, por lo menos sí dar un cambio fuerte, de esos que notan las personas y últimamente siento más que nunca que voy en camino de uno de 360°.

Para el cuál tengo que irme y regresar, no importa el tiempo. Estoy reafirmando cosas de adulto y recuperando sueños de niñez.

Cosas que pensaba distantes y varias hasta imposibles, se están volviendo realidad, o por lo menos ya las puedo oler.

Creo que después de dar un gran tropezón, puedes levantarte y caminar sin miedo a caerte, habrá piedritas, piedrotas y muros, pero si ya tomaste la decisión nada te detendrá.

Yo me caí y antes de levantarme le di una buena mirada a mi closet, que se encontraba enfrente de mí, retándome con sus tantos recuerdos… prendas utilizadas y con olores ajenos, zapatos que me hicieron volar en ocasiones anteriores, bolsas con recaditos y sombreros que ya no usaré. Decidí deshacerme de todo. Ya no añoro épocas pasadas porque lo mejor está por venir. Es más… ya empezó.

Sólo me queda un collar de mi abuela, un vestido verde de la buena suerte y mis tacones favoritos.

Siento un hoyo en el estómago, así como cuando te escribe alguien que te gusta o tomas una decisión sin pensar, es emocionante, es lo desconocido pero lo tienes que probar.

Es inevitable que sonría. Así como boba pero entusiasta, con llamas en las entrañas.

Voy y no me tardo, voy a mirar e iniciar mi nueva colección. Ésta vez, escogeré mejor, ya sé que me gusta, que me favorece, que tal vez usaré una vez pero será inolvidable y que será mío para siempre, como una segunda piel.

Nervios que a veces traicionan, porque no hay vuelta atrás, y me acompañaran quiera o no, tendré que domarlos.

Esta noche termino de desempolvar los espacios vacíos, quedarán relucientes para las nuevas adquisiciones, estas que haré a los 25, que soñé a los 3 y quiero para mis 30. Unas que reconoceré y otras que me sorprenderán, pero quiero una en especial que se quede conmigo hasta mis 84.

Luciana

Mar
29

EL SEXO CASUAL

By mimosasparadesayunar.com  //  Diarios de MimoMarce  //  1 Comment

EL SEXO CASUAL.

Mimosas aquí reportando desde Playa del Carmen (Si, soy una bitch desgraciada), pero créanme que solo lo hago por ustedes y por nombre a la investigación de hombres. Nótese que ya no les digo garabatos con carne colgando, ya son de nuevo hombres.

No crean que se me quitó lo feminazi o que ya amo a ese género, no mimosas, no se confundan, solo que mi dolor ya cedió ¡y estoy lista para enamorarme de nuevo!

Este… no.

Ya se me pasó la etapa de la superación, ahora ando en la observación.

Cuando de repente te encuentras soltera de nuevo, te ves en un pequeño predicamento: no quieres nada formal, porque que flojera andar de novia; no estas preparada, pero tampoco quieres andar de alma en pena sola, una también necesita calor humano. ¡Qué lindas palabras!

Para eso, existen los fuckbuddies (amigos cariñosos).

El problema está, en que no podemos acostarnos con todos los hombres que queramos aunque solo necesitemos sexo en esos momentos ¿Por qué no podemos? Pues porque somos mujeres.

De que podemos, podemos. La sociedad que diga misa, si tú quieres andar de Madame Putterfly, es muy tu problema.

Dejen organizo mis ideas, el vodka con hielos ya surtió efecto.

Un hombre corta con la novia y está claro que no va a estar viendo el Diario de Bridget Jones ochenta veces… no, el Juan Tenorio irá a la caza de su nueva conquista, él no quiere otra novia, ni que estuviera mal de la cabeza, ¿otra loca? No gracias.

Así que solo ira a acostarse con la primera que le suba la autoestima.

Recuerden que los hombres no solo se acuestan con muchas por reproducción o placer; también lo hacen por ego: soy más galán dependiendo de con cuantas me acuesto. Así son de pendejos… (Me amo por feminazi, creo que voy a quedar sola por amargadota).

En fin, ese no es el punto, un hombre pirujo es un campeón, tiene más reconocimientos que una persona en sillas de ruedas en un maratón.

Pero una mujer, UNA MUJER… bueno mimosas, esa es harina de otro costal.

Si quieres andar ahí de loca vas a tener consecuencias; serás tachada de lo peor, de ardida, de coscolina, de la mil citas.

¿Por qué fui del ¨sexo débil¨ maldita sea?

Y bueno, hay mujeres que simplemente no pueden con el hecho de estar despertando con un hombre distinto cada día, es válido, porque al fin y al cabo, no somos animalitos, ¡nosotras si sentimos culeritos!

¿Cómo saber sí estamos preparadas para tener sexo casual con un tipo con el que no queremos ni querremos nada serio?

Hay diferentes tipos con los que puedes tener sexo casual después de cortar.

TU EX: ese ex con el que nomás tienes química sexual, que se llevan increíble y aun así saben que no tienen futuro ¿Por qué? Porque ya estuvieron juntos y francamente, se odian, pero el sexo…. ¡Uff! el sexo es otra cosa. El ex es buena idea para desahogarte sexualmente, solo que cuando empieces a sentir cosas viejas de nuevo, recuerda porque lo cortaste.

TU AMIGO: El típico que siempre ha estado enamorado de ti, sabes que nunca vas a andar con él, porque, bueno, ya lo hubieras hecho. Pero siempre van al cine, a comer, no es tan agraciado pero ¡Ay! Siempre te hace reír. El amigo es buena opción si le dejas las cosas claras: “ando caliente pero no quiero perder tu amistad ¿Qué opinas?”. Ningún hombre te dirá que no. ¿Cómo lo sé? Porque son hombres.

EL ETERNO FUCKBUDDIE: ese que desde que empezaste tu vida sexual, entra y sale de tu vida, no sabes como se apellida, ni en que trabaja o si tiene hermanas. Solo tienes su teléfono para ese tipo de emergencias. Nunca han intentado nada porque el fuckbuddie ni siquiera es interesante, nunca te platica nada de interés, hace su chamba y se va. Esta opción siempre es buena, porque sabes que nunca te vas a enamorar de él.

EL NUEVO: el que conoces en un bar, antro, fiesta, librería, lo que quieras. Es carne fresca para ti. Hueles el bistec asándose a lo lejos y debes tenerlo. Es el nuevo en la lista, pero sabes que mañana no te va a interesar más, porque no quieres novio, quieres sexo casual, sentirte sensual.

Advertencia: por lo regular sentimos que nos enamoramos de los nuevos, porque así somos de taradas, pero no, no te confundas. Una relación no se basa en el sexo, por lo menos no al principio, así que si te empiezas a clavar, primero piensa si estas enamorada o enculada. It´s not the same shit girl… (Que mamerta escribiendo en inglés, pero recuerden que aquí hay mucho extranjero y ando practicando, una nunca sabe ¿Qué tal que mi nuevo lo encuentro hoy?)

La carne es la carne, las mujeres también tenemos derecho de tener una vida sexual, una vida sin sentirnos mal si un hombre no nos llama al día siguiente después de tener sexo ardiente, y cuando ya estas soltera, y necesitas descargar esas energías que ni el ejercicio quita, pues a darle. Solo piensa una cosa, ¿podrás manejarlo?

Y si después del sexo casual no te llama, ¿podrás superarlo?

 

 

@marcelecuona

 

Marcela 3

Mar
28

CASCOS LIGEROS

By mimosasparadesayunar.com  //  Notas de MimoLuz  //  1 Comment

Como dice la canción:

¡El que sirve a dos amores con alguno queda mal!

No se puede querer a dos al mismo tiempo, mucho menos a tres ¿Les suena esta letanía?

Claro que si ¡POR DIOS! Es algo que profesamos fervientemente, hasta que nos sucede.

Nunca digas de esa agua no he de beber, porque luego resulta que terminas ahogándote en ella, bañándote, teniendo hijos, etc…

Aquí les van mis amores:

PANCRACIO: Si creen que los príncipes azules no existen están muuuy equivocadas… ¡SI EXISTEN!

Él lo es, el problema está… en que nunca tenemos llenadera.

Educado, chulo, dotado, siempre me da a mano al caminar, trabajador, tierno, sonrisa Colgate, me lleva el desayuno a la cama y así… una lista interminable de miel y perfección.

Tan perfecto que no creo merecerlo, me da miedo lastimarlo, porque una acepta que no es la princesita educada de los cuentos de hadas, además que siempre es necesario algo de perversión y rebeldía, y este ni siquiera me nalguea en la cama ¡Aunque me porte muuuy mal!

RUPERTO: Es un loco adorable, el desastre más lindo que he visto en mi vida, totalmente impredecible.

Baila bajo la lluvia (está bien, exageré) todos las días son una aventura nueva, es trovador de la vida, gracias a él me anime a hacerme el tatuaje que siempre quise, puedo ser yo sin miedo alguno, libre…. sin prejuicios.

Peeeerooooo, sus alas son tan grandes para estar en un solo lugar y en una sola relación, su único compromiso formal es con la vida: ¡VIVIRLA!

VERGOLIO: Aparte de que su nombre hace que vuele mi imaginación, señores y señoras: Él es un verdadero SEMENTAL, una fiera indomable, ese dolor de muelas que tanto nos duele pero nos gusta a la vez, ese hombre del mal que sabemos perfectamente que nos romperá el corazón una y otra vez.

El tipo de hombre que nos hace practicar la fe: ALGUN DÍA CAMBIARA…

Pero en realidad sabemos perfectamente que no tiene nada de lo que soñamos para nosotras en un futuro.

Evidentemente:

Número 1: Jamás andaría con un hombre que se llamara así… ¡Pobre del primogénito!

Número 2: La verdad no soy tan chingona como para andar con tres al mismo tiempo, algunos días olvido hasta mi propio nombre.

Número 3: Son babosadas eso de querer a más de uno, eso se le llama golferías y punto.

Conclusión:

Esto es solo una prueba de que soñar es bien chingon y no tiene límites.

En sueños somos y tenemos lo que queramos… Ya ustedes sabrán por cuales sueños luchar para sacarlos a la realidad.

Por favor sueñen algo más provechoso que esto mimosos y mimosas, este… solo fue para pasar el rato.

¡Mañana seré un elefante rosa!

Luz

 

Mar
26

SOY LUCIANA

By mimosasparadesayunar.com  //  Diarios de MimoMarce  //  No Comments

El qué dirán, que pensarán de nosotros si hacemos tal o decimos cual. Me caga. Es inevitable que pase por nuestras cabezas y que muchas veces influya en nuestra toma de decisiones, desde algo tan sencillo como qué ropa te pondrás hasta si aceptas un trabajo o no. Es algo con lo que he luchado desde que tengo uso de razón y con lo que sigo y seguiré peleando ya que soy parte de una sociedad. Pero ya no me enojo ni molesto, al contrario he llegado a un punto de equilibrio en el cuál puedo decir como soy y lo que me gusta, de repente se me pueden ir las cabras… soy humana, mujer y medio loca pero bueno, el caso es que ya no pienso nunca más tomar o dejar de tomar decisiones por miedo a que mi novio me corte o ya no le guste, mis papás no estén orgullosos de mi, la gente a mi alrededor me critique, mis compañeros actores piensen que soy una superficial o algunos otros una intensa y hippie o que me cuestionen al trabajar en Network Marketing sin saber siquiera qué es. Así que ahí les voy de pies a cabeza…

Me gusta estar descalza.

Soy adicta a las papitas.

Hago los ojos chiquitos porque estoy medio miope.

Utilizo muchas palabras y frases en inglés, no soy pocha pero mi mamá me habla igual desde chiquita y nomás a veces me expreso mejor así.

Amo, amo, amo bailar.

Soy hipersensible y a veces ni yo me entiendo.

Creo en la magia. Tipo me gustaría ir en Hogwarts, la escuela de Harry Potter.

Algún día me quiero rapar. De preferencia para interpretar a un personaje.

Me gusta cambiar de estilo, un día soy joven ejecutiva y en la noche soy Lana del Rey.

Hay un chingo de cosas que me dan pena y me pongo ultra roja.

Cuando alguien no me cae bien, nomás no me sale convivir.

Me he metido tachas y me la he pasado cabrón.

Soy medio ingenua e insegura a veces.

Mi cama es lo máximo, pero dormir abrazada de un hombre es lo mejor.

Tengo la nariz rota y no respiro bien del lado derecho… tal vez por eso estoy medio orate, me falta oxigenación.

Me encanta la peda, y creo que hasta disfruto estar cruda aunque sean mis peores horas.

Me gusta estar sola y abuelear en mi casa, aunque a veces las pedotas de mis amigas no lo entiendan.

Creo que todo esto es un sueño y me da pánico la muerte.

Chocolates rellenos de caramelo y un pastel de lavanda de una cafetería en Coyoacán… seguro me crecen los muslos y no me subirán los jeans pero los disfruto mamón.

Amo, amo, amo a mi papá. A toda mi familia pues, pero mi papá es mi héroe.

Me gustaría ser una sirena.

Creo en la fidelidad, el hombre ideal, y que me espera el amor a primera vista.

También creo que ahorita me toca disfrutar y también merezco una buena cogida a las 5am y no preocuparme por el después.

Por lo tanto… me gusta coger.

Soy más necia que una mula.

Me cuesta trabajo dar la razón y pedir perdón, pero he aprendido que en ocasiones hay que callarse la bocota y sólo decir perdóname de corazón.

Quiero hacer personajes de todo tipo, intensear y meterme 3 meses de ‘undercover’ a algún lugar para entender la psicología de mi personaje.

Voy a ser una empresaria exitosa, no tengo miedo de arriesgarme y hoy en día ser workaholic.

