Pensando como hombre

Llegaste brillando

Iluminando todo el cuarto,

Tu ropa costosa bordada a mano

Hijo real bajo el manto dorado.

Tu presencia resonaba

Tu olor desde lejos lo reconocía

Tus cartas, mensajes, palabras

Pero tu voz fue mi alegre melodía.

El reflejo del sol me cegó

Creyendo muchas mentiras

Hasta que la trompeta sonó

Y con ella, borro mi sonrisa.

Princesa de corazón

Plebeya por familia

Creí que serias mi salvación

Que me salvarías de la ruina.

Presionas de golpe mi pecho

¿Porque lo aprietas con fuerza?

Siento que se me cae el techo

Siendo brutalmente honesta.

Amor mundano                

¿No fui suficiente?

¿Me usaste para sentirte diferente?

¿Sabes que es amor realmente?

Caíste del pedestal

Mis lágrimas te salpican

Despacio tus hojas de oro se caen

El Rey Sol se marchita.

Te dije:

“Toma mi mano

No tengo riquezas

No tengo pasado

No se si tenga futuro

Pero quédate a mi lado”

Despectivo viste mi cara

Prefieres una vida banal sin causa

Entre risas, vinos y gente falsa.

Lloré entre mis piernas

¿Por qué el Rey Sol no me ama?

Mi respiración se aquieta

Tendré que empezar de la nada.

Ahora que vivo en un pueblo lejano me entero

Que tu reino es el más poderoso

Yo entre las cenizas resurrecto

Y en la noche se escuchan menos sollozos.

Puede que el destino no sea justo conmigo ahorita

Que mi amor por ti fue poca cosa

Que no supiste valorarme en vida

Pero solo recuerda…

Que aunque queme todo a su paso

Y el Sol sea el que mas brille

Ten cuidado cuando venga el eclipse

Porque en menos de lo que crees

La Luna me hará libre.