¿A nosotras las viejas nos gusta hacerla de pedo?

Perdón mi francés, pero… mimosas… no me van a dejar sola en esto, ¿realmente nuestro género es sinónimo de “hacerla de pedo”?

HACERLA DE PEDO: hacer un drama por cualquier cosa, llorar, chantajear, sufrir, sucumbir o pegar por cualquier cosa insignificante.

Yo entiendo que los hombres nos provocan, viendo a otras mujeres, coqueteando, no cumpliendo su palabra, y sobre todo… no dándole la importancia a esas pequeñas cosas que a nosotras nos molestan.

Así que no nos queda de otra que hacer drama por cualquier cosa.

Está claro que hablamos idiomas distintos, nosotras somos de Venus y ellos de Marte, en el único terreno que usamos el mismo dialecto es en la cama… ¡Ahí sí que nos entendemos!  Pero… ¿Por qué nos es tan difícil llegar a un acuerdo?

Hay que entender porque a las mujeres nos dicen dramáticas y hacedoras de pedos… la culpa, como siempre, la tiene Disney al mostrarnos hombres y príncipes perfectos que nunca nos harían daño… ¿Se imaginan al príncipe Erick viendo la cola de otra sirena mientras esta con Ariel prometiéndole amor eterno? ¿Cuándo vimos a la Bestia yéndose de borracho dejando a Bella llorando porque no le contestaba la paloma mensajera?

Y luego… bueno, latinas de corazón, las novelas son nuestra base fundamental para aprender a tratar a los hombres. Si sufres y eres abnegada encontraras a alguien que se enamore de tus lágrimas.

Pero los hombres odian los dramas, es más, entre más dramas hagas, ellos más se cansan y te mandan a la fregada.

Estoy en una etapa de mi vida en la que ya no creo en ningún hombre, de verdad que no creo en el amor eterno ni en nada que se la parezca… ¿Por qué ese desprecio a los garabatos con carne colgando? Porque creo saber en que radica el hecho que nosotras seamos hacedoras de pedos: Porque ya no hay compromiso de su parte, ya no quieren nada estable… y los que sí, los que tienen novia y esposa, andan viendo con quien ponerles el cuerno, al final, la conclusión es la misma: NO HAY COMPROMISO.

No me refiero un compromiso de boda, me refiero a un compromiso contigo mismo ¿Quieres novia? Se leal. Ya déjate lo fiel, lo amoroso, lo lindo… la palabra clave a todo es ser leal, porque cuando eres leal con otro ser humano, lo siguiente se da.

Me queda claro que las mujeres no sabemos lo que queremos, pero si sabemos lo que no queremos… y, por lo tanto, la hacemos de pedo.

¿Cómo llegar a un acuerdo sensato entre estas dos especies?

Una diría: ¡Sencillo! Di lo que te molesta y será resuelto.

Cuando tú le dices a tu pareja, gadget o lo que sea, que es lo que te molesta (Al final no pretendemos cambiarlos, solo debemos moldearnos y crecer juntos) una creería que está claro y que no va a volver a ocurrir… pero no, los hombres nos llevan a nuestros límites más oscuros y es como si nos picaran con una aguja cada vez que repiten eso que nos molesta tanto.

Y ahí despierta nuestra hacedora de pedos que todas llevamos dentro.

¿Somos hacedoras de pedos o nos gusta el drama?

¿No les ha pasado que su relación no tiene problema alguno, que su hombre se ha portado muy bien, que nada está mal en realidad? A mí una vez me paso, ese mito urbano en el que todo es perfecto y que el amor si es bueno, lo debo confesar que si estuve ahí… ese hombre me amaba mucho y no había un solo motivo de problemas… ¿y saben quién los originaba entonces? YO… y al final por eso terminó.

También hay que diferenciar cuando el problema no es tan grande y dejar los dramas para algún momento que si valga la pena, no quemes todos tus cartuchos a la primera, pero tampoco permitas cosas que van en contra de tu persona o valores solo para no perder al hombre.

¿Cómo dejar de ser una hacedora de pedos y no morir en el proceso? No es sencillo, porque si la estás haciendo de pedo es porque seguro lo quieres y no quieres terminar con la relación, pero lo único que puede ayudar es una buena comunicación.

He aquí algunos ejemplos:

EL GADGET NO QUIERE ALGO FORMAR, QUIERE SEGUIR DE FREE: Habla con el, pero tú, en tu cabeza, ponte una fecha límite y díselo muy tranquila… si pasa esa fecha limite y él no se decide, déjalo… si no quiso nada formal al principio no lo querrá después.

NO DEJA DE ESPIAR A OTRAS VIEJAS: Esto a las mujeres nos molesta de sobremanera, los hombres lo saben, pero no lo entienden ¿Qué necesidad de ver a otras viejas cuando tienen a un bizcocho como nosotras? Fácil: ellos son cazadores por naturaleza, si ya te tienen, quieren más… así que explícale con calma que te hace sentir mal que lo haga, que por favor se ponga en tus zapatos. Si no lo deja de hacer, recomiendo lo más bajo: la venganza. Ve a cuanto bizcocho se te aparezca y no seas discreta, veamos si su autoestima no sufre las consecuencias.

NO TE HACE EL AMOR COMO TE GUSTA: como ya lo dije una vez, la cama es el lugar más vulnerable donde nos podemos encontrar, porque nuestro físico y nuestra alma están expuestas al desnudo, así que si tu hombre no está haciendo lo que debe hacer, díselo. Con un mensaje, carta, a la cara… como sea… pero díselo. Ojala todos fueran expertos en la cama y además lo creen, pobrecitos, solo porque meten lo que deben meter ya se sienten Casanovas. Explícale lo que es ser mujer y que antes que nada necesitas un buen pre. Se dice que mucha de nuestra histeria es porque no tenemos buen sexo ¿Tu qué crees?

COMPROMISOS: muchas parejas tienen compromisos como: a mí no me gusta tal, respétalo, bueno… a mí me disgusta tal, ya no lo hagas. Lo mejor en estos casos es tener palabra de los dos lados, tener compromiso de querer que la relación funcione… y si lo prometen, cúmplanlo. Háganlo hasta divertido: “Amor, no me mandaste mensaje ahora que saliste con tus amigos y sabes que es lo único que te pido, ahora de castigo te rapas o lavas mi ropa…” ¡Que se yo! Que vean que nosotras también somos divertidas y no solo unas hacedoras de pedos sin control.

 

Siempre he pensado que el ser novios es como ser un equipo, somos dos miembros en el equipo más exclusivo, no cualquiera puede entrar, solo tú y yo sabemos las reglas, y aquí nadie puede romperlas y menos meter autogol, porque puedes perder a tu mejor jugador.

 

@marcelecuona

 

Marcela1