Nancy Villaló

UN DÍA COMÚN.

Hace unos días desperté a las cinco de la mañana absolutamente fresca y me asusté, normalmente me despierto a las siete, casi ocho y nada más de un ojo, el derecho, el izquierdo es más romántico y despierta hasta que tengo mi taza de café en la mano. Leer post completo

Close