tres bodas y un funeral

Hay tantas personas, cosas, motivos y circunstancias que nos dañan y nuestro único consuelo es que algún día, de alguna manera, de forma que no entendemos, cada quien tendrá su merecido.

Pero… ¿Qué pasa si esto no sucede? ¿Por qué parece que la gente mala siempre gana al final?

¿Por qué la vida no es como una telenovela del canal de las estrellas que al final el bueno y pobre siempre gana y el malo muere desfigurado? ¿Qué clase de juego estamos jugando?

Si eres bulleado de niño ¿Te asegura que de grande serás un fregón? No; de hecho puede que seas más inseguro. Si el hombre que amaste te pone el cuerno por inseguridad con una mujer horrible por dentro y por fuera ¿Lo van a pagar en el futuro? Ok, me estoy proyectando… pero la verdad es que no, no es así.

Esas cosas no pasan, la gente buena tiende a ser tirada de pendeja y la mala de cabrona; así las cosas, la humanidad y la vida.

La gente traiciona; amigas, familia, conocidos, vecinos. Tal parece que las personas no entendemos que  lo único con lo que contamos es con los unos y los otros. No sé si lo dije bien, lo pensé mucho y creo que sonó chingón.

A veces creo que la edad me ha hecho dura, piel de acero, pero la realidad es que me ha hecho más dulce que nunca; creo en la humanidad asombrosamente. No creo en las clases sociales, es más, creo que me caen mejor los pobres. Sueño con un mundo utópico, donde las mujeres no somos envidiosas con nuestro género, los hombres nos tratan con respeto y como iguales… hacemos un mundo sin dinero, sin distinción. Así nadie, absolutamente nadie, tendría karmas que pagar.

Yo fui abusada sexualmente por un “familiar” a los diez años; por mi parte esta perdonado. ¿Lo va a pagar? No lo sé.

Yo fui traicionada por amigas; lo he olvidado. ¿Serán ellas traicionadas y sentirán lo que yo sentí en su momento? No me queda en mí pedirlo.

Fui abandonada infinidad de veces en mi vida; lo he superado… ¿Los errores humanos deben ser severamente juzgados? Yo creo que no.

Cuando alguien que amas te traiciona y te hace llorar, ¿Algún día alguien lo hará llorar también? No se Mimosas.

Hoy fui a cenar con mis amigas de toda la vida, una de ellas nos contó que su ex novio que le rompió el corazón se casaba. No supe que decir más que lo que siempre decimos las mujeres… “No te preocupes, un día lo pagará”

¿Qué sé yo si lo pagará? Pero algo estoy segura, la gente si cosecha lo que siembra, si tú cosechas amor, eso vas a recibir. A lo mejor no entiendes ahorita las circunstancias malas de tu vida, pero créeme que un día van a tener sentido. Todo depende de ti.

Un día una psicóloga me dijo: Con la vida que has tenido es para que fueras drogadicta, prostituta o de perdida, tuvieras un hijo fuera del matrimonio, (nada contra las madres solteras, se refería al contexto.)

No sabía si darme un tiro con su análisis o auto darme un diploma por mi buen comportamiento. Algo si me quedó claro, yo no me iba a volver una mala persona porque mi vida fuera dura, hay personas que la han tenido realmente peor que yo y no andan haciéndose las víctimas ni deseando el mal.

Otro ejemplo que me cambio la vida fue conocer a unos hermanos con fibrosis quística, la enfermedad que se llevó a mi mejor amiga a los veintiséis años. Esta familia conformada por los padres y tres hermanos, ya habían sufrido la muerte de la hermana menor por esta mortal enfermedad (los tres hermanos la padecían).

Platicando con el hermano mayor, me dijo que un día a los veinticinco años aproximadamente, cayó en coma… pero que en un espacio de lucidez le preguntó a Dios “¿Por qué a mí?” y que oyó nítidamente:

“¿Por qué no?”

“Desde ahí” me dijo “No hay día que no agradezca el estar vivo, porque sé que esto me tocó a mí, a lo mejor para inspirar, a lo mejor para superarme, lo que sea, ¿Por qué no? Hay gente que la tiene peor que yo… si lo piensas en verdad”.

El 1% de los que padecen fibrosis quística llegan a los cuarenta años.

Así que, cuando alguien me hace daño… cuando quiero desearle el mal a otro ser humano, lo pienso dos veces; ¿Hay gente mala? Claro que sí, yo no seré una de ellas.

¿El karma existe? No sé, puede que el hombre que te lastimó ahorita este con otra muy feliz, pero nunca nadie lo amará como tú lo amaste y ese será su castigo. Pero seamos honestas… ¿Te importa? No… lo que importa es saber la respuesta de esa pregunta: ¿Vale la pena amar aunque puede que nos lastimen?

¿Por qué no?

 

DEDICADO A YOLANDA DE LA TORRE, UNA GRAN MUJER QUE ME HA ENSEÑADO QUE TE PUEDEN PISOTEAR, HUMILLAR, ENVIDIAR… TE PUEDE APLASTAR UNA ENFERMEDAD…

Y LO MEJOR QUE PUEDES HACER ES: VOLTEARTE, PINTARLES DEDO, SONREIR Y SEGUIR 🙂

 

(Si tú como Mimosa, tienes una historia que contar, mándamela a mi mail mamipa84@hotmail.com y pon de título POST. Pon tu nombre y una foto para que se promueva el post y si tu historia es buena la subiré al blog, serás mimosa por un día… ¿Te atreves a salir en el blog? ¿Te atreves a que te lean nuestros 20 mil lectores al mes? ¡Haz la diferencia y mándame tu material! Yo me encargo de lo demás. MIMOSA MARCE)

 

@marcelecuona

 

Marcela1