Cuestión de números

Estábamos Mr. Darcy, toda mi familia y yo viendo la tele. Un momento lindo que unió a todos, tal como lo hubiera querido “El tigre” Azcárraga, NUESTRO CREADOR…

¡Ahh! La magia de la televisión.

Sintonizamos el programa “La Voz”, porque en esta temporada sale un primo. No es que en este post quiera hacerle promoción, pero ya que estamos aquí, es el concursante René Cortés, ¡después de esto me debes comisión cabr…!

Pero vayamos al grano, no queremos resaltar como esta familia esta llena de talento, queremos hablar de los hombres y sus defectos.

Salió una mujer hablando en un comercial y uno de mis hermanos dijo el más fino y hermoso comentario:

“Esa vieja esta re buena”

Yo, como buena persona, defensora, feminista, imparcial y sensata, dije lo que cualquier mujer hubiera dicho en ese momento:

– ¡Nahh! Estará bien buena pero esta bien gata.

Si leen la última oración en voz alta se darán cuenta que mi comentario fue más naco que la susodicha en cuestión, pero mujeres, seamos honestas, cada vez que un hombre dice que una muchachita esta buenona siempre contestamos con cualquiera de estas opciones:

a) Es una gata.

b) Pero tiene cara asquerosa.

c) Se ve que es una zorra.

Pensé que con mi respuesta el tema se dejaría por la buena… pero no.

Mi novio, Mr. Darcy, remató toda la conversación diciendo:

– No, de hecho está muy sexosa.

¿Es neta lo que acababa de oír? ¿De verdad se atrevió a decir eso, no solo frente a mí… frente a mi familia? ¿Frente a mi televisión?

Parece que a nuestros queridos hombres les falta el chip de la moderación. No sólo las mujeres tenemos que soportar nuestros traumas… noooo, también tenemos que soportar a nuestra hermana la celulitis, las primas llamadas estrías, las tías calorías… y encima de todo aguantar que los hombres cada vez que ven a una vieja rete bizcocho digan:

“No, de hecho esta muy sexosa” que por definición de Wikipedia significa “Yo si le daba” o “Yo si tendría sexo con ella”

Voltee a verlo con cara de odio. De por si no soy la mujer mas segura del mundo y si todavía mi hombre dice eso, se me hace la mayor falta de respeto. Porque si hubiera dicho que estaba linda, o que tenía bonita figura o que se veía buena onda…

No.

¿A quién engaño? También lo hubiera odiado.

Pero, ¿tiene mi pobre novio hocicón la culpa de mis traumas?

Siempre habrá una mujer más guapa, más lista o más interesante que yo pero no esta padre que el hombre que amo lo diga en voz alta. Si lo hace frente a mi, ¿Qué dirá con sus amigos? ¿O que pensará solo?

Tengo una amiga que es muy sexy. Tiene uno de los mejores cuerpos que he visto en mi vida… aún así, su novio siempre la esta comparando con otras mujeres en cuanto a la cultura.

Si, mi amiga no es muy asidua a la lectura, pero es una persona luchona, inocente y genuinamente buena… por cierto ¿ya dije que tiene un cuerpo espectacular?

Mi amiga siempre sufría por este motivo, trato de superarse en ese sentido pero hace unas semanas su novio le dijo que conoció a otra mujer que lo llenaba mas, con la que podía platicar de todo.

“Una mujer culta”

Hijo de su….

En fin, su progenitora no tiene la culpa.

A lo que quiero llegar con esta historia es que todos tenemos traumas distintos, todos tenemos nuestro talón de Aquiles, algo que nos afecta cuando nuestra pareja o nuestra nalga ven que otra persona carece de esos defectos. Por lo general en las mujeres son los cuerpos perfectos, pero puede haber otros traumas, como los de mi querida amiga.

Mi novio sabe que llevo ya un tiempo tratando de bajar de peso, que por mas que lo intento no puedo bajar esos kilos de más. ¿Creerá que no me lastima cuando dice que otra vieja esta sexosa? Un comentario de nuestra persona amada nos puede destruir o animar.

Los comentarios debes saberlos canalizar.

Pero me queda claro algo, y lo diré para finalizar esta historia…

Mi novio, mis compañeras, mis amigas, mis conocidos podrán tener la opinión de mi que quieran y podrán decir los comentarios mas lindos o los mas ofensivos. De mi depende no solo demostrarle a ellos cuando estén equivocados… también y SOBRE TODO debo siempre demostrarme a mi misma que ningún comentario me dejará caer.

En cuanto a mi novio… ya querrá fecundar y le diré:

– ¿Por qué no buscas a la del comercial a ver si te hace caso? Hoy no te aflojo, me duele la cabeza y no me siento bien.

La venganza es dulce…

¡Sexosa soy y sexosa moriré!

(Si quieres saber más sobre el tema o si tu hombre no dice comentarios de mujeres pero ve a todas las que pasan a su lado… véase post LOS ESPIAS, un par de razones… del mes de Junio)