Cuestión de números

Cuando era niña solo pensaba en ser grande para casarme con un príncipe y ser sirenita.

No pensaba en envejecer, ni tener hijos (las sirenitas no tienen como reproducirse), y menos que algún día iba a morir.

A mis casi veintiocho años, tengo que reconocer que he tenido una crisis que poco a poco se hace mayor.

Siempre pensé que teniendo un buen trabajo, un buen novio, buena familia y buenas amigas sería feliz, pero siento un vacío inmenso que no se con que llenar…  con vodka será?

Qué sigue? Comprar un carro, un perro, casarme, tener hijos, morirme.

Yo no quiero eso.

Tengo esta necesidad de salir corriendo y no pensar en lo que quiere la sociedad, mi familia, mis amigos, ni el de mí.

Sé quién soy en realidad? Mis arrugas están saliendo como amenazas de muerte, ese rostro liso y bien cuidado ha desmejorado con el paso de los años. Ni se hable de mi estómago, tengo colitis cada vez que pruebo un lácteo. En qué momento cambié tanto?

He despertado tan cansada, observo a mi amor y me quedo en silencio. Y si ya no tengo amor que darle? Y si estoy seca por dentro?

He vivido tantas historias de amor, pero realmente he amado?

Les he llorado a tantos hombres, pero realmente los he superado?

Merezco a un hombre tan bueno a mi lado?

Cuando todo va bien en tu relación es inevitable tratar de buscar conflicto, eso nos han dicho toda la vida… si no hay drama, celos o posesión, no es amor.

Que busco en una relación? Romeo y Julieta murieron para mí, ahora solo quiero paz, ya no quiero ese amor pasional…

Pero después ME TENGO que casar, tener hijos… si el amor no es pasional dura el matrimonio?

Tengo miedo a envejecer. Y ahora que mi cuerpo empieza en declive no quiero ceder.

Empieza la película de terror. Mucho ejercicio, solo comida orgánica, muchas cremas faciales en las noches, toma jugos de ciruela para el colon, deja el cigarro que te sale celulitis, deja la fiesta o vas a terminar solo….

Ya estuvo bueno…  hago todo… pero con mi alcohol no se metan!!

Tienes que dejar de hacer todo lo divertido con tal de envejecer con gracia… porque seguirás viéndote viejo, nomas no tanto.

Ya no puedo comer papitas esperando mis tazos para catafixiarlos.

Ni tomar mis frutsis para ver si me salía la tapa premiada.

Si como o tomo eso se me verá papada.

La mugrosa sociedad te dice cómo hablar, qué decir, qué comer, qué consumir y cómo vestir.

No quiero ser gorda pero no quiero ser flaca.

Quiero ser una maldita mal hablada.

No tener dinero y aun así tener clase, ser buena persona con principios y con carácter pero decir siempre lo que creo sin temores y con coraje.

No quiero que mis papás se vuelvan viejos y me dejen sola sin sus consejos.

Sociedad inmunda quién te dijo que eras Matrix?

En esta realidad alterna es donde me encuentro. Ser mujer es más difícil de lo que la gente cree.

Si vieran realmente qué falsa soy por fuera para “resaltar” mi belleza…

Extensiones, bronceado, pestañas falsas, dientes falsos, operaciones… todo para poder agradar y que me ayude a mi carrera… es exhausto.

Quisiera quitarme capas y capas de falsedad, dejar mi futuro un momento esperando y ver hacia atrás para decirle al ser más especial:

No te preocupes niñita…  un día serás sirenita.