No, no me equivoque, es gais no gays ¿La diferencia? Simplemente es diferente… así como son ellos, diferentes.

Son únicos, bellos, las personas más sinceras… ¿Quieres saber si te ves gorda en un vestido? Ellos no tendrán empacho en decírtelo. El mejor amigo de una mujer, el mejor amante de un hombre.

A mí me impresiona como en pleno siglo XXI se siga espantando la gente con las personas de preferencias sexuales distintas, pero bueno, si mi ex novio se espantaba de mi blog cuando él es un mujeriego de lo peor, me queda claro que la sociedad hipócrita en la que vivimos nos sigue manejando sin control.

Hace poco fui a un antro gais, todos guapísimos, bien vestidos, con el puro afán de divertirse, olvídense de los mirreyes… aquí a nadie le interesa ser más que el otro, al fin y al cabo están en un lugar seguro, están con los suyos.

Lo digo así porque no deja de ser un tema delicado, igual que los judíos, ellos se juntan y se solidarizan con los de sus mismas creencias… aquí es, con los de sus mismas preferencias.

¿Y esto porque es? Porque a pesar de que cada vez son más “aceptados” por la gente “normal”… la realidad es que no es así… ¿Por qué ellos no pueden besarse en un restaurante sin ser mal vistos? ¿Por qué no pueden ir tomados de la mano en el cine sin que se murmure tras sus espaldas?

Porque toda la vida nos han dicho que no es normal, que es anti natural, que Dios no lo quiso de esa manera… ¿Dios o el hombre? ¿Te dijo Dios mismo, en tu jeta, que amar a alguien del mismo sexo era pecado? Hay gente heterosexual más ojete que gais… ¿Qué tiene que ver cómo te guste hacer el amor con que seas buena persona o no?

No me quiero meter en un rollo de religión, sexualidad ni moral porque sé que puedo acabar quemada viva cual bruja… pero contaré una historia de amor… de esas que nos gustan tanto a las mujeres, a los hombres y a los gais:

Uno de mis mejores amigos es gais. Es guapo, siempre viste bien, simpático… tienen un ángel y carisma que ya lo quisiera cualquier actriz o actor que ahora están en televisión… pero por muchas razones, mi televisora no le da trabajo, no… perdón, si se la razón, para un jefe de reparto que UNA VEZ le hizo un casting, de homosexual afeminado no lo bajo, y lo quemó con todos, absolutamente todos los jefes de reparto.

Por un estúpido homofóbico no se sabe si mi amigo vuelva a tener trabajo.

Por otro lado, conoció a una persona muy especial, a un hombre empresario, simpático, varonil y galán… (Todas secretamente estamos enamoradas de él, tenemos la esperanza que un día despierte y descubra que no es gais) y al parecer no somos las únicas. Su madre se enteró que era gais y vive en una negación total. Este hombre, siendo “de buena familia” tuvo que aceptar que lo llevaran a clínicas para quitarle su “malformación”. La persona que le dio la vida no puede aceptar que su hijo ame a la persona y al sexo que él quiera porque es demasiado pesado para su cabecita estrecha…

Los seres humanos no nos queremos dar cuenta que cualquier expresión de amor en este mundo tan jodido debe ser bienvenida…

“Hijo, ¿Te aman? Con eso me doy por bien servida”

No, primero lo que diga la gente, lo que dice la Biblia, lo que mi conciencia me dicta…

El día que fui al antro gais, platiqué con mi amigo, y me dijo algo que me estremeció. Llevan tres años juntos y con solo unas palabras pude entender su amor:

“Marce, he encontrado al amor de mi vida, a mi compañero, no importa si no nos acepta su familia, su empresa, la gente… yo confió en el, me da libertad, me enseña, me valora, me aprecia, con los ojos cerrados sabe que jamás le sería infiel porque jamás me arriesgaría a perderlo… a mis ojos, solo es él”

Me quede callada. Yo quiero ser amada así… con esa confianza, paciencia, amor, pasión, comprensión…

Vamos contra el mundo, él y yo… esa, es la mejor historia de amor.

Y ahí comprendí lo mucho que tienen que perder, vivir siempre en anonimato, mi amigo jamás podrá poner una foto con su pareja, digamos… en el Face. El por ser actor… porque nadie más le dará trabajo pues no puedes vender a alguien como galán si es “homosexual” (este punto se me hace absurdo, ya que, ser actor es ser alguien más, interpretar a un personaje, un actor heterosexual puede dar vida a un homosexual y puede ser válido y hasta cagado, pero no al revés… ¿Por qué? ¿Por qué?)

La pareja de mi amigo tampoco puede hacer público su amor, una… por su madre retrograda y dos, por su trabajo en una empresa muy importante.

No quiero ni imaginar a mis pobres gais y sus adolescencias, cuando ser borrego es muy importante… y encajar es vital… si ser diferente es malo ¿Quién dicta que es normal?

Ya todos sabemos el choro de: Todos somos seres humanos, vivamos como hermanos.

Y nada puede estar más alejado de la realidad, yo no imagino mi vida sin mis amigos gais… nadie tiene la alegría que tienen ellos, a lo mejor por lo difícil que tiene que ser su vida, al descubierto o a escondidas, pero siempre juzgados y señalados. Nadie tiene mejor sentido de la moda que mis amigos gais, nadie sabe lo que es sufrir en conjunto, tomarse la mano, escuchar… ¡Todos los psicólogos deberían ser gais! ¿Quieres un buen consejo? Pídeselo a un gais, él te dirá la verdad “Estas pendeja con retraso mental, deja a ese patán ya.”

Siempre te dirán que tus galanes son feos, porque nadie es suficiente para ti, tu eres su princesa, es más, si él fuera heterosexual tu serias su vieja, no hay nadie como ellos, valientes, peleoneros, porque vinieron a este mundo a ser guerreros…

¿Y lo mas impactante? Su lucha es por amor, para amar y ser amados, a alguien de corazón sincero… y de su mismo sexo.

 

 

A MI MEJOR AMIGO GAIS, QUE POR RAZONES EVIDENTES NO PUEDO DECIR SU NOMBRE, PERO SU CORAZÓN SIEMPRE SERÁ UN ORGULLO QUE MOSTRAR.

HERMANO… ¡NUNCA DEJES DE LUCHAR!

@marcelecuona QUE SIEMPRE QUERRA SER… LA REINA GAIS.

Marcela 3