Mi amiga Alejandra tiene cuatro muertos en su haber…

Jorge (1983-2000)

Juan Carlos (1984-2008)

Daniel (1980-2010)

Ramón (1984-2011)

Los cuatro hombres mencionados han sido sus grandes amores, todos en su momento fueron los amores de su vida y juró que moriría antes de acostarse con otros hombres que no fueran ellos. No se como sigue viva.

Hace poco empezó a salir con un hombre llamado Alfredo (1980- ¿?), Lucía y yo creímos que este era el bueno, el que iba a relajar a mi amiga y con el que se querría establecer y formar una familia ¡Oh error!

El viernes llegó al departamento azotando la puerta y preguntando histérica ¿Por qué todos los hombres son iguales?

Lucía y yo jugábamos cartas, póquer para se exactos y yo iba ganando, entonces de lo que menos quería hablar era de los mugrosos hombres. Así que dije lo que toda mujer quiere oír en ese momento:

          Si wey, todos son iguales… ches putos.-

Ale se sentó, se sirvió un vodka en las rocas y tomando todas las cartas las empezó a barajear… Deshizo todo mi juego, Lucía sumamente contenta tomo el dinero de la mesa…

          Bueno, supongo que este juego no cuenta y volvemos a empezar.-

          ¡Lucía eso es trampa! – grité como loca, ese dinero estaba destinado a la renta, no había tenido trabajo en todo el mes, no había quedado en un solo casting.

          Marcela pon atención, esto es importante.- dijo Alejandra tomando un sorbo de su vodka.- he salido con millones de hombres, y todos son exactamente iguales… celosos, posesivos, controladores, mujeriegos, pedantes… al principio unos amores, pero después sale su verdadero yo… ya me harté. No saldré con nadie más, ahora solo tendré sexo.-

          ¡Ah chingao! ¿No es lo que has estado haciendo?-

          Marcela, es neta… ¿Por qué todos los hombres son iguales? Las mujeres somos distintas, hay mujeres como Lucía, calladitas, buenas, sensatas, amorosas, fieles, frígidas…-

          ¡Hey!- reclamó Lucía – No soy frígida.-

          ¿Ya tuviste un orgasmo?-

          Pues creo que ya.-

          Eres frígida.-

Le di unas palmaditas en la espalda a Lucía, una mujer que no sabe si ha tenido un orgasmo merece todo mi cariño.

           ¿En que estaba? El caso es que si hay muchos tipos de mujeres… hay mujeres como tu Marce… bueno, como tu… y ahí dejémosla… y hay mujeres como yo, sensuales, altaneras, que sabemos que queremos, autoritarias… entiendo que se intimiden, pero ¿Por qué todos son iguales maldita maldición?-

          No es que todos sean iguales Alejandra… tu los buscas así.-

          Si quiero a un hombre seguro de si mismo ¿Por qué carajos me buscaría a uno inseguro?

Yo no se Alejandra que traumas tenga y porque se busque hombres así, pero yo tuve una epifanía hace poco. La semana pasada tuve la peor semana con Mr. Darcy… lo que empezó como una relación perfecta se fue haciendo una bola de problemas, me mentía por tonterías, lo cachaba, peleábamos, me volvía agresiva… bueno, cosas nada bonitas.

Del dulce hombre tierno que era al principio se empezó a transformar… lo más impresionante es que se empezó a transformar en alguien que no me gusto: EN MI. Empecé a recordar los problemas con mis ex novios, por qué peleábamos o por qué habíamos cortado. La respuesta fue sorprendente… yo asfixio tanto a los hombres y les quito el derecho de ser ellos mismos que los transformó  en lo que quiero para mi… una versión barata de mi misma.

Ahí es cuando entendí que eso debía cambiar. Si me había enamorado del hombre que era el ¿Por qué tratarlo de cambiar? Pero lo mas sorprendente fue darme cuenta que busco un PATRON. Hombres idénticos, a los que pueda manejar, controlar… y después dejarlos con el pretexto que todos son iguales.

No todos son iguales, los buscamos iguales… y todo radica en la relación que tuvieron nuestros padres, las relaciones de nuestras amigas, la relación que hemos tenido con el sexo opuesto toda la vida… todo influye. Hasta el maldito Walt Disney y sus mentiras.

          Ale, de los ex novios que has tenido… ¿Por qué han cortado?-

          Por inseguros raros, obviamente.-

          ¿Y no será que te gusta darles celos? ¿O que te gustan inseguros para tu sentirte mas? ¿No sientes que sales con el mismo tipo una y otra vez aunque su nombre o cara sean distintos?

          Si, siento que tengo la misma relación con todos… que nunca voy a tener una relación sana, porque siempre tengo los mismos problemas con mis parejas.-

          Pues creo que lo mejor, es que te tomes un tiempo, veas como solucionar tus patrones y hablarle a Alfredo.-

Todo eso le tomo dos horas… se puso muy borracha con el vodka y en su calentura le llamó a Alfredo, una vez mas… el mismo patrón.

Lo explicare mejor.

Tuve un novio que duramos dos años, planeamos casarnos y nos amábamos mucho. Yo empezaba con mi carrera de actuación y sus celos eran un extremo. El creció con su mama en casa, cocinando y yo creo que en el fondo es lo que él quería para su matrimonio. Dos años me apoyo pero siempre me dijo que no le gustaba mi carrera, que no podía con ella. Hoy en día anda con una actriz famosa y con muchísimo trabajo, casi nunca la ve y sigue con los mismos problemas. ¿Por qué anduvo con ella, si dos años su mayor tortura era mi carrera?

Nos gusta sufrir… esa es una realidad… y también nos gusta decir ¿Por qué a mi?

La que había estado muy calladita durante toda la platica era Lucía… se quedo contemplando sus cartas sin emitir un solo sonido.

          ¿Qué pasó Lucha? ¿Estas triste? ¿Muchos patrones por ahí? – le pregunté

          No, no es eso… es… es que… creo que si soy frígida.-

Me reí como una loca.

Bendita ignorancia… mientras creas y no sepas ¡no hay problema!