3:00 a.m. 

Suena mi celular. 

Veo la pantalla y ahí estaba: Lucía. 

Contesté: ¿Qué pasó? 

En llanto me dice: 

– Le caché un mensaje de otra mujer a Roberto dándole las gracias por la noche que pasaron juntos. ¿Qué hago? 

Colgué el teléfono y activé el código rojo. Veinte minutos y tres tequilas después, estábamos Alejandra y yo en el cuarto de Lucía. 

– Llevábamos mal unos meses, pero pensé que se podía solucionar, ¿qué hago nenas? 

Lucía nunca perdía el estilo me cae, a pesar del drama, Ale y yo no dejábamos de ser “nenas” en nuestros treintas. 

– Lucha tranquila. – dije dándole palmaditas en la espalda. 

– Marcela, ¿cómo va a estar tranquila? Su novio obvio se acostó con otra, no tiene trabajo, su mamá no le habla, tiene problemas de dinero… 

Lucía empezó a llorar más. 

– ¡Alejandra! – la interrumpí – Lucha, ¿qué quieres hacer? 

Lucía me vio desconcertada y limpiándose las lágrimas me dijo: 

– No voy a hacer nada Marce, lo amo. 

ERROR NÚMERO UNO: Nunca le aconsejes a una amiga que deje a su novio pase lo que pase, porque seguro no lo va a dejar y tú serás el peor enemigo. 

Lucía no solo no lo dejó, se encaprichó más, otra mujer no le iba a ganar. Él lloró, le pidió perdón, le imploró y ella claro, lo perdonó. La verdad, dudo que él llorara, eso le decimos a nuestras amigas cuando estamos con un patán para que no lo odien cuando regresa a nuestras vidas. 

¿Debemos las mujeres aceptar el hecho que los hombres son más infieles por naturaleza? ¿Es cierto este mito? A lo mejor soy una ilusa, pero yo digo que no. Y cuando pienso en el matrimonio, más miedo me da, ¿tengo que aceptar años de infidelidad? 

La relación de Lucía se volvió un infierno. Se había perdido la confianza y ella se volvió “La novia psicópata”. Lo seguía, leía a escondidas sus cosas, se aprendió contraseñas, hasta que él eventualmente la dejó. 

“Está loca de remate” fue la razón. 

ERROR NÚMERO DOS: Los hombres siempre dicen que las mujeres estamos locas. Una vez le rayé el coche a un ex novio por infiel. No solo estoy loca, si andas de pirujo te advierto hasta soy peligrosa. 

Nota: Sí me siento mal al respecto… poquis. En mi defensa fue hace años y estaba muy borracha. 

Si las mujeres somos infieles es porque algo nos falta en la relación: sexo, cariño, comprensión. Si los hombres son infieles es porque algo se les mueve en el pantalón, ¿así de sencillo? No. 

Yo creo que no importa el género, la gente es infiel porque tienen baja autoestima, no son felices con sus vidas, no tienen valores o no controlan los calzones. 

¿Cómo saber si tu hombre es infiel? Sencillo. Sí, aunque parezca imposible lo puedes detectar desde un principio. 

Observa a sus amigos: ¿Cómo son? ¿Tienen novias? ¿Son respetuosos? ¿Son muy fiesteros? Su círculo social es muy importante. Observa a su familia. ¿Cómo trata a su mamá? ¿Tienen valores? ¿Es buen hijo? Juro que esos tips me han servido, ¿he tenido infieles? Sí, he tenido, pero también he tenido buenos hombres. Sí existen ¡lo juro! 

Pero algo es muy importante, si un hombre te ha sido infiel y lo perdonas; piensa que te dio amnesia, no se vale perdonar y reprochar después. Una relación es para ser felices, no se trata de ver quien tiene más poder. Eso es ego, no amor. 

¿Qué pasó con Lucía? Lloró. Mucho. Ni modo, en el amor a veces es así la cosa, pero va a estar bien.  

Mujeres, hombres hay chingo mil, ¡par favaaaar! 

 

*Lo dice la señora Marcela que hizo diez posts sobre su ex. No valgo nada jaja.  

 

 

TWITTER: @marcelecuona

INSTAGRAM: marce_lecuona

promocarrie