Eres una niña. Entre tus películas favoritas se encuentran La Sirenita, La bella y la bestia, La Cenicienta… en fin, tu sueño es crecer de prisa y encontrar a tu príncipe azul.

Pero, ¡Oh sorpresa! Al parecer no hay suficientes hombres y somos muchas mujeres solteras. Una vez oí a un taxista decir que como éramos mas, les tocaban siete viejas a cada hombre… ese tipo era casi Yoda, me cae.

Y ahí vamos… cual borregas al matadero a hacerles caso a los zopencos.

Nuestros sueños se desvanecen con el tiempo al ver que los príncipes no existen, y si existe, tendrás que compartirlo.

Mas allá de lo que dice la sociedad… y claro, el pequeño detalle que Dios hizo el quererte agarrar al bizcocho que ya tiene novia uno de los peores pecados asegurándote el infierno… más allá de ese detallito… ¿Qué tiene de malo? Si realmente su pareja no lo hace feliz… ¡pues lo haré yo!

No mimosas, no, no, no y mas no…

Miren, supongamos que no lo dijo Dios, que tiene mejores cosas que hacer que andar ahí cuidándole las nalgas al bizcocho que nos gusta… y también supongamos que lo que digan los demás nos vale queso… al final ¿Qué? ¿Te mantienen? ¿Qué importa lo que piensen?

Es más, ya que andamos suponiendo… Cuando mis amigas me han contado que andan con un tarado que tiene novia o esposa, siempre les digo la misma frase: “No hagas eso porque después te lo van a hacer a ti, nomas acuérdate que el karma esta cabron”

¿Pues que me siento? ¿El Dalai Lama o que? Ahora resulta que soy muy espiritual, pero si alguien me dice que deje de tomar alcohol, que me hace daño fumar o que no esta bien que hable mal de mi ex en mi blog… ahí si me pongo loca… ¡espiritual mis pompas!

ERROR NUMERO UNO: El karma si existe mimosas… no sé que sea ni que signifique la palabra… pero he hecho cosas muuuuy malas y siempre se me regresan… ¡Ay nanita!

Perdón, me desvié… el punto es: No es malo bajarle el galán a alguien por el hecho que Dios nos pueda castigar, por lo que diga la sociedad o por que se te vaya a regresar.

Esta mal por una simple razón… TU TAMBIEN ERES MUJER, TU TAMBIEN HAS SUFRIDO POR AMOR, TAMBIEN TE HAS ENAMORADO, TU TAMBIEN HAS TENIDO NOVIO…

Por simple respeto hacia tu genero, deberías decir no gracias… paso… me gustas pero hay muchos bizcochos en el mundo y mas en Europa, específicamente Italia. (¡Papacitos!)

Estoy harta que seamos ingratas con nuestro propio sexo… nosotras somos las que nos llamamos gordas, zorras, baratas, nacas, gatas…

“Si él le esta poniendo el cuerno es porque ella esta loca, se lo merece, lo trata del nabo bla, bla, bla…”

Y si tú eres la amante, ¿tú te lo mereces? ¿Mereces ser tratada como un pedazo de carne? ¿No tienes más que ofrecer? Si se la pasa tan bien contigo… ¿Por qué no la deja?

Míralo, el señor quiere todo… una puta en la cama y una dama en la mesa… y déjame darte las malas noticias: Si tú eres la amante, eres la de la cama.

Siguiendo con el tema en el que no respetamos a nuestro mismo genero, es por eso… ¿Cómo no le voy a decir naca resbalosa a una tipa que me quiere bajar al novio?

¿Quieres sorprenderte más?

Es muy raro que un hombre acepte ser el amante de una mujer, si pasa claro… pero es más raro.

No sé que tengan los hombres, es como una seguridad que nosotras no poseemos que los hace decir: ¿quieres estar conmigo? Déjalo, y te doy tres días porque no te voy a esperar toda la vida.

Y ni siquiera creo que sea por amor, es por ego… ¿Cómo va a tener sexo con una mujer que comparte con otro tipejo su cuerpo? No hay manera.

Pero nosotras somos otro cuento, somos capaces de taparlos para que la novia o esposa no se den cuenta que existimos… “pero ya me prometió que la va a dejar”

Mimosas, es hora de acabar eso… ¿queremos respeto de los hombres? Empecemos con nosotras mismas…

También creo en las historias de dos personas con parejas y se enamoran. Si lo creo definitivamente… ahora bien, no hacen nada sexual y dejan a sus respectivos, empezando de cero y limpios.

Yo, en mi muy personal punto de vista, mio de mi, mio nomas mio… Jamás confiaría en alguien que le pone los cuernos a su novia por estar conmigo… Si la deja ¡Seguro me hará lo mismo!

Creo que la infidelidad nunca dejará de existir, el pasto del vecino siempre se ve mas verde… queremos lo que el otro tiene.

Dejemos de ser etiquetas, amantes, zorras y golfas… respetémonos y empecemos respetando al bizcocho ajeno.

RECUERDA SIEMPRE DE AHORA EN ADELANTE:

Respetar al bizcocho ajeno, es la paz.