Te mire a lo lejos, pensé: Por favor que se acerque.

Ese momento decisivo, ese instante en el que te cambia la vida o sigue simplemente igual.

Yo ese día ni siquiera iba a ir a ese lugar.

Estaba bailando con mis amigas, con vodka en la mano, y tú a lo lejos, mirándome fijamente, con camisa blanca y tus pestañas largas.

¿Vas a acercarte o no?

¿Sonará muy cursi si digo que cupido nos flechó?

Nahhh, yo no creo en el amor.

Nunca he sido fiel, lo debo confesar, no por mala o porque no sienta nada, solo no se me da… yo no sé qué es fidelidad.

Así que he caído a la conclusión que no sé qué es el amor… ¿He sido amada? Creo que he abusado de mi buena racha…

Y ahora, ahí estas tú, parado, invitándome a enamorarme.

Naahhh, es solo una noche de desmadre… vodkas, miradas, palabras… y a lo mejor de una noche de sexo no pasa.

El amor no existe, es solo un pretexto para traer cara de tarada.

Decido irme contigo, no te conozco, pero mis veintes se acaban, lo que no haga hoy, me arrepentiré mañana.

Mi pasado me dice que no debo confiar, que todos son iguales… ¡Pero se chingaron! porque conmigo se toparon a su igual.

Aun así me voy… y empiezo por primera vez en mucho tiempo, a oler el amor.

Naaahh, maldita falacia, eso es solo un cuento de hadas, eso lo crearon las madres para darnos esperanzas.

Me besas y comienzo a sonreír…

“Marcela quita esa cara de estúpida, pareces vieja…”

Mi mente no me deja vivir.

Pasan los días, y con ellos, nuestros primeros momentos. No eres celoso, ni tierno, solo tú, mas niño, más inocente, más chico… material sencillo, no quito de vista mi objetivo.

“Yo no quiero enamorarme, solo quiero un gadget.”

Te saco tres años, me siento una asalta cunas, y aun así, eres de los hombres más maduros que conozco, la vida te hizo ser así, una niñez difícil te hizo sobrevivir.

Siento ternura, siento respeto… pero ¿Amor?

Naaahhh… me da flojera extrema ¿Qué dirían mis amigas si me vieran?

Nos peleamos todo el tiempo, eres un competidor a mi altura, sabes defender tus puntos y darle la vuelta a mi postura.

Cada noche es más interesante, podemos estar desnudos platicando sin hacer nada, esto no solo es sexual, hay mucha vida y muchas cosas de que hablar.

Eres la primera persona que no cae con mi habilidad.

Me dices que estás enamorado, te digo que yo también… pero sinceramente pienso, me voy a hartar… lo voy a engañar, ya dije que esto del amor no se me da.

Nahhh… el amor… jamás vuelvo yo a caer… me da harta pereza sentir que por alguien voy a desfallecer.

Tu cara, tu sonrisa, tus piernas me hipnotizan…

Todos te dicen que no te convengo… ¿Sabes? Están en lo cierto, seguro serás traicionado por mí, porque yo por el amor no se morir.

¿Ya te mencione que no lo conozco? Yo de amor escribo, pero no tengo idea que sea ese vicio.

Y hoy en la mañana, sentada en tus piernas… riéndome y diciéndote cosas al oído… casi lo digo…

“TE AMO.”

Naaaahh… seguro fue hipo.

 

 

Dedicado a Dodo.

 

@marcelecuona

63786_188065641331957_1646243432_n