Soy  ésta, la de antes y también la de ahora, soy la suma de mis decisiones, las buenas que me hicieron entrar en tu cama repentinamente y las malas que me hicieron lastimarte a costa mía, soy la que está frente a ti sin más armas que un cuerpo desnudo y a veces el alma rota. La que te extraña endiabladamente, ya no me importa que lo sepas o que lo sospeches, me da igual que me mires y te hagas preguntas en silencio, me da igual, quiero tenerte.

Tengo en la punta de mis recuerdos los besos que me pusiste en la piel y las palabras que me dejaste tan adentro que quise enamorarme para siempre.

Tengo en la punta de mis recuerdos los besos que me pusiste en la piel y las palabras que me dejaste tan adentro que quise enamorarme para siempre

Estoy llena de mis ganas de estar a solas contigo, de prender un porro y volarnos al país de las caricias, quiero comer chocolates de tu boca, quiero ponerme un antifaz y que me descubras en una fiesta perversa y privada, quiero reír mientras vemos caricaturas y te escucho decir tonterías tiernas, quiero amarte en la calma de un café largo, largo. Quiero que cargues mi bolsa mientras caminamos por el parque hablando de cualquier cosa y que te miren otras mujeres con deseo, quiero invitarte los tacos, regalarte flores, quiero darte poemas que te hagan sentir único, quiero gritarte que te amo en la calle y que no me digas nada porque la loca soy yo, pero por dentro des saltos de alegría, quiero escuchar de que se tratan tus sueños, quiero volverte loco una y otra vez.

Quiero ser la misma de antes a ratos solo para complacerte, pero no me sale, resulta que también soy otra te lo dije, una que ya se conoce los defectos,una que sabe que te quiere siempre y que a ratos no te quiere  igual que tu a mí, porque lo veo en tus ojos, también eres uno nuevo.

En tantos años hemos sido más que amantes, más que amigos, más que cómplices, más que niños jugando con fuego, más que esclavos, más que dudas y dolor, más que esposos, más que novios, más que enemigos, más que planes inconclusos y personas que se pueden acostar juntos sin temor a que el otro lo mire dormido e indefenso, hemos sido más que amor.

Y sin embargo quiero ser otra vez la que fui para sacar de ti al que fuiste antes entre mis brazos, quiero desaparecer todo lo que no me deja verte como sé que eres, quiero echar por la puerta a todos mis pensamientos incómodos, ¡Dime como hago para sacarte de ese cuerpo moderno que no me deja atravesarte mágicamente como cuando no te sabía tanto!

Escápate conmigo mañana, no le digas a nadie, seamos nuestro secreto, róbame, trátame como si no me conocieras, como si no supieras que a veces lloro a solas porque no lo logro, como si nunca me hubieras visto caer humillada ante mis propios miedos, trátame como si no supieras que siempre olvido apagar el boiler o que cocino uno de cada cien días, trátame como si no supieras que me aburro cada cinco minutos o que a veces no me gusta la gente y quiero agarrar una maleta para desaparecer un par de días y no lo hago y ando de malas por la casa una semana, trátame como si no supieras que ambos sabemos que no somos perfectos.

Tómate conmigo la pastilla roja, olvidemos que a ratos también nos hemos odiado y nos hemos lastimado hasta el límite de las circunstancias, vamos a vernos y a gustarnos porque eso es inevitable, vamos a salir un rato de paseo y nos vamos a conocer de adentro para enamorarnos otra vez como las últimas tres veces, porque enamorarnos nos sale bien bonito.

Y cuando amanezca entre tus brazos y me mires y te mire, seremos los mismos de antes y los que somos ahora y me va a gustar el paisaje porque somos tú y yo como desde hace tanto tiempo, como cuando me regalaste una paleta de a peso y te escribí un poema, como cuando me volví tu vecina y todo se puso perverso, como cuando fuimos a la playa y vimos la playa dos horas en cinco días tu sabes porque, como cuando estuviste enfermo y te llevé sopa de pollo y luego tú me tomaste las fotos más increíbles de mundo. Me va a gustar como cuando hicimos una boda como se nos dio la gana, como cuando caminamos juntos en ese pasillo de hospital con mi cuerpo maltrecho para ver por el cristal a Bruno y era el bebé perfecto para nosotros, me va a gustar como tus ojos de nueces de avellana que brillan únicos cuando sonríes y se ilumina mi calma y a la noche le salen soles y mi cuerpo florece entre tus caricias.

Anda, escápate conmigo.

 TWITTER: @NancyVillalo

INSTAGRAM: NANCYVILLALO

13977884_10157186119895332_348818535_o

promocarrie