Mitad de semana, once de la noche, después de un día muy largo, productivo pero largo, llego a casa y después de varios procesos por fin logró desmaquillarme, cenar algo y ponerme la pijama  (por supuesto súper sexy) y llega ese momento delicioso que produce cierta ansiedad en el estómago combinado con esa emoción de meterte a las cobijas.

Pongo mi atención en la televisión, precisamente  en el noticiero del teacher  y todo ese momento de satisfacción que sentí, se transforma en algo parecido a náuseas. Veo la nota de como en Egipto ejecutan a una mujer en público sólo por que vistió de color rojo, terrorismo en Israel, el grupo Isis y Barak Obama, operativos, huelgas, balaceados y acuchillados ,el gobierno de Maduro en  Venezuela, el de mi país y sus deprimentes  gobernantes, balazos a mitad de periférico e infinidad de tristes y angustiantes noticias.

El mundo está en alerta, los demonios están sueltos, se alimentan de guerras, de odio, de rencores, de sangre…

Es momento de cambios severos.

El mundo y la madre tierra, piden a gritos amor, hermandad, bondad, espiritualidad, conexión, contacto entre nosotros, la tierra y los animales; no razas, no religiones, no fronteras, abramos los ojos y nuestros corazones, empezamos a sentir más, a respetar  más, a valorar y disfrutar lo que la naturaleza nos regala.

Es momento de perdonar, de sanar nuestros corazones, de abrazar (¿Sabían que es recomendable abrazar a doce personas al día?), de caminar sonriéndole a la gente que pasa por nuestro lado, de buscar a esa persona que dejaste de hablarle por cualquier mal entendido, de conocer ese lugar que tanto has querido, de regresar a ese otro lugar en el cual te sentiste libre y no querías dejar, decirle a mamá, papá, tíos, primos, abuelos, hermanos de sangre o elegidos por ti, cuanto los amas y lo feliz que te hace que sean parte de tu mundo.

Es ahora, no hay tiempo que esperar, da tú el primer paso, amate más que a nada y a nadie para poder dar amor incondicional, habla con los animales y las plantas, agradécele  al imponente sol por salir todos los días y calentar tu cuerpo, a la luna hermosa por alumbrar tus noches y llenarlas de mitismos, erotismo, y romance .

A vivir y hacer de  nuestro mundo un paraíso real.

@AnahiFraserr

 

Anahiw3