Hay días en los que me siento adoptada, mis hermanos y yo nada que ver y encima creo que soy alien porque nada más no comprendo el mundo, y en otros amo a todas las personas y siento que mi vida es un musical.

Me cuesta un chingo estar soltera y sola.

Amo estar soltera.

Por último, no soy fresa ni hipster, ni goth, ni geek, ni rara ni puta o loba, ni ninguna de esas estúpidas etiquetas que a la sociedad defeña le da por poner, soy Luciana y pal caso si me van a poner una etiqueta, digan que soy Mimosa y a mucha honra!

Luciana

Mar
25

LOS HOMBRES DE MI VIDA

By mimosasparadesayunar.com  //  Diarios de MimoMarce  //  No Comments

Estoy acostada, son mis últimos respiros.

Tengo 84 años, estoy sola aparentemente… pero los fantasmas vienen a mí. Bendito tiempo que me diste las ganas y el coraje de hacer diferentes cosas en mi vida.

El frio recorre mi cuerpo. Tiemblo, tengo sed y suspiro riéndome un poco, ¿Cómo es posible que habiendo amado a tantos hombres me encuentre sola en este momento? ¿Alguien me podría dar un poco de agua por favor?

Como quisiera ser pequeña de nuevo, que mi padre me abrazara y me dijera que todo iba a estar bien. Que me diera un poco de jarabe y me sobara mi pancita “Princesa mía, cuando te cures iremos por unas golosinas.”

Veo que alguien se acerca a lo lejos, mi padre, mi primer hombre. Recuerdo como se sentaba en la sala a contemplar el atardecer de Acapulco mientras escuchaba música clásica. Jugábamos en las tardes, ¿Te acuerdas? me enseñabas ajedrez, mientras yo fingía que me importaba, cuando solo la botana que ponías me interesaba. Mi padre, siempre alegre con ganas de comerse al mundo, nunca bajoneado, siempre entusiasmado. ¡Cuánto te quiero y extraño!

De repente, veo a ese muchacho de ojos almendrados… Mi querido Tacho, el primer amor. A pesar de los años, todavía siento la emoción. Eras tan interesante, el único con coche, popular, siempre un galán. Solo recuerdo tus pecas y ese año que, ahora a lo lejos, parece un verano. Nuestras risas mezcladas con olor a reconocernos sexualmente por primera vez. Si, fuiste el primer hombre que toque. ¿Qué habrá sido de tu vida? Siempre juré que terminaría junto a ti, amor de preparatoria… el amor infantil.

Mis ojos me están jugando una broma cruel. Entrando a mi recámara se encuentra el hombre de piel bronceada que me hacía retorcer mis caderas ¿será él?  Si, definitivamente es Michelle. Me ve con una mirada desaprobadora. Siempre odió que me hiciera la víctima. Michelle, no es broma, me estoy muriendo, se misericordioso aunque sea en estos momentos. Nadie me hizo enloquecer de pasión y placer como tú, con solo oler tu piel te tenía que tener. Tu cuerpo perfecto, tu moldeado aspecto… ¡Cuanto nos amábamos y nos odiábamos al mismo tiempo! Nadie fue más fuerte que tú, fuiste cruel ¿sabes? Pero ahora te perdono porque a pesar de todo sé que fui a la única mujer que amaste… pero tu gran problema fue que nunca pudiste domarme. Fuimos novios, pero siempre tendremos en secreto que fuimos amantes mucho tiempo ¡Como quisiera ser joven para hacerte el amor de nuevo!

Lenny asoma la cabeza para entrar al cuarto, siempre propio… mucho más grande que yo, fue mi gran guía intelectual y hasta espiritual, siempre dándome consejos, siempre haciéndome rabiar. Duró poco nuestra amistad, nunca fuimos nada más. Ahora se ríe de mí… me burlaba de el porque le decía que sería el primero en morir… y así fue, ahora viene solo su fantasma para darme una nueva lección de vida… “Disfruta este momento, es nuestro…”

Y detrás de Lenny, entra el… al que solo RRR le diré. El amor de mi vida, mi alma gemela, junto a ti estuve completa. Se sienta al lado mío y me sonríe con ternura y cariño. Su orgullo nunca lo dejó estar de nuevo conmigo. Pero lo perdono también, porque ahora esta, en el momento cuando más lo necesito, como siempre fue. Sé que fuiste feliz y tuviste hijos, pero los años que estuvimos juntos nunca los olvide ¿Recuerdas esa vez en la recámara frente a la playa cuando leíamos, tomábamos vino, reíamos y nos hacíamos amor sin medirnos? Siempre pensé que ese era el paraíso. No llores RRR, sé que fui cruel contigo, perdóname, era joven, tonta y egoísta, pero veme, en mi lecho de muerte mi corazón aun late por ti. ¿Lo sientes? Siente mi alma, estoy a punto de morir, morir junto a ti.

Los fantasmas se acercan, ahora están todos… mi padre, Tacho, Michelle, Lenny… Mi adorado RRR. ¡Que grato es saber que fui tan amada, tan deseada! Me oprime la cama, me siento ahogada.

Claro que hubo más hombres… Javier, Mr. Darcy… y unos sin nombre, pero ellos no están aquí, solo vinieron a mi funeral los más importantes, los que me amaron de verdad, a los que toque, la gente que soñé.

Mi vida llega a su fin, fantasmas no se vayan, quédense junto a mí.

RRR toma mi mano, la besa con ternura y me dedica su última lágrima. ¡Cuánto me amó! Y claro… amó a otras sin pudor, pero siempre fui yo, su único amor.

Se despiden de mí con gran honor y se retiran del cuarto, uno a uno.

Michelle y RRR se odian a muerte, pero eso ya no importa… RRR solo lo ve con despecho, me ve a lo lejos como preguntándome ¿Qué hace el aquí? No supe que decir.

Cierro los ojos, no tengo tiempo para celos. Mi calentura me está matando… y así sin más, me muero. Sin ningún enojo, feliz… feliz con mis recuerdos.

Abro los ojos, siento calor… ¿Es el infierno?

Pero no, me encuentro con RRR, leyendo un libro, riendo… estoy en el paraíso, y por fin estaremos juntos de nuevo… en el eterno.

Marcela 3

Mar
22

LAS AMIGAS

By mimosasparadesayunar.com  //  Diarios de MimoMarce  //  No Comments

Cuando una es soltera, su apoyo más grande no es la familia, bueno si, pero las que realmente te sostienen son las amigas, porque ellas empiezan a cumplir el rol del novio:

Por ejemplo, ahora con ellas vas al cine, estas echada en la cama un domingo, vas por un café, tomas en exceso, te pedorreas, ríes, lloras, te emocionas, te enojas… en fin, lo único que les falta es  tener sexo contigo para que el garabato con carne colgando sea completamente reemplazado.

Pero así como los novios piden fidelidad, amor, comprensión y una bola de cosas que nadie entiende… aquí estamos hablando de una relación entre dos mujeres. Lo importante en este caso es dejar las cosas claras desde un principio.

Las amigas son más importantes que los garabatos con carne colgando, porque al final, los garabatos vienen y van.

¿A quién no la ha traicionado una amiga? Las mujeres somos mordaces, así que cuando tengas una nueva, imprime esto y haz que lo firme al final. Un contrato por así decirlo sin la necesidad de un aval.

Responsabilidades y obligaciones si queremos ser mejores amigas:

TOMARÉ TU ROPA PRESTADA:

Todo lo que este en tu closet, no importa que caro o que elegante sea, yo seré propietaria de igual manera. Lo podré tener prestado el tiempo que yo quiera, y si lo rompo o pierdo, te lo reemplazaré por algo nuevo, pero no te enojaras porque me amas. Si no lo reemplazo, tienes derecho a hablar mal de mí durante un año con todas nuestras amistades, pero si pasa el año y no lo has superado ¡Ya estuvo bueno! ya tienes que olvidarlo. Una estipulación importante en esta parte, es que nunca usaré algo que no hayas estrenado. Tampoco soy un monstruo.

100% HONESTAS PERO CON DELICADEZA:

No debes jamás preguntarle a tu novio como te ves, pobre garabato con carne colgando, él siempre te dirá que bien porque quiere tener sexo contigo no importa que tan chubbie estés. Así que, mi responsabilidad y derecho, es siempre decirte si algo se te ve fatal, pero decirlo con delicadeza porque yo también soy muy sensible al respecto. Cuando te diga: creo que esa blusa no, porque no es tu color… en realidad querré decir: ¡No inventes! ¿Neta te mas a poner esa blusa cuando es evidente que no eres talla small? Bájale al bizcochon gordita.

Te juro que seré como la depilación: delicada, rápida y necesaria.

TE PUEDO BOTAR SIN NINGUNA RAZÓN:

Si en la noche ligamos algo alguna de las dos, la otra tendrá que retirarse sin mayor explicación. La condición de esta regla es: Si estamos en la calle, mi garabato con carne colgando y yo te dejaremos hasta la puerta de tu casa. Prometo hablar de ti de camino al hotel o a su departamento y decirle lo mucho que te amo. Porque aunque el garabato no sea importante, tu si lo eres.

CUIDARÉ DE TU HIJO SI TE MUERES:

Esto es demasiado triste, ni siquiera puedo escribir al respecto. Pero si, si te mueres, yo cuidaré de tu mocosito y siempre le contaré historias de lo maravillosa y guapa que fuiste. Aparte tendrá la ventaja de crecer con una actriz, así que lo pondré a actuar en todas las obras infantiles, estará muy ocupado. Perdón si se vuelve malhablado.

ODIARÉ Y VOLVERÉ A QUERER A GENTE POR TI:

Si odias a fulanita porque te bajo al galán, y has decidido odiarla… la odiare junto a ti. Si después la perdonas y la quieres de nuevo, aunque me cueste, la volveré a querer por ti. Nomás avísame con tiempo, porque luego puedo hablar mal de ella… Solo dime: ¡No Marce! Ya la amamos… ¡y listo! Así de fácil diré: Ok, no es una resbalosa sin corazón, ok, ok, la amamos.

SI ESTAS DEPRIMIDA, AHÍ ESTARÉ PARA TI:

Todos sabemos que las personas deprimidas son las más aburridas, lo sé porque cuando yo estoy deprimida, todo mundo me abandona, menos mis mejores amigas.

Estaré cuando cortes con el garabato con carne colgando, cuando te corran de tu trabajo y hasta cuando tengas unos malos meses al año. Lo odiaré y me cagaras seguramente, pero no te preocupes, no te abandonaré.

TENDRÉ TUS PRODUCTOS INTIMOS FEMENINOS EN MI BAÑO:

Tendré todo lo que necesites a la mano, toallitas, benzal, shampoo, condones… es más, hasta tendré unos calzones extras por si un día no traes. No sé porque no traerías pero puede pasar, porque si eres mi amiga… no eres mucho de fiar. Che loca.

TE CUIDARÉ EN LA SALUD Y ENFERMEDAD:

Prometo hacerte un té porque es lo único que se hacer. Nomás trata de no enfermarte mucho ¿sí? Me dan un poco de asquito las flemas… ¡Pero por ti lo que sea!

EL DINERO SE DIVIDIRA:

No porque sea actriz pobre tienes que andarme pagando todo. Te prometo que cuando sea famosa te llevaré de viaje y de compras, pero mientras tanto cuando cobre lo de algún llamado será para invitarte una perla negra. No siempre yo tengo que ser la princesa… ¡pos oye!

LOS EX NOVIOS, NALGAS, GARABATOS CON CARNE COLGANDO, ESTAN PROHIBIDOS:

Todo lo que haya sido babeado por ti será desechado por mí, no importa si es Brad Pitt, si fue tuyo nunca será mío. Si solo lo tuviste una noche, no importa, ese punto está más que subrayado, no tiene letras chiquitas el contrato. Una vez babeado por ti, nunca será babeado por mí. No habrá coqueteos ni insinuaciones, porque en el momento que un garabato con carne colgando sea más importante que tú, eso quiere decir que mi amistad no fue sincera, y que los puntos anteriores no tienen validez. Aquí se termina el contrato, porque, al final, la lealtad es lo más sagrado.

ESTA BIEN SI ME CREES SEGURA:

Sé que cuando te enamores de alguien te olvidaras completamente de mí. Esto me lastima, pero está bien. Solo recuerda mandarme un mensaje de vez en cuando y sobre todo si sabes que algo padre y nuevo está pasando en mi vida, aunque solo sea porque estaré en algún comercial de gonorrea, no importa… mándame mensaje, lo estaré esperando.

AHORA QUE LEISTE EL CONTRATO Y LO ACEPTASTE, FIRMA EN LA PARTE DE ABAJO.

Y ¿QUÉ ESPERAS? ¡VAMONOS! QUE EL MUNDO NO SE CONQUISTARÁ SOLO, LO CONQUISTAREMOS TU Y YO…

MI AMIGA, MI HERMANA, MI SALVACIÓN.

Marcela1

Mar
22

EL JUICIO

By mimosasparadesayunar.com  //  Notas de MimoLuz  //  1 Comment

Ya ves, a veces me canso de mí y de no tener valor para buscarte y cometer todo delito que este amor exija. “Quieta ahí, tus labios o la vida”

- Ismael Serrano

Yo aquí… Pensando un poco las cosas, separando la evidencia y revisando los hechos de lo sucedido

Es un caso complicado el tuyo: ¿culpable o inocente? no lo sé, veamos:

Lo que más me gustaba de ti era tu espalda, grande, definida y suave, pero tu cabello me distraía muy seguido moviendo mi mano hacia él y entrelazándose con mis dedos

Y tus ojos no se quedaban atrás tiraban miradas tiernas en contraste con lo que aparentabas y eso me dejaba sencillamente indefensa, pero luego, tu boca pulsaba tan fuerte con su respiración haciendo que cayera redondita a morderla y besarla hasta saciarme en ella.

