“Todo es cuestión de actitud”

WTF? ¿Qué significa eso? Que si tengo la “actitud” apropiada… ¿todo lo que deseo se hará realidad?

Ok, creo que no es la mejor actitud para empezar este post.

Empecemos por algo simple ¿Por qué somos tan pesimistas? ¿Por qué tenemos una mala actitud ante la vida? Bueno… no vayamos tan lejos, las personas sumamente alegres me chocan, de verdad que no las soporto ¿Cómo alguien puede ser plenamente feliz?

Si tienes novio, te falta trabajo.

Si tienes trabajo, estas sola.

Si estas casada, quieres la libertad que tenías y esos años de juventud perdidos.

Si estas soltera quieres romance y encontrar a tu compañero de toda la vida.

Si tienes dinero ¿ya qué? Ya cumpliste tus sueños…

Siempre queremos más, mucho más.

Así que, esas personas que andas felices por la vida, a mí no me engañan, o andan en drogas o simplemente son idiotas.

Debo tener una buena actitud, pido una disculpa por lo de idiotas… ¡Por lo de las drogas no me voy a disculpar!

Una buena actitud no solo se refleja en ser positiva, es todo un estilo de vida… por ejemplo:

Debes comer sano para no sentirte mal contigo misma, debes hacer ejercicio para no sentirte mal contigo misma, debes sacar lo mejor de ti para no sentirte mal contigo misma, debes tratar a todos con respeto… bueno… eso, eso es para no irte al infierno.

Conclusión, si tienes buena autoestima tendrás una buena actitud ante la vida…

Pero ¿Qué nos dejan a las acomplejadas a las que tenemos miles de cosas que no nos gustan de nosotras mismas?

Algo tan básico como esto:

Puedo amanecer con la mejor actitud… me despierto, veo a mi novio bello a mi lado, me baño, me tardo una hora en arreglarme, me voy a Televisa, voy con los jefes de reparto a ponerme a su disposición… y todo con la mejor actitud, ¡Porque la vida te da lo que decretas! (No sé de donde salieron esas frases de autoayuda, pero sí que ayudan, porque ahí andamos como pepinos todo el día decretando.)

Pero todo mi día se puede ir al carajo si llega una ex compañera del CEA y me dice:

“¡Ay! ¡Qué feliz te veo con el nuevo novio! Se nota que te tiene contenta… ¡Hasta te veo más rellenita! Hay que bajar esa pancita eh… ¡Gorda hermosa!”

Ya saben, este comentario va acompañado de risita descerebrada.

Si quieres arruinar mi día, dime gorda, aguada, que parezco hombre (Mi mayor trauma es estar demasiado grandota, y a su vez, en ocasiones, parecer travesti.) Todo relacionado a mi físico me puede bajonear… ¿Por qué no hago entonces algo al respecto? Porque ya no tendría de que quejarme… quejarme de mi cuerpo y estar a dieta son mis grandes hobbies… si estuviera flaca y tuviera que dejar de hacerlo no sé qué haría… creo que el mundo colapsaría y explotaría.

(Si me quieres lastimar, olvida comentarios como puta, pendeja, estúpida, zorra… esos comentarios solo causarán mi risa, porque sé que no lo soy y solo nos duelen las cosas que son verdad.)

Así que, ¿Cómo puede cambiar la actitud de mi día con el comentario de una anoréxica con leve retraso a falta de proteínas? Sencillo: No nos queremos a nosotras mismas.

Cada ser humano tiene un trauma… creo que mi novio es la única persona que conozco que dice estar feliz con su cuerpo, y le creo… se ama muy carbón, el otro día le pregunté qué cambiaría de su cuerpo y me dijo: “Puede que mi panza… ¡Nah! Pero poniéndome a dieta la bajo.”

¿Puede que mi panza? ¡¿Puedeeee?!

Digo, yo amo a mi novio y por lo tanto lo amo con todo y su pancita… pero “¡¿PUEEEEDEEEE!?”

¿Cómo le hace para estar tan contento con el mismo y por lo tanto, estar en su equilibrio?

Cuando te quieres, nada te lastima.

¿Un hombre te trata mal? No lo permites, a la primera no le vuelves a contestar el teléfono.

¿Una amiga te traiciona? A la fregada… es mejor estar sola que mal acompañada.

¿No tienes trabajo? No hay problema… te levantas todos los días a buscar, con la mejor actitud, y obvio… decretando… PORQUE TU TE LO MERECES.

Y así, la vida… empieza a ser cuestión de actitud y no de suerte.

Cuestión de trabajo arduo y no de destino.

Cuestión de ti misma y no de los demás.

Cuestión de entender que solo se vive una vez… y que hay algo llamado felicidad.

Así que hoy he decidido cambiar de actitud, empezar una dieta rigurosa, hacer ejercicio, quererme un poquito más día con día…

Digo, si voy a parecer travesti que sea de las que no sabes si es niño o niña… ¡Que sea de las lindas!

 

@marcelecuona

 

Marcela 2