Cuando una es soltera, su apoyo más grande no es la familia, bueno sí, pero las que realmente te sostienen son las amigas, porque ellas empiezan a cumplir el rol del novio. Por ejemplo, ahora con ellas vas al cine, estas echada en la cama un domingo, vas por un café, te vas de fiesta, te pedorreas, ríes, lloras, te emocionas, te enojas, lo único que les falta es  tener sexo contigo para que el garabato con carne colgando sea completamente reemplazado.

Pero así como los novios piden fidelidad, amor, comprensión y una bola de cosas que nadie entiende, con las amigas es peor porque estamos hablando de una relación entre dos mujeres. Lo importante en este caso es dejar las cosas claras desde un principio.

Las amigas son más importantes que los garabatos con carne colgando, porque al final, ellos vienen y van. Garabatos, tranquilos, los amamos, no de igual forma, pero sí les tenemos estima porque tienen algo que las amigas no; penes.

¿A quién no la ha traicionado una amiga? Las mujeres somos mordaces, así que cuando tengas una nueva, imprime esto y haz que lo firme al final. Un contrato, por así decirlo, sin la necesidad de un aval.

Responsabilidades y obligaciones si queremos ser mejores amigas:

TOMARÉ TU ROPA PRESTADA:

Todo lo que esté en tu closet, no importa que caro o que elegante sea, yo seré propietaria de igual manera. Lo podré tener prestado el tiempo que yo quiera, y si lo rompo o pierdo, te lo reemplazaré por algo nuevo, pero no te enojarás porque me amas. Si no lo reemplazo, tienes derecho a hablar mal de mí durante un año con todas nuestras amistades, pero sí pasa el año y no lo has superado ¡Ya estuvo bueno! ya tienes que olvidarlo. Una estipulación importante en esta parte, es que nunca usaré algo que no hayas estrenado. Tampoco soy un monstruo.

100% HONESTAS, CON DELICADEZA Y FIRMEZA:

Te amaré con locura. Te admiraré aún tomes malas decisiones. Seré tu mayor fan. Habrá veces que hasta hablemos igual. Pero, no creas que no te pondré limites. Tendrás que ser buena persona conmigo, me dirás las cosas de frente, habrán envidias que quieran separar nuestra fabulosidad, así que tendremos que ser honestas, decirnos las cosas como las adultas que somos, esto ya no es secundaria, somos señoras, por dios, a nuestra edad nuestras madres ya tenían hijos adolescentes. Actuemos como tal, de mí tendrás hermosa y firme sinceridad.

Por cierto, no me des consejos si no te los pido, a veces sólo necesito que me escuches.

TE PUEDO BOTAR SIN NINGUNA RAZÓN:

Si en la noche ligamos algo alguna de las dos, la otra tendrá que retirarse sin mayor explicación. La condición de esta regla es: Si estamos en la calle, mi garabato con carne colgando y yo te dejaremos hasta la puerta de tu casa. Prometo hablar de ti de camino al hotel o a su departamento y decirle lo mucho que te amo. Porque aunque me guste el pene, me gustas más tú.

CUIDARÉ DE TU HIJO SI TE MUERES:

Esto es demasiado triste, ni siquiera puedo escribir al respecto. Pero si, si te mueres, yo cuidaré de tu mocosito y siempre le contaré historias de lo maravillosa y guapa que fuiste. Aparte tendrá la ventaja de crecer con una actriz, así que lo pondré a actuar en todas las obras infantiles, estará muy ocupado. Perdón si se vuelve malhablado.

ODIARÉ Y VOLVERÉ A QUERER A GENTE POR TI:

Si te enojas con alguien por razones justificables, y has decidido odiarle, odiaré junto a ti. Si después perdonas y quieres de nuevo, aunque me cueste, volveré a querer por ti. Nomás avísame con tiempo, porque luego soy bien pendeja y le dejo de hablar a todo el mundo. Sólo dime: ¡No Marce! Ya amamos de nuevo… ¡y listo! Tratemos de tener compasión por los demás, eso sí te pido, no todos piensan como nosotras, ni siquiera lo digo con superioridad, pero si alguien te hace daño, te juro, se las verá conmigo.

SI ESTÁS DEPRIMIDA, AHÍ ESTARÉ PARA TI:

Todos sabemos que las personas deprimidas son las más aburridas, lo sé porque cuando yo estoy deprimida, todo mundo me abandona, menos mis mejores amigas.

Estaré cuando cortes con el garabato con carne colgando, cuando te corran de tu trabajo y hasta cuando tengas unos malos meses al año. Lo odiaré y me cagarás seguramente, pero no te preocupes, no te abandonaré.

TENDRÉ TUS PRODUCTOS EN MI BAÑO:

Tendré todo lo que necesites a la mano, toallitas, benzal, shampoo, condones, es más, hasta tendré unos calzones extras por si un día no traes. No sé porque no traerías, pero puede pasar, porque si eres mi amiga, no eres mucho de fiar. Che loca.

TE CUIDARÉ EN LA SALUD Y ENFERMEDAD:

Prometo hacerte un té porque es lo único que sé hacer. Nomás trata de no enfermarte mucho ¿sí? Me dan un poco de asquito las flemas… ¡Pero por ti lo que sea!

EL DINERO SE DIVIDIRÁ:

No porque sea comediante a veces pobre tienes que pagarme todo. Te prometo que cuando sea famosa te llevaré de viaje y de compras, pero mientras tanto, cuando cobre lo de algún show, será para invitarte cena o una perla negra. No siempre yo tengo que ser la princesa… ¡pos oye!

LOS EX NOVIOS O GARABATOS CON CARNE COLGANDO, ESTAN PROHIBIDOS:

Todo lo que haya sido babeado por ti será desechado por mí, no importa si es Brad Pitt, si fue tuyo nunca será mío. Si sólo lo tuviste una noche, no importa, ese punto está más que subrayado, no tiene letras chiquitas el contrato. Una vez babeado por ti, nunca será babeado por mí. No habrá coqueteos ni insinuaciones, porque en el momento que un garabato con carne colgando sea más importante que tú, eso quiere decir que mi amistad no fue sincera, y que los puntos anteriores no tienen válidez. Aquí se termina el contrato, porque, al final, la lealtad es lo más sagrado.

ESTÁ BIEN SI ME CREES SEGURA:

Sé que cuando te enamores de alguien o cuando estés ocupada mientras cumples tus sueños, no me recordarás tanto. Esto me lastima, pero está bien. Sólo recuerda mandarme un mensaje de vez en cuando y sobre todo, si sabes que algo padre y nuevo está pasando en mi vida, aunque sólo sea porque estaré en algún comercial de gonorrea, no importa, mándame mensaje, lo estaré esperando.

Ahora que leíste el contrato y lo aceptaste, firma en la parte de abajo.

Y ¿qué esperas? ¡Vámonos! Que el mundo no se conquistará solo, lo conquistaremos tú y yo.

Mi amiga, mi hermana, mi salvación.

 

TWITTER: @marcelecuona 

INSTAGRAM: marce_lecuona