¡Esas manos rasposas carajo! Me estrujaban haciéndome notar quien mandaba, aún tengo traumas placenteros que respaldan lo que digo no te atrevas a negarlo

Por más que quiera ocultar evidencia no puedo. Si, hablo de tus piernas más torneadas que las mías, capaces de sostenerme por mucho tiempo y escondiendo algo que, ¡Dios! Ahora no estoy lista para hablar de eso, pido que me disculpen por guardar silencio y dejar para mí ese bellísimo recuerdo.

Ya en confianza tengo que declarar que goce infinitas veces de esos abdominales perfectos e involucre a mi lengua en esos actos prohibidos, pido de favor que se compadezcan de ella, testifico también que fui yo quien manoseo esos glúteos suaves y tersos, desfogando mi furia en ellos en forma de araños de felina callejera.

El punto es que no puedo ocultar el cuerpo del delito y me declaro abiertamente culpable por desearlo tanto.

Dicho esto, me doy cuenta que era solo tu físico el que me gusta, no he parado de hablar de él, que otro argumento más fehaciente puedo tener…..

No he mencionado ni una sola vez el sonido de tu risa, que ahora citado recuerdo que lograba que mi día refrescara.

Ni tampoco hable de tus fascinantes pláticas sobre un mundo que yo no conozco o de tu manera tan rica de comer mucho, menos incluí en el caso, tu voz de bebe que usabas para incitarme a complacerte en lo que quisieras o tu olor.

Tus chistes que solo a mí me hacían reír, también me reserve en hablar sobre tu extraña y linda manera de cuidarme de las injusticias de la humanidad, tu manera de roncar, el sonido de tu voz, mi nombre en tu boca….

Bueno, está bien, me declaro condenada también a tu manera de ser.

E imploro un amparo a mi persona, porque viendo lo anterior declarado, me doy cuenta que en realidad te amaba de igual manera por dentro y por fuera, atreviéndome a hacer una contra demanda a tu persona POR IDIOTEZ , COBARDIA Y ENGAÑO

Y exhorto al susodicho a que se declare completamente falto de sus facultades del corazón y acepte que es un ser incapacitado para el amor e inadaptado en el mundo de la sinceridad, porque él dijo que jamás me engañaría y menciono ser una persona honesta, no lo cumplió, en pocas palabras que diga que fue un tonto por no ver que yo lo amaba por lo que es… Y no por lo que finge ser.

La condena sé que será justa porque así es usted Juez de Vida.

 

Y como bien dicen: El mundo se derrumba y nosotros nos enamoramos

- Ingrid Bergman a Humphrey Bogart
Luz

Mar
20

PIEDRITAS

By mimosasparadesayunar.com  //  Diarios de MimoMarce  //  1 Comment

Mimos@s, ésta vez decidí enlistar una serie de cosas que llamo ‘piedritas’. Son cosas que nos dan placer, emocionan y a veces dan un rush de adrenalina brutal en el momento pero pasado un cierto tiempo (depende del tamaño de la piedrita) nos damos cuenta que no nos estamos beneficiando en lo absoluto… sí tal cual como adicción. No significa que no las podamos hacer, o que estén mal, simplemente llega un punto en la vida en el cual, por inspiración divina o inyección de pequeñas dosis de madurez, te das cuenta que hay unas que puedes evitarte y otras que ya sabrás manejar mejor.

Sobra decir que me he encontrado realizando todas y cada una de las siguientes piedritas, espero no balconearme demás.

1. Ponerte un pedo de teporocho cuando tienes problemas emocionales, es decir, estás más vulnerable que de costumbre.

2. En dicho estado de ebriedad, llamar a cualquier ex novio, ex amante, ex ligue o posible ligue. En el momento te podrá parecer una excelente idea, hasta sentirás que es de vida o muerte y que DEBES llamarlo, pero no, si no lo has hecho sobria es por algo.

3. Manejar peda. Punto.

4. Dormir demás. Sí, amo mi cama y ella a mí, pero hay muchas cosas que hacer.

5. Decir cosas que no sientes realmente solo por quedar bien o parecer cool y alivianada, después no tendrás derecho a enojarte ni reclamar.

6. Hacer mezclas de sustancias ilegales, al día siguiente en verdad daba pena, no entraré en detalles.

7. Aceptar salir con alguien que realmente no te encanta… neta, neta ¿qué esperas que suceda?

8. Coger nomás porque sí. Este es un punto delicado, estoy totalmente a favor de los fuck buddies y amigos con derechos o como les quieran decir, aquí a lo que me refiero es que cuando estás un poco confundida, a las mujeres nos afecta de modo distinto les guste o no, es mejor que lo pienses dos veces, porque puedes acabar clavándote o mal entendiendo la relación. Sí sólo estas caliente y estás consciente de que es eso, disfrútalo y adelante!

9. Coger sin condón. Hay excepciones claro, no es lo mismo tu novio a el wey que acabas de conocer, pero en general es un no.

10. Salir con un tipo que ya sabes que es un patán. De nuevo…neta, neta ¿qué esperas que suceda?

11. Hablar pestes de alguien. El mundo es un pañuelo, nunca sabes quién conoce a quién. Mejor resérvate los chismes y viboreadas para tus mejores amigas y nadie más.

12. Aceptar ir a casa de alguien que te da mala espina, sabes que hay algo raro pero ahí vas, no tiene que ser nada grave pero sí por lo menos te toca un momento incómodo. A mí me inventaron una reunión… para dos.

13. Encularte con alguien que no está enculado contigo. Así sea express, pasas unos días en tortura mental.

14. Pretender cambiar a alguien. Sí, en el momento te podrás sentir la Madre Teresa de Calcuta, pero no, la gente no cambia, puede mejorar pero debe de ser por voluntad propia.

15. Mandar mensajes, whatsapps, mails o palomas mensajeras a las 7am.

16. Subirte al coche de un tipo ebrio.

17. Ser intensa en exceso. Está también es complicada, porque soy muy intensa y lo disfruto aunque a veces me haga sufrir, llorar y patalear demás… la neta creo que hasta disfruto cuando sufro, pero he aprendido que si conviene en ocasiones bajarle dos rayitas.

18. Ponerte un letrero de ‘Emocionalmente disponible’ cuando realmente no lo estás, las feromonas son engañosas, y el alcohol también.

19. Armar panchos y peleas de novela con tu wey. Te sentirás muy pasional y en escena de película en el momento, pero a la larga te acaban desgastando el triple.

20. Comprar compulsivamente. He comprado ropa que en el momento juro y perjuro que muero si no lo tengo y creo que es lo más cool del mundo. Como les explico que al estar de compras, se me acelera el corazón, sudo y pongo ojos de maníaca. Acabo usando varias cosas una sola vez y después mueren enterradas en mi closet.

21. Ésta, es la anti-piedra… creo a pesar de mis errores, piedritas y crudas que sólo se vive una vez y si algo realmente te late y sabes que sería un ´hubiera’ terrible en tu vida y que no tienes nada que perder…hazlo. Aprende a identificar tus piedritas y decide cuál te vuelves a rifar y cuál sabes que nomás no vale la pena.

Luciana

Mar
19

LA ESCRITORA.

By mimosasparadesayunar.com  //  Diarios de MimoMarce  //  3 Comments

 

Las mujeres hemos pasado años echándoles la culpa a los hombres de nuestra “desigualdad” de géneros.

¡Pobrecillos garabatos con carne colgando! (Si, sigo de feminazi). ¿Realmente tienen la culpa de todas nuestras desgracias?

Empecemos con lo básico:

¿Por qué puede haber un Papa, sacerdote, obispo, y la mujer solo puede ser monja?

¿Por qué pudimos votar las mujeres mexicanas hasta 1953? ¿Un dato curioso? ¡Las mujeres suizas votaron en 1970!

¿Por qué hay empleos en los que todavía no somos “aptas”?

El otro día en el set, me di cuenta de algo sorprendente: no hay mujeres camarógrafas, muy rara vez hay directoras y olvídense de una guionista mujer, la realidad es que hay muy pocas.

Sí, me queda claro que somos unas chillonas, y que por eso hay trabajos que no podemos tener, o creen los hombres que no somos aptas para hacer. La realidad es que apenas hace sesenta años, más o menos, en todo Latinoamérica, la mujer fue considerada cosa y no persona.

No quiero ser toda feminista odiosa, mostrando mis pechos en alguna manifestación, declarando pendejadas, pero si me puse a pensar que tanta “libertad” tenemos en realidad.

El otro día, un sujeto me mando un inbox, diciéndome que es muy afortunado al no ser mi ex novio por lo que he escrito, que debería darme vergüenza.

Me pregunté, ¿es neta?

Me enteré de las mentiras y  traiciones de mi ex novio por medio de las redes sociales, no diré que tan malo fue, pero lo fue. Me lastimó en lo más profundo de mi alma, y ahora resulta que porque tengo el valor de expresar lo que pienso y siento, ¿soy una loca?

No para ahí la cosa, el mentado Mr. Darcy me apoyaba mucho al principio con mi blog, me creía inteligente, chistosa, ingeniosa; el leyó los primeros posts, que de hecho, son los más fuertes, por así decirlo.

Con el paso del tiempo ya no se le hizo chistoso ni ingenioso, cuando su familia le preguntaba a que me dedicaba me tenía prohibido decir que tenía un blog ¡qué pena! ¿Qué tal si un familiar suyo se metía y me leía? ¿Qué pensarían de mí? Obvio, que soy una zorra, sin aspiraciones, sin vergüenza, una naca, en fin, lo peor.

Si yo escribía un post lindo dedicado a él y lo ponía en su muro, lo borraba al segundo, no era más que la actriz que hacia videos sobre sexo, hablaba de mis ex parejas y mis aventuras amorosas. Era en conclusión, una prostituta cibernética.

No sé yo, pero el hecho que el viva de junior tomando la leche que sus papás con mucho trabajo se dedicaron a ordeñar, lo hace muy afortunado. Para mi desgracia, no tengo padres ricos, para mi fortuna, tengo padres muy inteligentes, cultos, divertidos y liberales que tienen fe en mí y no sienten pena, al contrario, todos los días me felicitan por seguir mis sueños.

Le bajé de tono a mis videos, a mis posts, y estoy segura que de haberme casado con él, lo hubiera dejado por completo.

Y ahí, Marcelita grillo me habló, o a lo mejor fue el alcohol, el punto es que entendí que los hombres no nos reprimen, lo hacemos nosotras.

Me llegué a sentir muy mal por mi blog, porque al final: ¿Quién se va a querer casar con alguien que habla de sexo o de los hombres sin ningún empacho? ¿Quién va a querer que la madre de sus hijos sea alcohólica y cero anónima?

Un conocido que tengo en face puso de status:

“Me dan risa las mujeres que quieren un hombre formal, que pasan de relación en relación, de antro en antro, ¿Quién las va a tomar en serio?”

Cabe recalcar que el descerebrado es un mujeriego, alcohólico, fiestero que se mete hasta con prostitutas, ¡Pero es un partidazo! En serio, no solo él lo cree, lo cree mucha gente.

Ósea, déjame ver si entendí, un hombre feo, alcohólico, mujeriego, asqueroso, si es buen partido, pero una mujer que hace lo mismo… ¿no?

¿Cuál es la fucking diferencia?

Los dos somos seres humanos, tú tienes pene, yo vagina ¿por eso soy menos?

Las mujeres, en el caso religioso, solo podemos ser monjas por una simple razón: los hombres decidieron que éramos demasiado peligrosas, que por nuestra culpa había llegado el caos.

¿Qué mayor ejemplo que la traicionera de Eva?

Pero, ¿quién escribió la biblia en realidad? ¿Dios o los hombres con leve retraso mental?

No me quiero meter en religión, creo en Dios, en el amor y en mí a veces, pero algo es cierto; desde el principio de los tiempos nos han hecho creer que ser diferentes, mujeres con opinión, con personalidad, está mal, porque si eres una mujer así nunca te vas a casar.

No importa a que te dediques, si realmente te fijas a tu alrededor, los de poder y la mayoría, son hombres. A menos que trabajes en un prostíbulo.

No, espera, ahí hay más hombres también.

Un día mi ex me preguntó con cuantos me había acostado.

Dije el número.

Tocó su turno. Era el triple que el mío.

Indignado me preguntó si no tenía vergüenza de mi número, dije que no, le pregunté si el no sentía vergüenza del suyo. Me dijo… (¡Recuerden que triplicaba mi número eh!):

“La diferencia es que tú eres mujer y yo hombre.”

Silencio incómodo.

La diferencia (asshole) es que ya no vivo en la época victoriana, y si creo que hay hombres que no se sientan intimidados de una mujer libre: sexual, mental y laboralmente.

Hubo una escritora en el siglo XIX, francesa, que usaba de seudónimo George Sand. No sé si la conozcan, y si no… ¡háganlo! Esta mujer, con papá aristocrático… se casó, pero se divorció después para perseguir su sueño de ser escritora ¡Estamos hablando del año 1830!

Se vestía de hombre para entrar a lugares a los cuales no podía entrar como mujer. Tuvo amantes muy controversiales cuando ya estaba divorciada, como Musset, un escritor también, y el mismísimo Chopin.

Sus amigos eran el compositor Liszt, los escritores Victor Hugo y Julio Verne.

¡Imaginen! No solo ella era espectacular, se rodeaba de gente igual.

Escribió de todo, pero sus libros más controversiales y más famosos fueron los de sus amores. Fue excelente madre, nunca se separó de sus hijos y fue, sobre todo, una mujer que dejó huella y tocó a muchísimas mujeres, que en su época se sentían reprimidas, solas y confundidas.

