¿Por qué la gente no puede pedir perdón y ya? Es lo único que se necesita la mayoría de las veces. Un perdón sincero y sin la doble intención de tratar de justificar el error. Me parece que no tener la humildad de pedir perdón sin justificarse es uno de los actos más arrogantes y narcisistas que existen. Y desgraciadamente, todos lo hacemos.

Creo que a veces no soportamos la idea de haber fallado o que en la mente del otro exista una idea sobre nosotros mismos que no nos gusta, sea acertada o no, y por eso sentimos la necesidad de compartir tantito la culpa de nuestra propia equivocación para no tener que cargar con ella nosotros solos. El clásico sí.. Perdón.. Yo la cagué pero tú me hiciste “esto”.

Creo que todo lo anterior se vuelve aún más difícil cuando el problema es con alguien que amas, porque por un lado quieres que todo esté bien, y eso tal vez implicaría pedir una disculpa y conciliar, pero al mismo tiempo el pedir perdón reafirma el punto de que la cagaste en algo, entonces eso te hace menos perfecto. Qué desmadre, y siempre en la mitad de ese tipo de discusiones hay un momento en el que se podrían hacer las paces, pero ¡Puta madre! Cómo cuesta trabajo saber que la otra persona sigue pensando que eres tantito imbécil.

No ser perfecto es algo que duele inevitablemente, tener fallas nos vuelve más vulnerables y aumenta las probabilidades de rechazo en cierto modo. Hay veces que no poder pedir perdón se puede traducir como un “necesito ser perfecto para ti”. Nos han enseñado; la sociedad, la familia… que hay que trabajar muy duro en no ser quien somos, es decir, cambiar todos nuestros defectos. Lo único que se ha logrado con este tipo de enseñanzas es tener una sociedad insatisfecha consigo misma, vacía y que utiliza cualquier pretexto para distraerse de estar en contacto con uno mismo, de lo verdadero de la vida.

Creo que lo principal para alivianar la súper carga emocional de no ser perfectos, es no clasificar ni determinar a las personas por el tamaño de sus errores si no por el tamaño de sus penes… ¡Ah verdad! Es broma… Ahora sí, no está bien clasificar a las personas por el tamaño de sus errores si no por todo lo que son de manera integral, y para lograr eso, hay que primero ser más buena onda con uno mismo, porque a medida que seas culero, exigente, intolerante con los errores de los demás…

Eres igual o peor contigo mismo.

INSTRAGRAM: lalalapony

TWITTER: lalalapony_

13931522_10157186176395332_1040814340_o

 

promocarrie