Tengo la dulce sensación de soledad.

A mi lado se encuentran mis libros, mi pluma, mis recuerdos y nada más.

He tratado de encontrar la respuesta de mi vida.

Las personas que han entrado y dejado huella y las personas que simplemente se van.

¿Qué hay detrás?

La vida es una, lo hemos escuchado millones de veces, entonces ¿Por qué es tan difícil dejar atrás y volver a empezar?

Amor… palabra de cuatro letras que todos quieren alcanzar, que pasas una vida buscando para por lo menos saborear.

¿Es real?

Pasas de relación en relación, tratando de encontrar a esa persona especial, a ese alguien que con solo pensarlo te haga suspirar.

¿Qué pasa si lo encuentras y se te va?

Las mujeres queremos a ese príncipe, alguien que nos abra la puerta, nos tome en serio, vea más allá que los demás, pero a la vez queremos independencia, 100% feministas, queremos mucha libertad.

¿Qué queda después?

Llorar. Que se te seque el ama.

Recoger tus resentimientos y sueños rotos, tener el coraje de sobreponerte, enfrentarte cara a cara con la verdad.

Tengo hambre, tengo sueño, tengo ganas de mirar dentro y preguntarme: ¿Y Marce dónde está? ¿Qué hay de mi risa, mis planes, de mis viajes, de todo lo que quise para mí?

No me permito sonreír. Tengo el pecho lleno de emociones. Tengo mucho miedo a mi futuro y sobre todo, de volver a amar.

Quiero tocar tu mano, que me abraces, recargarme en tus ilusiones y fracasos… quiero volar.

Pero ahora que no estás, es momento de triunfar.

Que en un futuro me veas y te llenes de orgullo con solo mirar, que soy una gran mujer, humana, que día a día cometo errores, que no me rindo, que de tanto tocar puertas tengo rotos mis nudillos…

Pero de pie.

Las balas solo magullaron mi piel.

¿Qué más queda por realizar?

Amarme, amarme loca y apasionadamente, lamer mis heridas y ponerme de nuevo en la trinchera con los demás.

Vuelve, vuelve… te llama mi inconsciente.

No, ya no más… mi corazón latente.

La soledad toca a mi puerta, sonrió melancólica.

Esta vez no tengo miedo,

Qué lindo será, hacer mis sueños realidad.

TWITTER: @marcelecuona

INSTAGRAM: marce_lecuona

14971708_10157653179665332_1994716781_o

 

promocarrie