Para ser mujeres que dejan huella se necesita valor, coraje y no tener miedo a estar solas por ser diferentes, a no tener miedo de romper esquemas, de voltear cabezas.

No aspiro a ser tan grande como mi querida George Sand, pero si hacer algo con mis posts. Si por lo menos has reído, llorado, suspirado, anhelado, recordado algo mientras me leías, mi misión será cumplida.

Y el hombre que me ame, no solo me admirará por eso, también me ayudará, sostendrá y soñará mis sueños junto a mí.

Y si no llega, siempre tendré el recuerdo que un día, en mi mayor confusión y soledad, quise convertirme en alguien diferente.

De viejita reiré que me atreví a sacar un blog y que escribía, mientras muchas mujeres lo leían.

 

“Un hombre y una mujer son hasta tal punto la misma cosa, que casi no se entiende la cantidad de distinciones y de razonamientos sutiles de los cuales se nutre la sociedad sobre este argumento.”….GEORGE SAND.

 

@marcelecuona

 

Marcela 3

Mar
15

LA FEMINAZI.

By mimosasparadesayunar.com  //  Diarios de MimoMarce  //  1 Comment

Bueno mimosas ¿Ya estuvo con los posts de sufrimiento y depresión no?

Esto, en lugar de ser Mimosas para desayunar, ya parece Mimosas en el funeral.

Después que te rompen el corazón, no queda más que pararte, dejar de compadecerte y hacer lo más sensato: ir a embriagarte con tus amigas.

No sé porque los hombres creen que cuando salimos despechadas es para acostarnos con el primer mortal. No hombres, salimos a hablar mal de ustedes y que nuestras amigas nos digan:

“Es un pendejo, ya verás que vendrá a rogarte cuando se dé cuenta que lo fue.”

Claro está, que meses después, el tipo se casó con otra y es el más feliz después de mandarte a la fregada, pero no importa, en ese momento tú se lo crees a tus amigas, porque ahora resulta que TODAS se volvieron Madame Zazu y saben tu destino a la perfección.

Hice de todo para olvidarme del susodicho:

  1. Trabajar mucho.
  2. Hacer ejercicio.
  3. Ok, el número dos es mentira.
  4. Hablar mal de él en mi blog.
  5. Pintarme exageradamente para verme bonita siempre.
  6. Irme al cine con mi mamá.
  7. Jugar domino con mi papá.
  8. Ir a que me leyeran las cartas.
  9. Llorar como loca degenerada.
  10. Y el más importante, tomarme todo el vodka en el mundo sobrante.

Yo, como sabrán, ando muy feminazi, en este momento odio todo lo que tenga un pedazo de carne colgando, así que si digo, es noche de chicas, es noche de chicas.

Vamos al antro, pedimos una botella puras ardidas viejas, y empieza la diversión; hablamos de cosas de interés común.

No, no nos juntamos a hablar de Álgebra, ni de que Enrique Peña Nieto ya hizo otra idiotez, ni que si el Papa se llama Panchito, ni hablamos de que Elba Esther Gordillo es una descarada, fea, millonaria que todas quisiéramos su closet aunque sea en la cárcel… ¡No! Hablamos de una sola fucking cosa… Los ches hombres.

Y da lo mismo si eres actriz, empleada del Costco, publicista, ama de casa, prostituta, maestra, jubilada, da igual, solo nos juntamos a hablar de ese animal en particular ( lo siento hombres, les dije que ando de feminazi).

Pero perdón, ¡No somos tan superficiales eh!

Hay diferentes categorías:

  1. Hablamos del novio.
  2. Hablamos del ex novio.
  3. Hablamos del fuck buddie.
  4. Hablamos del ex, ex, ex novio.
  5. Hablamos del amor de nuestra vida.
  6. Hablamos del hombre que quisiéramos tener.
  7. Hablamos del hombre de otra vieja que nos tiró la onda o que quisiéramos tener.

¡Pff! Superficiales mis calzones. Somos profundas y no mamadas.

El caso es que yo estaba lista para salir de antro y hablar de todas las categorías. Conclusión, iba en pronta recuperación.

Llamé a mis amigas y les dije:

-          Hoy salimos de antro cabronas.

Cuidadito la que me dijera que no podía por trabajo, compromisos familiares, enfermedades o cualquier cosa que no tuviera relevancia como las que acabo de mencionar, porque usaba la frase que no quería usar, pero que era mi as bajo la manga:

-          ¿Te tengo que recordar que mi wey me mintió y engaño? Te necesito ojete, sé amiga.

Mujeres: Solo pueden usar esta frase los dos primeros meses, al año les van a colgar sus amigas.

Ya en el antro, sintiéndome más chingona que bonita, pido la botella para toda mi raza, me siento a fumar un cigarro, y solo espero a la primera víctima; a la amiga ingenua que se sienta junto a mí, para hablarle, ¿de qué creen? De hombres obviamente, categoría número dos específicamente.

Y así se van rolando mis pobres amigas, escuchando una y otra vez la historia que se saben de memoria. Solo atinan a decirme:

“Es un pendejo, ya verás que vendrá a rogarte cuando se dé cuenta que lo fue.”

Bien, justo lo que quería escuchar, mis amigas no solo son Madame Zazu, a mis ojos deberían tener maestría en psicología, son unas fregonas ¿Qué les puedo yo decir?

En eso, un garabato con carne colgando (recuerden, feminazi…) se me acerca con la peor frase:

-          Oye, hola ¿Cómo estás? Te quería pedir un favor…

No lo dejé terminar. No sabe con quién se metió este pobre infeliz, ¿Qué cree? ¿Qué voy a ponerme a platicar? Pobre diablo.

-          Mira, ahórrate tu choro, no me interesa conocer güeyes, acabo de cortar, estoy en tiempo de luto, todos ustedes son un asco, haz el favor de retirarte.

Me vio un segundo extrañado y me contestó.

-          No. Te quería pedir de favor que si me podías presentar a tu amiga de negro que está sentada ¿Cómo se llama? Me encantó.

Sin comentarios. Los presenté y la maldita me abandonó.

Una menos. Ni quien la necesite, tengo más…

Pero al pasar la noche, una por una se fueron desapareciendo, y acabé sola hablando con el mesero ¿De qué creen? De hombres obviamente, categoría dos específicamente.

Le tuve que dejar buena propina. Se la ganó.

Regresé a mi casa, sola y más deprimida, pero este proceso de recuperación me está gustando. Me reencontré con un amigo muy olvidado, que por andar con el novio lo tenía en un rincón, sin hacerle mucho caso, empolvado…

Pero ahora se, que aunque mi hombre me falle y mis amigas locas desmadrosas me dejen a mi suerte, él nunca me dejará.

Gracias Vodka, hemos retomado nuestra amistad.

 

@marcelecuona

 

Marcela 2

Mar
14

TÚ Y YO

By mimosasparadesayunar.com  //  Notas de MimoLuz  //  3 Comments

“LA FIDELIDAD DE MUCHOS HOMBRES SE BASA EN LA PEREZA, LA FIDELIDAD DE MUCHAS MUJERES EN LA COSTUMBRE “ 

Y POR MIEDO A LA SOLEDAD ¿QUÉ HACEMOS?

Comencemos con lo básico, a mi me gusta el blanco y a ti el negro, me gusta caminar descalza y tu tienes mas zapatos que todas mi amigas juntas, amo comer en la cama y tu también, pero no que yo lo haga.

Me gusta compartir nuestras cosas y tú nunca quieres prestarme tus calcetas…

Te gusta la carne y yo prefiero la pasta, amo la playa y tú la sierra, me gusta verte hasta cuando comes y tu solo me ves cuando me quito la ropa, nunca te delato cuando se te escapa un gas  y tú me ridiculizas cuando te comienzo a besar protegiéndote  de no entrar al baño después de mí.

Yo amo a todos los animales y tu solo tendrías uno si se pudiera comer después de un tiempo, a mi encanta bañarme acompañada y tu huyes por el otro lado de la cortina cuando ves mi pie entrar al agua, yo soy sencilla y tu extravagante.

A mi me gusta platicarte de mis días y tu hay días que ni platicas.

Bueno, hasta en las cosas involuntarias somos diferentes, a mi huele mi cabeza si no me la lavo a diario y a ti los pies si no los ventilas, me muerdo las uñas de las manos y tu hueles tus dedos (pensándolo bien eso es muy raro), tu roncas como oso y yo babeo.

Me gusta cuando caminamos y me agarras de la mano, pero tu solo lo haces por compromiso prefieres ponerlas en tus bolsas, si yo pudiera te presumiría  como mi novio en Primero Noticias y tu no me presentas ni a tu familia, lo mío es tuyo y lo tuyo….. No se donde está.

Yo no se si estemos juntos para siempre pero por ahora lo veo así y tu estando conmigo te ves sin mi, a mi me gusta de vez en cuando una cervecita  y tu lo mas fuerte que tomas podría ser una Mirinda, me arreglo para ti y tu aun no estrenas el suéter que te di la navidad pasada…

¿Nunca han estado con alguien sabiendo que no es para ustedes?

Dicen que no hay que buscar la media naranja si no tu medio limón o pera hasta plátano, algo distinto para complementarse, pero que en esencia sean iguales “frutas”, tu y yo somos como un durazno y un zapato

Nosotros esperamos cosas distintas de la vida, las cosas importantes para mi son insignificantes para ti.

Por alguna razón estamos juntos y no hablo de un mes o un año si no ya bastante tiempo, esas carentes similitudes que tenemos nos han hecho pasar momentos lindos también 

Pero será que solo nos han hecho conformistas, esperar mientras llega la persona indicada… ¿POR QUE NO ESPERAR SOLO?

¿Por qué nos aferramos a algo y alguien que sabemos que no es para nosotros?

¿Será que somos amantes solitarios y el miedo a la soledad es lo que nos une?

¿O que los cobardes se hacen compañía inventando sus propias batallas para huir de la búsqueda del amor verdadero?

Yo conozco amigas y amigos que han estado igual que yo o que tu…. Hasta que uno de los dos abandona al otro sin ninguna razón que no supiera ya.

Cuando me llegue ese día, porque también se sabe en el fondo cual de los dos será el dejado o el que deja…

Yo me quedaré con esta frase:

 

“Nos hicieron creer que cada uno de nosotros es la mitad de una naranja, y que la vida solo tiene sentido cuando encontramos la otra mitad.

No nos contaron que ya nacemos enteros, que nadie en nuestra vida merece en las espaldas la responsabilidad de completar lo que nos falta” JOHN LENNON - 

Luz

Mar
12

LA PINOCHA

By mimosasparadesayunar.com  //  Diarios de MimoMarce  //  No Comments

Sonará trilladísimo pero ¿qué tan conveniente es decir mentiras? No las voy a negar, eso sería absurdo y pues…mentira tonta además.

Forman parte de nuestra vida diaria y esencia, la neta hasta nos las decimos a nosotros mismos a veces para seguir adelante o no sentirnos tan mal.

Pero ¿cómo podemos distinguir cuales se valen? o hasta qué punto llegar sin volvernos mitómanos y que ya de plano que hasta te creas tus cuentos.

Con miedo a balconearme durísimo he de confesar que si me he echado mis buenas mentiras y a veces hasta he abusado, mi mamá y mi hermana hasta se burlan de mí que luego me acabo metiendo en enredos peores por no haber dicho la verdad.

Desde chiquita creo que ya traía el colmillo mentiroso, me acuerdo una vez que estaba en primaria y la maestra se había equivocado con una tarea y nos había reprobado a todo el salón, yo llegué super enojada a contarle a mi mamá y ella me dijo que ¿porque no habíamos reclamado nada?

Al día siguiente saliendo de clases llego super orgullosa a contarle a mi mamá que todo el salón le había reclamado a la maestra y que yo en especial había expresado mi enojo y mis compañeritos me habían apoyado y bueno triunfo total sobre el mal y la autoridad escolar… mi mamá estaba muy orgullosa de mí.

Pero yo no contaba con la comunicación inter-mamás y pues escena siguiente mi mamá se entera de que no había sucedido nada y al recogerme de la escuela me pregunta muy tranquila que ¿Por qué le había mentido? ¿Por qué me había inventado toda una historia que no era cierta? Hoyo en el estómago y a mis tiernos 6 años ya estaba experimentando algo muy cercano a la decepción amorosa.

Me sentía tan mal de haberle fallado en cierto modo a alguien que lo es todo para mí y prometí no volverlo a hacer. Además cabe recalcar que mi mamá ODIA (así con letras mayúsculas de no hay manera de que no lo sepas) las mentiras, para ella son la peor traición, engaño, bueno es lo peor que le puedes hacer.

En fin, ella fue buena onda conmigo y quiso detenerme fallidamente, porque no muy lejos llegó mi pubertad y con ella mis ganas de hacer cosas que mis papás no me iban a dejar, de decir que estaba bien cuando en realidad no y querer quedar bien con los demás… y por consecuencia más mentiras.

Las primeras… cachadas obvio, fueron igual de horribles para mí en sensación y prometía no volver a hacerlo. Una vez por haberme salido de la escuela sin permiso y haberle inventado que nos recogería la mamá de una amiga y estaríamos con ella cuando en realidad queríamos irnos al cine solas pero todavía no nos dejaban (sí tampoco soy la historia de ‘Thirteen’ eran medio tetas mis escapadas a veces).

O como una vez que dije que iba a un Starbucks con unos amigos y en el momento en el que me dejaron, me subí a un coche con un tipo con el que disque salía, para irnos a un departamento con otros dos amigos y otra chavita a chupar.

