Después de unos meses de darle un respiro a Mimosas para desayunar, pensé en el primer post que iba a escribir. Siendo actriz, con aires de ser escritora, me encontré con un dilema: ¿quieres hablar de temas nuevos? Tienes que ser honesta aunque dañes tu imagen.

¿De qué hablo? Esa imagen está perdida desde 1984.

Hay cosas de nuestro pasado que no nos gusta contar, pero están ahí, rondando como fantasmas en la noche. Les contaré lo que más me avergüenza. Hace años, quería ser directora de cine. Mi papá no me apoyaba en mi decisión, así que tuve que buscar trabajo para pagar mi sueño. Lo único que pude encontrar, por horarios y comodidad, un restaurante donde el servicio lo dan mujeres, las cuales, muy escotadas, sirven a los hombres regularmente.

No, no era prostituta, eso lo hago por amor al arte, era recepcionista en un lugar llamado Angus. Ahí conocí a varios tipos de mujeres; madres solteras que tenían que alimentar a sus hijos, tipas que solo iban a trabajar para ganar el pan de cada día, y las nefastas que se metían con casados o buscaban un hombre que las mantuviera. Había de todo en esa viña del señor.

ERROR NÚMERO UNO: Nunca te avergüences de tu pasado, pero si trabajaste en el Angus, entonces si avergüénzate manta.

Una jovencita, a la que llamaremos Ale baby, se volvió mi amiga, a pesar de que mucha gente me advirtió que tuviera cuidado. Se rumoraba que tenía una hija que hacía pasar por hermana, se hablaba que un hombre mayor japonés la mantenía, que su madre era alcohólica; muchas eran las historias, pero si me fijara en el pasado de mis amigas, no tendría ninguna.

Un día, ella y yo nos peleamos. No recuerdo el por qué, pero ella llegó a mi casa a pedirme perdón en repetidas ocasiones. La perdoné, pero no quise volver a tratar con ella.

Desaté su furia. Compartimos muchos amigos en común, y dijo de mí lo inimaginable en redes sociales: que si había abortado en el seguro, que si era lesbiana, que era drogadicta, mis múltiples amores… para ella yo era una especie de Lindsay Lohan, pero en pobre.

ERROR NÚMERO DOS: No tengo ni seguro, así de jodida estoy, si me embarazará lo tendría porque no tengo ni para abortar. Pero el chisme de que era lesbiana sí estaba bueno la verdad. Tengo una maestría en hombres… ¡Par favar!

La ignoré, la ignoré y la ignoré un poco más.

Hay algo curioso, siempre habrá esa mujer que nos odie con todas sus fuerzas, esa que sin nuestra persona, no sepa que hacer, esas que creen que su vida es perfecta y que tienen el derecho a criticar porque… no hay un por qué. Pienso en esas mujeres y solo hay una frase: el vacío que hay en sus vidas.

¿Qué nos pasa al sexo femenino que somos nuestras peores enemigas? Chris Rock en un stand up dijo que las mujeres podríamos gobernar el mundo, pero que no podemos porque las mujeres odiamos a las mujeres.

Ya me había olvidado de la existencia de Ale Baby, cuando una amiga me manda el último status en Facebook de la “Baby”:

Si los chavos-rucos se ven mal, las chavas-rucas se ven PÉSIMO. Es la clásica mujercita que supera los 30 y aún no le cae el veinte de que es un adulto, actúa como quinceañera, llora, se ahoga en alcohol, hace un drama y se corta las venas porque el “novio en turno al trono” jajajaja patético. Pero aún más patético y looser es q estas “adultescentes” hablan del amor, de la vida, aconsejan a otras como ellas, cuando no han logrado alcanzar la cima, ya sea económica, profesional o emocional como para poder hablar del éxito que las embarga y así compartir sus consejos tan sabios. Casi siempre son la clásica wannabe que dice ser actriz y modelo por no decir demo-edecán, nini, buena para nada, haragana, vaga, inútil, alimaña jajajaja desecho de la vida…jajajaja. De verdad por más buena q soy no puedo dejar de burlarme.

Aclaro, la vida tiene etapas… Normalmente a los 30 y tantos ya estas casado, divorciado mínimo viudo caray y por consiguiente tienes otro tipo de madurez ya que, en algunos casos, ya hasta hijos tienes. Mi crítica va enfocada a este tipo de mujeres que manejan un altísimo nivel de inmadurez, y encima hacen opiniones públicas criticando situaciones o aconsejando a otras mujeres, los famosos blogs. Por Dios, si no brillan por su inteligencia q no brillen por su torpeza”.

Ahí está, textual, lo que Ale Baby escribió. Era evidente que hablaba de mí, pues no era la primera vez que se expresaba del blog, y la verdad, no importaba si era sobre mi o no. Hay algo, que se me hizo sumamente interesante.

Que tristeza que siendo mujeres creamos que debemos hacer una u otra cosa dictaminado por la sociedad. Esta mujer, casada por dinero, operada hasta las muelas, completamente diferente, física y monetariamente, de la meserita que yo conocí, se me hizo sumamente hipócrita. No coincido en lo más mínimo con su opinión.

¿Normalmente a los treinta ya estas casada o de perdida viuda? Si es por dinero o por lo que digan los demás, prefiero no casarme hasta estar plenamente segura que mi novio en turno sea el definitivo.

Solo voy a vivir una vez; no dejo de estudiar, de viajar, amar, disfrutar, crecer; porque a mis treinta años no creo haber logrado lo que quiero lograr. Por eso no tengo hijos, por eso no me caso, por eso escribo.

Una mujer no es solo para dar a luz, o para ser la muñeca de un hombre que te mantenga, una mujer es un ser pensante lleno de emociones y capacidades.

Mimosas para desayunar no es para dar consejos, es para encontrar un foro donde las mujeres digamos nuestro sentir. Soy actriz, pero no me molestaría ser edecán si tuviera que hacerlo, soy vaga, pero jamás seré una inútil, para eso me preparo y lucho, para conseguir mis sueños, no los de mi marido.

Escribo esto, no porque el comentario de Ale Baby sea relevante, sino porque quise empezar esta nueva etapa de Mimosas con esta reflexión: Somos el sexo débil porque no admiramos y respetamos a nuestro género, lo sobajamos con críticas, insultos y comparaciones.

Al final, cuando des tu último respiro, no importará lo que piensen los demás, importará si disfrutaste este gran viaje llamado vida.

Lo que importa es: el presente.

¡Salud! ¡Porque nunca dejaré de ser la mesera adolescente!

¡Bienvenidos de nuevo al blog!

 

@marcelecuona

 

mars1

 

 

promocarrie