Ayer mi primo me hizo una pregunta interesante, no diré su nombre por respeto a su intimidad pero le decimos el Tata. La pregunta fue la siguiente:

          Ustedes las mujeres están traumadas a que las cataloguemos como zorras y no andemos con ustedes. Pero… ¿Qué pasa si ya eres la novia? ¿Por qué cuando las mujeres ya tienen el titulo de NOVIA son unas mojigatas y no quieren probar nada de nada?-

          No sé de que me hablas.- le contesté. No iba a caer en su provocación.

Los hombres tienen esta doble moral de “querer una dama en la mesa pero una puta en la cama”, (perdonen mi francés pero así va el dicho), y por lo general no es la misma mujer la que come que la que duerme.

Así que… si mi primo pensaba, imaginaba, pretendía acaso, que yo, la feminista de corazón, me iba a poner del lado de los indefensos hombres, y justificar sus infidelidades porque las mujeres ya siendo sus novias, esposas no cumplimos sus fantasías… ¡Que lo pensara de nuevo!

          Marcela, vamos a poner un ejemplo, yo quiero a mi novia, la amo y me encanta… ¿Por qué no puedo llevarla a un motel y ver porno los dos mientras hacemos el amor? ¿Por qué lo harían solas o con un amante pero no con el hombre que aman? Ustedes creen que nosotros las catalogamos pero ustedes se catalogan solas.

          ¡Por Dioooos!- le grité y me di la vuelta.

Se frente a mi y me dijo:

          ¿Ves?  Tu dices ser de mente muy abierta y ni siquiera puedes platicar eso porque sabes que tengo razón.-

¿Tata tenia la razón por primera vez en su vida?

Me puse a pensar ¿Cuántas amigas no tengo que solo hacen la posición de misionero? ¿A cuantas no les da miedo demostrar lo que saben en la cama porque su hombre va a pensar que son unas zorras? ¿Cuántas no se bajan con SU hombre por asco, porque no les gusta o porque eso es de nacas?

Creemos que los hombres nos catalogan ¿pero no será que nosotras somos las peores juezas?

Eso si, el otro día fui a cenar y un hombre dijo que si sale con una niña y se dan un beso no hay manera que la tome en serio. Con esas mentes retrogradas no se puede hacer nada. Ni hablar.

Pero la verdad si sabemos que una mujer soltera disfruta de su soltería la catalogamos como una pérdida, pero si un hombre lo hace es un padrote. Mujeres, tenemos que dejar de juzgarnos a nosotras mismas.

En fin, ayer cumplí tres meses con Mr. Darcy. Como vive solo siempre hacemos el amor, el coito, la fecundación, la relación… como quieran llamarle, en su departamento.

Pero, con la conversación del tata quise hacer algo diferente, ¡vamos a festejar en un motel!

Fuimos a uno que nos habían recomendado mucho, llegamos a las nueve de la noche y teníamos ocho horas para hacer lo que quisiéramos.

Puso porno y le pedí que quitara eso. No estaba lista para dejar de ser la dama en la cama… ¿o como iba? Ya de por si me sentía la amante cuando mi Mr. Darcy pago y le preguntaron que si en el recibo de la tarjeta quería que dijera “Restaurante” por si su esposa revisaba sus cuentas. ¿Era neta?

La verdad soy tan sexy que si parezco la amante… ¡eso que ni que!

Prendimos el jacuzzi, pedimos vino, sushi y nos desnudamos muy románticamente.

Pero cuando llego el momento de meternos al jacuzzi el agua estaba hirviendo y mi querido Mr. Darcy piso mal, se resbalo y cayo.

El momento pasional había pasado por tanta risa que me dio…

ERROR NUMERO UNO: Si el momento pasional ya pasó, no te preocupes, tu novio puede mejorarlo diciendo dentro del jacuzzi… “No te rías que me van a dar ganas de hacer pipi, ¿te molestaría si me hago dentro?”. Este…. ¡Si!

Todo eran risas pero nada de pasión. Quise enseriar nuestra relación y decir las cinco cosas que mas nos gustaban de cada uno y las cinco cosas que no nos gustaban.

ERROR NUMERO DOS: Si tu pareja te pregunta desnudo si tiene errores dile que no. Puedes terminar sin sexo… y sin amor.

Al final le dije que la verdad no tenia errores que valieran la pena mencionar. Ya nos habíamos terminado la botella de vino y estaba ansiosa por demostrar que podía ser novia amorosa y amante pasional.

Pero tanto vino nos dejo exhaustos y nos quedamos dormidos.

Teníamos que dejar el cuarto a las cinco de la mañana, (cabe mencionar que estaba la opción de villas o suites, en las villas metes tu coche, la suite es como un hotel normal), pues cuando llegamos no habían villas disponibles, así que cuando nos fuimos tuvimos que bajar al lobby de las suites y todos los borrachos estaban llegando del antro para pasar un momento romántico con su ligue de la noche.

Mr. Darcy y yo moríamos de la pena, medio dormidos y medio tomados nos íbamos… pero a descansar.

Ya me siento vieja para andar demostrando que soy pasional…  pero cuando mi novio quiera experimentar algo diré que si, lo que quiera… ¡todo menos estar con otra vieja!

¡Ni que yo fuera lesbiana!… Osh esta bien, nada de etiquetar.

Porque si me pide estar con el y otro tipo… ¡ese experimento si me lo podría pensar!