Además yo andaba en época de ‘nadiemeentiende’ y me daba por tomar pastillas, me robaba Tafil y otras monadas de mi casa y de la enfermería de la escuela (sí ahora sí parezco de ‘Thirteen’) entonces, mezcla de pastillas, alcohol y sabe que más me dejaron tumbada en el piso del departamento…30 llamadas perdidas en mi celular, nadie sabía dónde estaba y ya era la 1 de la mañana, que Starbucks ni que Starbucks. Me llevaron a mi casa y no les cuento como me fue…  lo peor de todo es que no me bastó y seguí con mi jueguito.

Terminó en que obviamente mis papás me cacharan todo, la verdad se me pone la piel chinita de recordar el día que mi papá me dijo que encontró en su cajón de medicinas la caja nueva de Tafil vacía (yo la había pegado cuidadosamente con kola loka y dejado el blíster vacío adentro) subió a mi cuarto, porque yo había salido a caminar, y agarraron mi bolsa para encontrar un pastillerito de gatitos lleno de ansiolíticos y antidepresivos químicos y hasta naturales me metía.

Cuando regresé… ahora sí ardió Troya, porque yo había prometido que ya me portaba bien y que no me metía nada, que ya había tirado todas mis pastillas… en fin, no quiero narrarles una historia de ‘Intervención’, sólo es que mis mentiras fueron creciendo al grado que mis papás ya no me creían nada, así como ‘Pedro y el lobo’ ya no me creían por más que fuera verdad.

Superé esa etapa y pues aprendí mucho, más enfocado al tema también aprendí que a veces una mentirita para zafarte de un plan al cuál no quieres ir no tiene nada de malo, pero a veces es mejor también decir la neta y ahorrarte problemas.

Como hace unos meses, por evitar ver a un tipo, le inventé que me iba a Oaxaca un día antes del que realmente me iba y todo ese día estuve de paranoica de no encontrármelo en la calle, cuando me llamó me hice como que no tenía señal y al día siguiente en el aeropuerto (porque él  también viajaba y se iba a Guadalajara) parecía yo asaltante con una sudadera, gorrito y lentes de sol…que oso, hasta mi hermana me decía que no fuera ridícula, que eso me pasaba por mentirosa. Y sí, ni me lo encontré ni sucedió nada, pero mis horas de paranoica y angustia nadie me las quita.

Me evitan en ocasiones rollos de flojera con mis papás, amigos y conocidos, o hasta me hacen obtener una chamba resaltando una cualidad no trabajada en mi currículum, sí las mentiras nos pueden hacer el paro, pero hay que saber medirlas y que JAMÁS se vuelvan un hábito ni una defensa o comodín para no decir lo que realmente pensamos o sentimos, porque puedes acabar perdiendo más que evitando.

Luciana

Mar
11

HOY ME QUISE SUICIDAR

By mimosasparadesayunar.com  //  Diarios de MimoMarce  //  2 Comments

Hoy  me quise suicidar. No tarde mucho en llegar a la decisión. El COMO era la cuestión.

 Desperté con un vacío inmenso. De repente te das cuenta que la has cajeteado demasiado y las consecuencias ya te alcanzaron. Eso me paso hoy. Simplemente pasó.

 ¿Por qué hacerme wey más tiempo? Mi carrera no va a ningún lado, cada vez me traiciona más gente, no tengo un clavo, cada día engordo mas, me arrugo mas… en fin… no me gusta mi vida ni vivirla ¿por qué tendría que dar más explicaciones?

 Con una carta diciendo: No más…. y con eso les debe de bastar.

 ¿Estaré loca? Puede ser… alguien una vez me dijo que me faltaba litio en el cerebro.

 Obviamente esa persona no me quería mucho… o puede que si… el punto es que tiene razón. No sé qué chingados sea litio… pero suena como que es muy importante y si me falta pues a lo mejor por eso me quiero suicidar.

 Para suicidarte tienes que tener huevos… o estar ebrio… porque cuando pensé en una forma en la que m podría matar, sin quedar fea o pendeja, pues las opciones se redujeron un poco.

 No crean que soy banal… es porque toda mi vida he cometido muchas locuras y tonterías, y por lo menos mi muerte la quiero elegante, de perdida q mi papá este orgulloso de mi el día de mi muerte.

 Decidí pastillas. No tenía pastillas más que de emergencia, esta era una emergencia pero no una de esas…

Entre sigilosa y delicada cual gacela al cuarto de mi mama. Mi madre, siendo tan hipocondriaca seguro tenía muchísimas.

Pues bueno… yo creo que ni entre sigilosa ni delicada y menos como gacela porque mi madre abrió los ojos justo cuando tome el maletín de medicinas.

Me pregunto que llevaba ahí.

Le dije q tenia gripa

La tuve encima de mi todo el día dándome jarabe para la tos… y una cosa era segura… esa cochinada no m iba a matar.

 Tuve otra idea. No comeré en días… eso seguro me mata… y además flaca. Dos pájaros d un tiro…

No llegué ni al almuerzo… y no solo eso… me tragué 3 quesadillas con doble queso.

 Ok… no podía fracasar también en esto. Tenía que lograrlo.

 Ya sé lo que van a pensar.  Eres más fracasada porque te quieres suicidar. Siempre te dicen que la vida vale la pena.

Discúlpenme pero yo he visto gente q solo viene a ser abono pa la tierra.

 Y si… suena feo… pero ¿no es mejor retirarse con gracia antes de súper cagarla?

 Filósofos dedicaron su vida entera a descifrar el sentido de la vida ¿Lo lograron? Noooooo… Eso lo descubres hasta que estiras la pata.

 ¿Y si nomas no soy feliz? Si realmente no hay vida en el más allá y esto se acaba cuando se acaba… osease cuando te petateas pues ahí murió el misterio… y pues bendito Dios ya ni me fui ni al limbo ni al infierno.

Pero si hay mas… si acaso hay mas… pues ¿quién mejor que yo para explorar? prefiero explorar por allá que quedarme acá.

 No ha habido evolución en el ser humano. Ok… ya tenemos Iphones… uuuu… tenemos Facebook, uuuuuuyyyy… tenemos blackberrys, uuuuuuuuuuuuuuuuuuyyyyy…. Pero seguimos siendo los mismo pendejos desde el principio de los tiempos, ignorantes, sanguinarios y falsos.

 No me pienso quedar a descubrir el hilo negro.

 La tercera y última opción del día de hoy fue colgarme. Lo intente con el tubo de la regadera del baño. Claro está, que el tubo no aguanto mi peso. Rompí la taza y ahora estoy castigada toda una semana.

 Pero esta lucha no ha terminado aquí. Porque mañana será otro hermoso día y mientras los imbéciles siguen tratando de entender el significado de su vida, yo encontraré formas de quitarme la mía.

(NOTA: Este post es 100% ficción, las mimosas no fomentamos el suicidio, y si lo quieres hacer por tener harta depresión… ahógate, en alcohol, preferentemente con vodka.)

Marcela 3

Mar
8

SOY MUJER (ADIOS A MR. DARCY)

By mimosasparadesayunar.com  //  Diarios de MimoMarce  //  6 Comments

Si, el título suena a la leona dormida… pero hoy, en el día de la mujer, se me hizo muy propio.

Tengo una confesión que hacerles mimosas. Soy un fraude.

No sé nada de hombres, mi disque Mr. Darcy salió más bien Mr. Patán… me mintió, se acostó con otra y ahora me dijo que se dio cuenta que ama a su ex novia, que es el amor de su vida y que luchará por ella.

¿Qué hacer cuando la persona que amas te llena de detalles tan hermosos como esos? La persona con la que pensé que estaría toda mi vida, con la que me iba a ir a vivir, con la que busque departamentos…

Pues nada, se siente como una patada en la panza, una decepción y una tristeza absoluta. He dicho frases tan absurdas como:

Ya no tengo lágrimas de tanto llorar.

Me duele el corazón.

¡Qué tonta fui! ¿Cómo no lo vi venir?

Porque claro, aquí en mi blog hablando que había encontrado a Mr. Perfecto, que me lo merecía después de la relación tan fea que había tenido… ¡y todo era mentira! Y todavía ayer, después de confesarme lo de la ex novia, se atreve a decirme que no soy una buena persona.

¡Pff! Después de apoyarlo, ayudarlo, aconsejarlo, apapacharlo, aguantarlo, escucharlo, llorarle… en fin, creo que sí, no solo soy mala persona, al parecer, soy hasta pendeja.

¿Qué hace que me atraigan tipos así? Ese patrón que no me deja de seguir…

Y entonces, fue cuando me di cuenta. Él puede ser mitómano, mujeriego, ojete… pero aquí la única culpable soy yo, por no creer en mis instintos, no hacer caso a los focos rojos y sobre todo, por amar a alguien más que a mí, yo le di el poder de tratarme como quisiera, el no valorarme a mí misma hizo que el pensara que soy poca cosa.

¿Es amor o soy masoquista?

(Cabe recalcar que cortó con su ex porque ella le puso el cuerno y al mes anduvo con otro, así que en efecto, creo… sin temor a equivocarme, que son almas gemelas.)

Cuando me dio la noticia de su reciente amor por su ex, no me quedó más remedio que decirle que la buscara, porque ella esta pronta a casarse, le dije que luchara por ella así como yo luche por él, en mi caso, perdí claro está.

Bueno, perdí y no… lo perdí a él, pero gané la satisfacción de quitarme a un mentiroso de encima, toda nuestra relación fue una mentira, me uso para tratar de olvidarla, me lleno de detalles y palabras falsas.

Se le olvidaron nuestras caricias, las noches que pasamos juntos, nuestra canción que siempre cantábamos a todo pulmón, cuando íbamos al teatro y me decía que nunca había sentido por nadie lo que conmigo, se le olvido cuando veíamos en la tele nuestro programa favorito, como nos conocimos, como nos enamoramos, nuestros viajes, como me enseño a manejar, mi piel, mis besos, como me alaciaba en su baño, nuestras peleas, platicas, mis lágrimas, olvido como nos reíamos, nuestras noches maratónicas jugando cartas, simplemente me olvido sin darme luto, duelo, despedida, nada.

Nuestra historia y nuestros recuerdos no existen en su memoria.

Y no lo odio, que Dios lo bendiga, pero ya me harté de ser la víctima. Ni una sola lágrima más por un hombre que me trato como si no hubiéramos existido, como si no hubiéramos prácticamente vivido juntos ¿Qué se merece un hombre así?

Claro, castración… por supuesto que deseo que todo se le regrese y le dé gangrena en el pene.

Pero un muy buen amigo me dijo hoy:

“Deja los rencores, deséale lo mejor y tú para adelante, no hay mayor satisfacción que avanzar… y después, te rías cuando veas atrás.”

Así es, le deseo lo mejor, ojala este con ella de nuevo, (que ante sus ojos es la mejor mujer para el) le deseo paz y que deje de mentir y de usar a las mujeres como objetos sexuales, porque un hombre que necesita de muchas para sentirse más hombre, no es más que el más inseguro de los mortales.

No hablaré de sus complejos ni traumas, esto no es para destrozarlo, es para decirme a mí misma: Gracias.

Una de mis mejores amigas me dijo el otro día ¿Cuántas veces te has dado las gracias? ¿Cuándo le has dado las gracias a Marce?

Nunca.

Así, que hoy, con este post me doy las gracias.

Gracias Marce por creer en el amor una vez más, expusiste tu corazón y lo destrozaron, pero no te preocupes, tu corazón te ama y siempre latirá por ti.

Gracias por dejar rencores, por ser bondadosa y haberle dado tu tiempo y espacio a una persona, veras que un día volverás a amar.

Gracias Marce por ser fuerte, decidida, por no agachar la cabeza, por enfrentar esto con dignidad. No fue tu culpa, así tenía que ser, veras que vendrá algo extraordinario la siguiente vez.

Gracias Marce, por estar rodeada de gente que te ama, te apoya, te ilumina… rodéate siempre de personas así de lindas, veras que si siempre te rodeas de gente así, un día tú lo serás también.

Gracias Marce por las lágrimas derramadas, por entender que cada lagrimita es un sueño roto, pero un día cesaran y tu rostro estará lleno de felicidad.

Gracias por entregarte, por amar, por entender, por ponerte en sus zapatos, por ser humana, por ser mujer.

Gracias Marce por ser tú, con esa cara, cuerpo, alma, por ser sincera, honesta, molesta, egoísta, soberbia, grosera… porque a pesar de tus errores, y por ellos, has podido crecer.

Gracias Mimosa Marce por escucharme, alentarme, soportarme. Gracias por levantarte, porque la caída fue grande y se requiere valor y coraje.

Porque las mujeres somos especiales, me rehusó a pensar que no somos iguales, no vengo de una costilla… yo fui hecha del mismo barro que los hombres, soy grande.

Y este post es mi homenaje, por ser mujer… a veces pendeja cuando me enamoro, cabrona cuando me desilusiono, porque soy feliz con unos nuevos zapatos, porque mi cuerpo puede dar vida, porque lloro con una buena película, porque trato de ser femenina, porque soy celosa posesiva, porque me da miedo la soledad, porque por ser vieja chupo gratis en los antros, porque con ser coqueta me salgo con la mía, porque el maquillaje cubre mis heridas, porque odio mi celulitis, porque me cagan mis estrías, porque estoy llorando mientras escribo esto, porque me se cualquier canción de Luis Miguel, o aunque sea la melodía, porque rompieron mi mayor ilusión, porque amo a mis amigas, porque me cagan las mujeres que están buenotas sin hacer ejercicio, porque me peso diario en la báscula, porque puedo tomar cafés interminables con mis padres sin cansarme, porque a veces creo que no podré con este dolor, con esta presión en mi corazón…

Todo esto me hace mujer.

¿Y saben?

Se, por ser mujer, que todo estará bien.

Marcela 3

Mar
6

MITOS DE LOS HOMBRES

By mimosasparadesayunar.com  //  Diarios de MimoMarce  //  No Comments

Mónica Escobedo, Luciana Villegas, Luz Casillas y Jennifer Luquin nos hablan de “Mitos de los Hombres”.

Mar
5

GRACIAS

By mimosasparadesayunar.com  //  Diarios de MimoMarce  //  No Comments

Tengo un alma gemela flotando en el espacio.

Que por un momento nos juntó la vida y después decidió separar. Así como se separan tantas personas a diario, coincides por momentos, y llega el instante en el que giras en otra dirección y no puedes parar.

No me queda más que decir gracias porque, de nunca haberlo conocido a por lo menos haber coincidido por cinco minutos, prefiero los cinco minutos sin dudarlo jamás.

Minutos que fueron años y al recordar lo fugaz y su final, son como milésimas de segundos.

Una maravilla de persona a la cuál le agradezco y recuerdo aún más. La vida le tiene preparado lo mejor y sólo lo mejor.

Saber de su bienestar es motivo de felicidad, aún en los días grises, prefiero agarrarte de motor a que de ancla, porque así siempre fue.

Mientras, en mi cuarto quedan recuerdos, fragmentos de una vida y memorias eternas.

Es algo con lo que amanezco y duermo, aunque a veces se me olvide. Creo que trato de omitir la complicidad ya no tangible pero sí existente.

Más de diez mil palabras escritas para él y sólo estas serán vistas… las otras, ya no hay necesidad.

Mejor amigo, amante, socio y compañero, dedicarte sólo unas lágrimas sería burdo, mejor te dedico mi trabajo, mi entusiasmo y mi amor. Porque cuando reconoces a un alma gemela, pase lo que pase, ya no hay vuelta atrás, se hace un acuerdo que supera tiempo y espacio… una especie de abrazo insuperable.

Tengo una lista mental interminable de las cosas que me recuerdan a ti, que en momentos son tan lejanas y a veces están más presentes que nunca.

Nunca veré a un zombie con los mismos ojos, a una pastor belga más tierna, cocinar y querer tener un día en la vida de Adam Richman, decir ‘You made me happier than I´ve ever been’, miedos idénticos, ‘The Adjustment Bureau’, unos pants grises y una familia fenomenal.

Pero sé que algún día estaré en Chicago y estaré con una sonrisa, al igual que tú, porque nosotros llegamos mucho más lejos.

Así no nos volvamos a ver, sé que te conocí, me conociste y fuimos algo una vez en una vida y ya por eso puedo dar gracias, gracias a ti y a quién nos haya hecho coincidir.

Luciana

Mar
4

EL ESPEJO

By mimosasparadesayunar.com  //  Diarios de MimoMarce  //  1 Comment

Un minuto de silencio al amor que murió

Fragilidad al instante

El mundo ha perdido su color

La gente dejó de ser amable

Ya nadie ayuda en las calles

Todos se enfrascan en su dolor.

Me veo en el espejo

¿Se quién soy?

Espejito, espejito…

Dime si algún día entenderé a donde voy.

Viento material

La vida es superficial

¿Quién decide que está bien y que está mal?

Duele ser mujer

Y duele ser humano también

Pero uno se aferra

Sin saber con quién cuenta

Esperando ser un alma completa

La ciudad callada

Espera tu respuesta

Hacer cosas buenas

Para recibir después que mueras

Una eterna recompensa

Espejo, dime…

¿Me veo cómo suena?

Quisiera ser eterna

Soñar con todas mis fuerzas

¿Dios existe?

Dímelo sin pena

Quiero que mi interior se vea

Que como las estrellas

Un día resplandezca

Encontrar esa paz

Y siendo sincera

Quiero encontrar la manera

De no buscar en otros

Mi ente en pena

Espejo…

¿Todo se regresa?

Me veo en tu reflejo

La luna bella

Eso veo

Pero cuando cierro los ojos

Me desconcentro

Me muero de miedo

No sé si existo

O si peco de soberbia

Lo que es una realidad

Es que la vida frágil se me va

En pequeñas mentiras

Disfrazadas de verdad

Todos con mascaras

Creyendo que somos alguien más

Suponiendo que somos mejores

Porque nos vemos más finos que los demás

Espejo… ser inmortal

¿Cuándo los humanos dejamos de ver más allá?

Algún día, en otro año, en otra época

Alguien se verá en ti

Y se preguntará lo mismo

Ansiando la respuesta

De este dolor infinito

Tan terrenal

Espejo, Dios… ser inmortal

Marcela

¿Estas lista para escuchar?

La piel, es el caparazón

El dinero el manto

La sociedad es tan solo un acto

De este gran teatro montado

Y a pesar de las luces

Del show

Y del espectáculo

Tierno como el sol

Que nos da calor

No hay mayor verdad

La belleza esta

En el interior.

Marcela 3

Mar
1

LA SOLEDAD DE MARCELA

By mimosasparadesayunar.com  //  Diarios de MimoMarce  //  3 Comments

Tengo la dulce sensación de soledad.

A mi lado se encuentran mis libros, mi pluma, mis recuerdos y nada más.

He tratado de encontrar la respuesta de mi vida.

Las personas que han entrado y dejado huella… y las personas que simplemente se van.

¿Qué hay detrás?

La vida es una, lo hemos escuchado millones de veces, entonces ¿Por qué es tan difícil dejar atrás y volver a empezar?

AMOR… palabra de cuatro letras que todos quieren alcanzar, que pasas una vida buscando para por lo menos saborear.

¿Es real?

Pasas de relación en relación, tratando de encontrar a esa persona especial, a ese alguien que con solo pensarlo te haga suspirar.

¿Qué pasa si lo encuentras y se te va?

Las mujeres queremos a ese príncipe, alguien que nos abra la puerta, nos tome en serio, vea más allá que los demás… pero a la vez queremos independencia, 100% feministas, queremos mucha libertad.

¿Qué queda después?

Llorar. Que se te seque el ama.

Recoger tus resentimientos y sueños rotos, tener el coraje de sobreponerte, enfrentarte cara a cara con la verdad.

Tengo hambre, tengo sueño, tengo ganas de mirar dentro y preguntarme:

¿Y Marce donde esta?

¿Qué hay de mi risa, mis planes, de mis viajes, de todo lo que quise para mí?

No me permito sonreír.

Tengo el pecho lleno de emociones… tengo mucho miedo a mi futuro y sobre todo, de volver a amar.

Quiero tocar tu mano, que me abraces, recargarme en tus ilusiones y fracasos… quiero volar.

Pero ahora que no estas, es momento de triunfar.

Que en un futuro me veas y te llenes de orgullo con solo mirar… que soy una gran mujer, humana, que día a día cometo errores, que no me rindo, que de tanto tocar puertas tengo rotos mis nudillos…

Pero de pie.

Las balas solo magullaron mi piel.

¿Qué más queda por realizar?

Amarme, amarme loca y apasionadamente, lamer mis heridas y ponerme de nuevo en la trinchera con los demás.

Vuelve, vuelve… te llama mi inconsciente.

No, ya no más… mi corazón latente.

La soledad toca a mi puerta, sonrió melancólica.

Esta vez no tengo miedo…

Qué lindo será, hacer mis sueños realidad.

Marcela 3

Feb
28

¿MOVIMIENTO MATA TAMAÑO?

By mimosasparadesayunar.com  //  Notas de MimoLuz  //  1 Comment

Dicen por ahí: Evidentemente, el tamaño importa.

Pero no siempre un gran tamaño es suficiente para dar la talla.

Una vez estando con un ligue, de la nada soltó este comentario: “A mí me cagan las viejas que dicen que necesitan de un ver….on para gozar o excitarse. Pobrecitas, ya me imagino como han de estar de guangas, si supieran que no es necesario tenerla grande para hacerlas gozar…”

Número uno:

¿Quién carajos te dijo que es de buen gusto que opines sobre lo que a nosotras nos resulta o no más sabroso?

Número dos:

¿Por qué te llevas entre las patas a las mujeres ofendiéndolas por tu miseria?

Número tres y más importante:

¡¿POR QUE TE PROYECTAS?!

Claramente tome mi bolsa, mi calentura y salí corriendo de ahí…

Este tema es como hablar de política o religión… lo sé, nunca nos pondremos de acuerdo, así que lo que yo diga en este post será basado en los comentarios escuchados en mi círculo social y en mi investigación de campo, entrevistas, encuestas, estadísticas que lleve a cabo con mis amigas, conocidas y por supuesto en mi poca experiencia sexual… jajajaja.

Seamos sinceras mujeres, les pondré un ejemplo:

Imaginen que están en la selva, solas, mojadas, sucias y temblorosas. De pronto, ven algo en los matorrales… se acercan y es un gusano. Este es chiquito y flaquito, que las mira fijamente como diciendo ¡cómeme! ¿Qué harían?

Ahora imaginen que se empiezan a mover los matorrales, se acercan pensando que será otro gusanillo. Abren los matorrales y ven un tremendo VIBORON… ¡largo y grueso que las mira fijamente diciendo te voy a despedazar! ¿Qué harían?

Según mis encuestas, el gusano les despierta asco y lo matarían.

La víbora les causaría asombro, las haría temblar más, sudar, gritar, y las dejaría paralizadas.

¿TE SUENAN FAMILIAR ESTAS REACCIONES EN TU VIDA SEXUAL?

¡Claro que sí! ¡Es obvio que el tamaño importa!!! ¿Quién quiere un gusano en lugar de un viboron? No estoy diciendo una anaconda, boa o  pitón, ¡Noooo! Un coralillo, una ratonera, algo simplemente normal de buen tamaño y grosor.

Esta padre hombres que no fueron bien dotados, que se refugien en el pretexto de que lo que importa es como te mueves, ¿QUÉ MAS LES QUEDA? ¡Chiquito y troncos dense un tiro!

También estoy de acuerdo que no solo el tamaño hace la tarea, de igual manera de nada te sirve tener un buen falo si solo lo metes y lo sacas, como tu dedo tocando un timbre, ¡Si ya lo tienes aprende a usarlo carajo!

Las sexólogas afirman y afirman bien: “Toda la sensibilidad femenina tiene que ver con el clítoris.”

Es verdad, pero para dejarme tocar el clítoris quiero ver algo que me emocione y caliente, así como dicen que el amor entra por el estómago, la excitación entra por los ojos, después viene el manoseo y el buen movimiento.

Una vez un chavo se tomó el descaro de batear a una amiga guapísima, después por confabulación del destino, se toparon en una peda y gracias a un juego de verdad o reto, ella pudo ver la miseria que poseía este tipejo que la desprecio.

Número uno:

Entendió su miedo de conocer chavas.

Número dos:

Dio gracias al destino de no haber tenido que ver esa cosita en un momento más íntimo o comprometedor, porque si no, ella lo hubiera bateado a el…

Así que por lo menos, en mi grupo de amigas, cuando les preguntan ¿el tamaño importa?

Contestan: Aun estoy en duda… ¡NO SE SI GRANDE O GIGANTE!

Pero recuerden ustedes los desprotegidos, que siempre hay un roto para un descosido, y que también tengo que aceptar que es una cuestión de gusto particular y estímulo psíquico o fantasía.

MIENTRAS DIRE CON ORGULLO… ¡ARRIBA LAS COMELONAS!

Luz

Feb
27

MIMOSAS PARA 2

By mimosasparadesayunar.com  //  MimoCanal (YouTube)  //  No Comments

Marcela Lecuona y Mónica Escobedo (Conductora de los 40 Principales), nos hablan de “Mimosas para 2″.

QUE HAGO AQUI

Feb
26

PSEUDOANOREXIA

By mimosasparadesayunar.com  //  Diarios de MimoMarce  //  No Comments

Sí me encanta el ‘pseudo’ porque me ha permitido experimentar varios problemas y patologías a lo largo de mi vida sin tocar fondo realmente, no significa que por eso no las haya sufrido, he sufrido y gravemente pero sólo por momentos, malas rachas por así decirlo.

Hace poco recordando mis años mozos, bueno, aún sigo en la flor de la juventud, pero cuando era todavía máaaas joven y estaba todavía máaaaas confundida con la vida, resulta que tuve problemas con cómo me veía, mi peso y mi bienestar.

Tenía como trece años y me encontraba en ese momento incómodo en el que no sabes que eres, ni eres niña ni eres adolescente o mujer hecha y derecha (bien lo cantó Britney alguna vez)….exactamente, eres una puberta insoportable y gruñona.

Pero gruñes porque ni tú entiendes qué onda contigo ni con el mundo,  sientes que todo está en tu contra y no le ves fin a este malestar.

 Agregándole conflicto al asunto, te rodean los medios y sociedad con imágenes que te hacen creer que siempre debes de estar perfecta, flaca, hermosa y feliz.
Créanme, no digo que no lo seamos pero no que se vuelva obsesión ni causa de sufrimiento y en algunos casos hasta de enfermedad.  No me sentía ni con la estatura adecuada ni con el cuerpo ni peso adecuados.
Empecé creyendo que era mejor comer menos y más saludable, mi lunch consistía en tres galletas verdes (eran de algas y no sé qué cuanta cosa que las hacían disque nutritivas y poco sabrosas), una porción de zanahorias ralladas y una botellita de agua. Mi lista de alimentos (los tenía anotados en una lista pegada en el refri) eran: avena, lechuga, pasas, arroz, sushi y barritas.
Y pues realmente no era comer más saludable, era una mamada!

Porque no era una dieta balanceada ni ninguna nutrióloga me la hizo, yo me la inventé porque mi única preocupación  era que no quería consumir calorías ni grasas ni cosas que me fueran a engordar. Nunca estuve gordita ni pasada de peso, pero en lo que mi cuerpo se desarrollaba y acomodaba, yo sentía que tenía muslos gigantes, lonjita molesta y no me sentía bien. Podía gruñir y cantar mi estómago del hambre pero yo no comía nada más porque me parecía que me vería mal, como cerda tragando, y cuando llegaba a ceder a algún impulso o antojo pasaba horas torturándome mentalmente de porque lo había hecho, que débil era.
Me daba asco.
Nunca llegué a vomitar ni a estar en peligro por tener un peso demasiado bajo, pero puedo entender a las chavas que llegan a esos extremos. Al verte en el espejo ves lo que quieres ver, en verdad llegas a distorsionar tu imagen y si piensas que estás gorda, con cuerpo feo, cero agraciada, lo que sea, así te verás.

Pasó el tiempo y me di cuenta que no me sentía contenta ni sana, creo que hasta había empeorado mi humor pubescente.

Un día a la hora de la comida, una amiga me invitó a que probara unos tacos de arroz con mole que hacía una señora y que estaban buenísimos, un poco insegura pero accedí y bueno… una mordida y sentí la gloria. La vida me había regresado al cuerpo.
No es como que por eso ya fuera feliz para siempre, no, no me salvaron unos tacos de mole!! Y tampoco es como que ahora me dedicara a degustar cuanto antojo y garnacha me pusieran enfrente sin importar las calorías y demás, pero ridículamente o no, entendí que no me tenía que limitar sino más bien CUIDAR.
Que no tiene nada de malo ni desagradable (en verdad yo lo veía así, que comer algo que no se viera bonito me haría desagradable) comer de todo y que la respuesta para tener un buen cuerpo es primero aceptar tu cuerpo como es, no pretender tener uno que no tienes, no todas seremos altas, ni chichonas, ni nalgonas ni extremadamente flacas, ni caderonas o robustas o lo que sea, es tu cuerpo y sea cual sea tu complexión lo mejor es sacarle su máximo y pues en segundo lugar sería comer balanceado y hacer ejercicio, puede que no te encante o a lo mejor sí, pero seguro que si lo tratas bien y le das lo mejor, te sentirás mejor.

No me niego antojos jamás, habrá afortunadas que disfruten muchísimo comer ensalada y ni les cruce por la mente comerse una bolsa de papitas, pero como yo, habrá también las antojadizas que sí necesitamos del apapacho ocasional y disfrute que representa la comida. No en vano es un placer, pero como todo placer hay que moderarlo.  A veces se me pasa la mano, pero trato de complementarlo con cosas sanas y que pues si en algún momento tengo unos kilitos demás tampoco es el fin del mundo, mientras yo me sienta bien sabré cuales son mis límites y cuando rechazar ese último pedacito de chocolate y así mi cama sea la más rica del mundo también salir a correr una hora será delicioso al final.

Luciana

Feb
25

LA FAMA

By mimosasparadesayunar.com  //  Diarios de MimoMarce  //  1 Comment

Todo mundo sabe que si “la haces” como actriz, vienen muchas cosas… como la fama.

Yo estoy lista y preparada para esto. Llevo mucho tiempo comportándome como Lindsay Lohan o como mi adorada Britney… pero Dios no le da alas a los alacranes, así que no me dio fama cuando estaba en esos andares.

Mis años de fiesta extrema han llegado a su fin (dije de EXTREMA) así que ahora ya puedo ser famosa.

Dios, si lees mi blog y en particular este post, quiero que sepas que estoy lista para aceptar esa responsabilidad.

Y no crean que quiero ser famosa por ego o por vanidad, sino porque quiere decir que mi trabajo y esfuerzos son reconocidos… ¡que mis lágrimas y sudor han dado frutos!

¡Nahhh! Si es vanidad…

Pero el otro día pensando por qué todo actor sueña con el momento en el que los paparazzis lo sigan y lo acosen sin parar, por qué queremos dar autógrafos y tomarnos fotos con desconocidos… me di cuenta que no se está usando correctamente la fama, que los actores no están poniendo bien sus prioridades.

Es por eso, que antes que me llegue la añorada fama he decidido poner una lista del porque quiero ser famosa, para cuando me llegue, haga las cosas correctamente. Puede que a ustedes no les importe en lo más mínimo, que digan que este post es una tontería, pero mimosas, el que no decreta no fomenta.

Por ejemplo, a una de las mimosas (No diré nombres como siempre porque ya he recibido amenazas de demandas) se le ocurrió decretar a principio de año que en estos 365 días conocería el amor de su vida y se casaría ¿Cómo lo decretó? Puso en una cartulina recortes de revistas donde salían parejas besándose, bebes, corazones, dinero… en fin, todo lo que quería, y lo pegó en la parte de atrás de su puerta.

Una noche llegó con su hombre (con el que había salido seis meses sin éxito de formalizar) y lo metió a su cuarto olvidando por completo la cartulina.

Cuando se estaba poniendo sexy en el baño para el susodicho, recordó la cartulina y corrió a quitarla, pero ya era tarde, el hombre estaba viendo horrorizado los recortes de bebes y bodas.

Una pensaría que esto lo espantaría, pues no… el hombre a los dos días le llegó.

Esta historia tiene dos significados, el primero es que mi amiga tiene problemas mentales severos y el segundo es que si decretas, con el corazón y con recortes, las cosas suceden.

Así que aquí está mi lista del porque quiero ser famosa:

1. CHAVITAS IMITANDO MI LOOK.

Desde mi ropa, estilo de vida, mis frases… ¡TODO! No hay límites con el Marcela´s style. Como estoy casi pelona por tanto que me plancho el pelo… ¡Que la calvicie se ponga de moda! ¡Ingue se madre! ¿Quién quiere el pelo como Jennifer Aniston? ¿Para qué gastar tanto? Se calva y serás fabulosa.

2. SENTIR QUE CURE EL SIDA.

No sé porque los famosos se sienten salvadores de la humanidad. Pero así me quiero sentir… merecedora del Premio Nobel aunque mi único mérito sea hacer una escena en 48 tomas. Quiero adoptar niños indígenas (porque no me iré hasta África a adoptar) y crear una fundación como ACAPULCO LIBRE DE DELINCUENCIA (porque soy acapulqueña claro está.) Quiero ganarme el cielo por ser famosa y ya.

3. TENER MUCHOS AMANTES Y QUE NO ME LLAMEN ZORRA.

Las actrices siempre tienen problemas amorosos, y las famosas más porque sus parejas no pueden lidiar con eso, así que andan con muchos y siempre salen sus amoríos en las revistas. Pero no son consideradas zorras, son rompecorazones y siempre venden la exclusiva de sus múltiples bodas. Quiero ser la JLO mexicana, andar con mi asistente, casarme con mi representante y tener un amorío con un actor importante, ¡Mejor aún! que me hagan un nombre raro… como WillyMarce (tipo Benifer) solo que este será con William Levy, una tiene que ser realista manitas.

4. MEDIO DE TRANSPORTE.

No se manejar, a mis 28 años me da pánico tomar un volante. Como mortal, me hace ver estúpida, pero si soy famosa y tengo chofer me veré nice. Así que mi pobre madre ya no tendrá que hacer esta sucia labor. Lo hará alguno de mis fans… y aparte no le tendré que pagar.

5. LA IMITACION ES IGUAL A ADMIRAR.

Quiero ser imitada en algún programa de comedia, como LA PARODIA, que mi persona sea taaaan importante que me imiten en todos lados. Que usen todo mi ser en personajes importantes de programas de los domingos en el Canal de las estrellas y que siempre digan: aplicaste la Marcela… algo como Ninel Conde, pero no aspiro a ser más tonta que mi contrincante, ella se ha ganado, claramente, su lugar.

6. DINERO FACIL.

Que me paguen por cualquier presentación, pero sobre todo que me paguen por ir al antro. Una cosa es que me inviten todo los gerentes y otra que me paguen por hacer osos, porque hasta ahorita se los he dado totalmente gratis, pero cuando sea famosa ¡Se acabó! O me pagan o no me voy a andar cayendo de a grapa. Esto también incluye comerciales de marcas de cosméticos, como Avon… creo que Channel está ocupado por otra actriz, así que me iré a la segura.

7. ADIOS A LAS FILAS.

Ya no quiero hacer fila ni en el banco, ni en mi compañía telefónica ni en las tortillas. Que en cuanto me vea la gente me pasen a la línea VIP y que aparte tenga cortesías y descuentos. Esto también aplica en Six Flags… no quiero hacer nunca más fila de dos horas para el Superman.

8. DE EXTRA A EXTRAORDINARIA.

Para tratar mal a los extras, maquillistas y peinadoras. Ahorita, en el comienzo de mi carrera soy árbol número 453. Por ejemplo, ahorita estoy en el reparto de “Durmiendo con mi jefe” de Jorge Ortiz de Pinedo… pero no pretendan verme si parpadean durante el programa porque soy la oficinista que se ve al fondo tomando un refresco. Esto no me molesta, pero las maquillistas a veces no me quieren arreglar porque soy EXTRA… yo creía al principio que se referían a que soy EXTRAordinariamente bella… pero no, por mi rango menor estas me desprecian y hay algunos “famosos” que nos ven como si fuéramos solo un pedazo de carne, sin oficio más que el de hacer bulto. Pero esto no nos desanima, al contrario, me inspira porque cuando yo sea famosa, estos actores serán viejos y feos… todo es cuestión del tiempo.

9. LENTES DE SOL.

Estoy más arrugada que una pasa… así que ahora que sea famosa esto ya no será un problema, usaré lentes de sol todo el tiempo, día y noche… en la playa y en el antro… nadie notará mi edad pues nunca me quitare los enormes lentes de mi cara, no se preocupen, no me veré naca porque serán de marca,

10. CIRUGIAS PLASTICAS.

Seré perfecta gracias a la fuente de juventud de las estrellas, las cirugías, ¡benditas sean! Me iré a algún hospital de Malibú y regresaré a México renovada pero nadie sabrá que me hice… solo que me veo más guapa que nunca. Jamás haré lo que hizo Eiza González… creer que estaba en la película La Máscara… ¡Por Dios!

11. LA MAS IMPORTANTE…

Andaré con Luis Miguel. Punto final.

Sea como sea, ser famosa me ayudará a hacer cosas importantes como salvar Acapulco y tener muchos amantes, pero sobre todo le enseñara a la gente que no creyó en mí y que me trato mal, que los sueños si se hacen realidad.

 

Marcela1

Feb
21

POR QUE NUNCA ES TARDE

By mimosasparadesayunar.com  //  Notas de MimoLuz  //  5 Comments

Lo que soñé y pedí desde niña tardó en llegar pero ahora lo tengo conmigo, nunca pierdan la fe…

Como te ves me vi y como me veo te verás… recuerdo esta frase que me decía me abuela cuando de niña, me gustaba agarrar su manos y sentir su piel delgada y arrugada  entre mis dedos.

El tiempo paso, y ahora… me toca hacer por alguien más lo que otras personas hicieron por mi cuando era bebe.

Nunca me imaginé dándote de comer en la boca  y ver tu carita siempre pulcra manchada de comida, ni llevarte a la cama y que al recostarte pudiera ver que sientes miedo de dormir y no despertar.

¿Sabes que enternece el corazón? Cuando sonríes francamente y me dejas ver los espacios vacíos donde alguna vez hubo dientes.

Cuando finges que puedes caminar solo y tropiezas… me preocupa que alguna vez hagas eso cuando yo no este y te quiebres, pero cuando no eres terco y te apoyas en mi mano, me dejas ver lo mucho que me necesitas y siento que me quieres.

Me encanta que me dejes jugar con la piel de tus manos como lo hacía mi abuela.

Recuerdo de pequeña una vez que me aferre a ir a correr contigo, y como era de esperarse de una niña de seis años, jamás pude seguir tu paso. Entonces… me quede a jugar en la tierra mientras te veía correr, y sin darme cuenta las hormigas me picaron, me aguante el dolor hasta que pasaste por mi lado.

Para no molestarte y como premio creo yo, me abrazaste y me llevaste preocupado a casa, a los brazos de mi mama, porque no sabías que hacer.

Yo no dejaré que las hormigas, ni mosquitos, ni nada te lastime, pienso alentar mi paso para esperarte en tu andar y para que no te sientas sin compañía, para que nunca te pongas a jugar tu solo.

No sé qué tan rápido pasara el tiempo, pero aun no me veo como tu abuelita o la mía… y  tú ya te ves una vez más como yo me vi tiempo atrás, esa parte de la frase nunca la escuche mencionar por alguien.

Tal vez porque a los viejitos les da pena verse al espejo y recordar lo quienes fueron.

Quien iba a pensar que aquel hombre fuerte y alto algún día los años lo iban a encorvar, que las botas vaqueras se iban a quedar atrás y tenis cómodos se le vería andar, que tu pelo negro ni rastro iba a dejar y tu corazón de piedra el remordimiento iba a ablandar y que ha mis 24 años mi primer te quiero me ibas a regalar.

Así es cuando veo tus ojos tristes no dejo de pensar en todo lo que puede una niña esperar de su papa, no te preocupes… porque también puedo ver en todo lo que un papá puede esperar de sus hijos cuando el tiempo los convierte en niños viejos y aunque en mi caso mi mama fue mama y papa, ella me enseño muy bien a perdonar.

Y puedo sentir que quisieras decirme muchas cosas sobre lo que fuiste, pero haces bien en callar, porque el tiempo no se puede volver a atrás, lo que importa es lo que el día de hoy estas dispuesto a dar.

Yo daré todo lo que yo de niña recibí por mi mama y veras que feliz te hace el poder amar a los demás, haré que pases una vejez igual a mi feliz niñez.

Hasta el día de hoy entiendo que los tiempos de dios son perfectos y si para mi este es el momento en el que la vida me deja tener en verdad a mi papa. Lo disfrutare como si tuviera seis años, porque me queda claro que el tiempo pasa volando y el día de mañana puedo verme como el hombre que estoy cuidando…

“Jamás un hombre es demasiado viejo para recomenzar su vida y no hemos de buscar que lo que fue le impida ser lo que es o lo que será.” Miguel de Unamuno

Luz

Feb
20

LA RED DEL TRUENE

By mimosasparadesayunar.com  //  MimoCanal (YouTube)  //  No Comments

Mónica Escobedo (Conductora de los 40 Principales), nos habla de “La Red del Truene”.

Monica

Feb
19

NO LO VUELVO A HACER

By mimosasparadesayunar.com  //  Diarios de MimoMarce  //  No Comments

¿Cuántas veces nos hemos dicho esto? Y en infinidad de ocasiones, momentos, errores, etc. Que no vuelves a hacer eso que te trajo consecuencias no deseadas. Va desde salirte vestida como si anduvieras en la playa cuando ya viste que anda haciendo un frío del demonio y andas haciendo el ridículo titiritando todo el camino de regreso a casa, ponerse hasta las chanclas para despertar con una cruda que te hace sentir un roce muy cercano con la muerte, o relacionarte con gente que sabes que nomás no te conviene. Éste último punto es el que más dolores de cabeza me ha causado, sí más que mis múltiples crudas, y nada más no veo cuando aprenderé. Claro que no soy la misma de hace unos 5 años, he aprendido de mis errores y he mejorado ciertas cosas, pero sigo metiéndome a la cueva del lobo bastante seguido, y lo peor de todo es que ya la identifico perfecto, sé cuándo estoy metiendo mi patita donde no debo pero hay una cierta calidez en esa cueva, que me sigue atrayendo. Empiezo a platicar con alguien nuevo, un desconocido y algo sucede, como si un imán interno me jalara a buscar más, sucede cuando veo un destello de dificultad, imposibilidad, complicación…en otras palabras: sufrimiento a la larga. Haz de cuenta que nos fascinara lo prohibido, lo que nos quitará horas de sueño y tranquilidad, y creo que hay muchas cosas positivas que también tienen éstas cualidades, seguir un sueño o trabajar por lo que quieres, seguro costará trabajo y algunos corajes pero es diferente, sabes que habrá una luz al final de camino. En cambio, en la cueva del lobo sabes que jamás verás la luz, tal vez te dejas engañar un rato por una fogata atractiva pero no será para siempre. Desde el principio sabes que el tipo no será ningún príncipe azul, es más es lo opuesto: el anti-príncipe, pero ahí estás esperando la llamada o mensaje para volverlo a ver y cuando lo vuelves a ver todos sus posibles defectos desaparecen por arte de la ceguedad amorosa y empiezas el círculo vicioso. Después de unos días juras que no lo volverás a ver porque ‘no te hace bien’ y además no llegará a ningún lado, hasta borras el contacto del celular para evitar errores en la peda o en esos domingos solitarios, pero al primer whatsapp (y obvio ubicas el número) te haces la difícil y te tardas en contestar pero no duras más de una hora y ahí estás tan casual y cool como nunca preguntándole que ¿cómo está? y hasta pones más ‘jajajaja’´s de los necesarios a sus comentarios porque quieres verte feliz y despreocupada, peor aun cuando ahora él se tarda en contestarte y empiezas a dudar de tu decisión, de haberte esperado a contestar, te maldices y no paras de checar el celular y lo que escribiste. En otra visita a ese oscuro lugar, me encontraba un poco peda y alegre y me dejé llevar por la emoción del momento prometiendo cosas que al día siguiente me hacían enterrarme en las cobijas para no salir jamás, invitando a un desconocido total a mi casa y a comer al día siguiente para que conociera a mis papás y es más hasta le dije que mi papá le caería de perlas y hasta le daría consejos sobre la vida….aghhhhh que oso me doy! No lo vuelvo a hacer jamás!!! No dejar de tomar… sino controlarme….como si eso fuera posible, no? También me ha sucedido el caso opuesto al anti-príncipe, pero tampoco es como que sea el príncipe azul, sino una especie de clon (se parece, pero sólo en la forma) que llega con todas las buenas intenciones pero no hay esa chispa, ésa chispa que sólo se da con el príncipe ( con el anti-príncipe es una ilusión de chispa, no se dejen engañar!) y en vez de ser súper sincera contigo y con él, le sigues el jueguito nomás por no dejar y porque ‘quién sabe que pueda suceder’ y acabas metiéndote en situaciones de lo más incomodas, yendo a planes que ni se te antojan al cien, dando explicaciones demás y de nuevo te repites a ti misma: ¡No lo vuelvo a hacer!

Ir a un lugar que sabes que no debes, tomarte ese décimo shot, responder ese mensaje a las 8.40am, salir 5 minutos más tarde de tu casa, comerte esa tercera porción de chilaquiles, llamar aunque sabes que no responderán, no haberme llevado una chamarra, haberme desvelado cuando al día siguiente tenía llamado a las 8am y así una lista interminable a mis 25 años. No se trata de hacer lo correcto, es parte del aprendizaje, te equivocas y te levantas, es más se vale que te caigas varias veces y hasta en el mismo lugar, pero cuándo ya hasta dejaste marca en el piso creo que es señal de que algo no anda nada bien y te andas lastimando a lo pendejo, disculpen mi francés. Últimamente me he tropezado con piedras viejas pero con apariencia distinta y entrado a esa cueva familiar, creyendo que será distinto ya que ahora soy más madura y lo sabré controlar y manejar de otra manera.  Hasta he experimentado un deja-vú extraño como de ‘es lo mismo pero no es lo mismo’ y ahora  me doy cuenta que a veces me he caído por costumbre, por seguir un patrón y pues ya es tiempo de cometer nuevos errores, de que mi próximo ‘No lo vuelvo a hacer’ sea en serio y no se lo lleve el viento, y entendiendo que el lobo sigue siendo el lobo y el príncipe azul… espero que siga siendo el príncipe azul una vez que lo encuentre.

Luciana

Feb
18

LOS 90´S

By mimosasparadesayunar.com  //  Diarios de MimoMarce  //  4 Comments

Siento algo raro por las quinceañeras hoy en día, todo el tiempo con sus Iphones (porque al parecer ya soy la única mortal que usa BlackBerry) sin interactuar con los humanos.

Mi adolescencia fue muy diferente. Me la vivía en depresión con ganas de suicidarme, gracias a la influencia de Marilyn Manson, pero con ganas de vivir porque me gustaban todos los de prepa que ni notaban mi existencia.

En todos mis cuadernos de secundaria leerás la misma leyenda:

DANIEL ARVIZU Y MARCELA LECUONA.

Con millones de corazoncitos y sumando todas las vocales y consonantes para ver si éramos el uno para el otro. (Cabe mencionar que ahora Daniel está casado y es padre de familia, creo que nunca nos dimos ni un beso… pero ¡Ah! ¡Como lo amaba!)

Hoy quise hablar de los noventas, específicamente mi adolescencia, solo por una razón. El otro día me dijeron que estaría increíble que hubiera una mimosa quinceañera, una mimosa pinky.

Lo pensé por un momento.

Si, si esa adolescente tuviera inocencia estaría padrísimo, el problema es que, ahora, estas niñas están mucho más avanzadas que yo.

Yo, a esa tierna edad apenas había dado mi primer beso. Mi padre me había prohibido tener novio hasta los quince, pero no era necesaria esa restricción, no tenía el mas mínimo pegue en mi secundaria.

Mis chinos me tenían traumada (sí, soy más china que una africana ¡Benditas planchas!) así que me los relamía lo más que podía. Me vestía toda de negro y me ponía lipstick de color morado oscuro… no por hacer algún tipo de declaración con mi vestimenta, simplemente porque me creía muy cool.

Que por cierto, decir cool en esa época si era cool.

MTV si pasaba videos, videos muy fregones de hecho… esto fue antes de los reality shows  y que ser adolescente preñada fuera lo más interesante del mundo.

A mi generación nos tocó una época sin celulares, sin redes sociales… y ¡Siiiii! Aunque ahora sea impensable, éramos felices sin eso. Las formas de ligar eran más interesantes y los noviazgos más duraderos.

Si le gustabas a alguien, le dabas el teléfono de tu casa… no había más.

Una vez, conseguí el teléfono de un niño que me encantaba. Con mi mejor amiga a un lado, se nos hizo súper divertido marcarle y colgar… (Ese era el stalkeamiento de los 90’s, como no podías ver sus fotos en face, lo más sensato era marcar, oír su voz y colgar) pero no contábamos que mi amor platónico contara con lo más sofisticado en comunicación: teléfono con identificador de llamadas.

Me regreso la llamada y me dijo ¿Marcela?

Oso… en nuestra generación si hacíamos osos.

Como un día, viendo a mi vecino de 17 años (muy grande para mí en aquellos entonces) el pasando en su coche manejando y yo caminando por la banqueta, muy entrada viendo su parecido a cierto Backstreet boy, me estampe con un cable de luz haciéndome caer. Si, era torpe distraída desde aquellos días.

Ahora, ¿Qué osos pueden cometer nuestros adolescentes? Ponen unas fotos en sus face que… van más allá de mi imaginación, ponen que mueren de amor por cualquier Justin Bieber, y si… no hago menos su amor, porque yo lo pase por Robert Smith, el cantante de The Cure, pero… ¡Por favor! ¡Estas niñas ya entregan su virginidad al primer postor!

¡Que padre era vivir sin celulares en los 90´s!

Te sabias el teléfono de tu mejor amiga de memoria, de tu abuelita, de tu familia, de tu vecina… éramos chicos listos.

Si alguien te iba a invitar a salir, tenía que pedirte el teléfono de tu casa, anotarlo en una hoja o en su mano… ¡Si mimocitas! ¡En una hojaaaa!

Y entonces, comenzaba lo más emocionante de la adolescencia noventera, esperar que el tipo te hablara mientras oías a Fey y jugabas con tu dona de pelo que usabas como pulsera en tu muñeca.

Porque, los más “evolucionados” teléfonos tenían llamada en espera… pero no, no en mí casa. En mi humilde jaula, solo habían dos teléfonos, uno, en el cuarto de mi papá, que era impensable usar y otro en la sala… así que, cuando un tipo por fin me pedía mi teléfono, esperaba toda la tarde en la sala, y cuando por fin sonaba, tenía que susurrar mi platica porque tenía a los castrosos de mis hermanos jodiendo todo el tiempo diciendo:

“Apúrate, tengo que hablarle a Juanito para que me diga que hay de tarea.”

Juanito mis calzones. Había esperado toda la tarde mi llamada para que a los cinco minutos estos jodones quisieran hablarle a su mentado Juanito. No es que yo tuviera la plática más madura, todos los adolescentes calientes solo hablábamos de una cosa…

-          Este… ¿qué te pareció la clase de biología?

-          Mmm… súper difícil, no sé si me vaya a ir a extraordinario. (Mentira, eras una chingona en biología, pero no se lo ibas a decir, no estaba cool que tu ligue pensara que eras una teta o algo.)

-          Ah… ¡que padre! (¿Qué padre? Le acabas de decir que vas a ir a extraordinario.) Oye, ¿Qué te parece si este fin salimos?

Pero nuestras salidas eran las más inocentes y estúpidas del mundo. Dábamos vueltas en la plaza de moda y hacíamos, eso… dar vuelta como idiotas. Si bien te iba, te invitaba al cine, a ver a Julia Roberts o a Meg Ryan en “Un ángel enamorado.”

Que por cierto, casi me da un infarto cuando una adolescente, hija de una amiga, no sabía que había una película llamada así. No sabía que Meg Ryan murió andando en bici justo cuando Nicolas Cage acababa de convertirse en mortal por ella mientras sonaban los Goo goo dolls.

Me dijo: “¿Qué es esa cursilería de mierda?” mientras veía su Iphone.

No sabía si escupirle en el ojo, patearla o abofetearla.

Le mande un inbox por face… “Estas muy mal mi chava”.

Solo así, y solo así… puedes hablar con las pubertitas hoy en día.

No es que las odie ni nada por el estilo… me dan un poco de pena de hecho, porque, aunque tienen juventud divina, no tienen inocencia noventera, no saben aprenderse coreografías de Britney Spears, ni van a tardeadas… y si lo hacen, ya es con alcohol y tachas.

¿Qué afán de vivir tan de prisa? Siento que los noventas pasaron tan lentos y ahora todo es en chinga.

Por ejemplo, antes moría alguien famoso y pasaban meses hablando de ellos… tipo Selena, la princesa Diana o la madre Teresa. Sus muertes eran noticias durante meses. Ahora, se muere Jenny Rivera, hablan de ella unos días y a lo que sigue… ¿Quién se acuerda de esas cosas? Ya vemos tanto en las redes sociales que no nos sorprende ni la muerte de alguien.

Ahora, se pueden ver sus últimas palabras en twitter, sus últimas imágenes en face… ahora ya somos más morbosos, pero no nos atrae la noticia demasiado… solo unos minutos y te pones a stalkear a tu wey en face… eso es más interesante.

Antes, un niño te llegaba si le gustabas, no se andaba con rodeos ni jaladas. No era importante poner “en una relación” en ningún lado… le dedicabas la canción I DON´T WANT TO MISS A THING de Aerosmith y el trato estaba cerrado. Era tu novio e iba a tu casa y convivía con tu familia… como siempre decía mi padre, una llamada nunca sustituye una visita.

Las quinceañeras tienen que aprender un poco de nosotras, de las vividas mimosas…

Esta chido dar tu primer beso a los quince, perder tu virginidad a los veintes, no ser tan abierta, no mostrar en face tus mini tetas…

Las mimocitas deberían aprender a ser noventeras, a vivir su inocencia.

¡Que vivan los 90’s!

Marcela 3