Hay una canción de la grandísima Barbara Streisand (Si, soy una vieja mis queridas mimosas) llamada Mujer en la luna. No saben cómo me pone la piel chinita, ok… aparte del hecho que soy china por todos lados, pero para las mimosas que no sepan mucho inglés, les traduzco un pedazo:

“Tú y yo estamos cambiando esa melodía

Estamos aprendiendo nuevos ritmos para la mujer

Pequeña hermana

Sigue presionando

No creas una sola palabra acerca de las cosas que has oído

Sobre preguntar demasiado o muy pronto

Porque pueden controlar la marea

Pero nunca podrán contener a la mujer en la luna.”

Tanto choro para esto: me mueve demasiado esa canción porque efectivamente las mujeres estamos en un punto en el cual no sabemos que caminos elegir porque al final sabemos que seremos juzgadas ¿Realmente queremos hijos?¿Queremos casarnos con el novio con el que llevamos años o queremos irnos a Europa y tener un romance apasionado de unos meses? ¿Nos da miedo la soledad o si existe el amor?

Hace poco fui a una juguetería y vi a lo que nos tienen destinadas desde pequeñas, máquinas de coser, burritos para planchar, cocinitas, bebes para cambiarlos ¿y los juguetes de los niños? Cosas para armar y para pensar… ¿Eso es a lo único que se reducen nuestras posibilidades? ¿Es a lo único que podemos aspirar?

Mujeres, mimosas, yo creo que nuestro panorama es más basto que cambiar pañales… respeto mucho a las mujeres que deciden llevar ese camino ¿Pero acaso no hay más? Sentarnos derechas, meter la panza, caminar en tacones, estar perfectas, no decir groserías, no decir lo que piensas, no perder la cabeza, no engordar, de celulitis mejor ni hablar… y al final, encontrar a quien nos pueda y quiera amar ¿Y si yo quiero más? ¿Y si decido otro camino tomar?

Vas a ser muy comentada y muy juzgada si eres diferente… ¿Tienes los pantalones mimosa?

No estamos inventando el hilo negro, hay mujeres que nos han dejado el camino bastante ancho para que a estas alturas del partido nosotras tomemos la delantera. Nadie es original pero el asunto aquí es encontrar una buena inspiración y lanzarte a la aventura.

Por ejemplo, yo quise un lugar donde las mujeres riéramos de nuestros problemas y lloráramos con nuestros conflictos, el blog me lo saqué de una serie muy famosa llamada Sex and the City… al fin mis amigas y yo tenemos sexo por toda la ciudad y tenemos relaciones con tipos medio disfuncionales como nosotras, mi inspiración: Carrie Bradshaw.

Claro, ella es ficticia pero su autora no lo es, llamada Candace Bushnell. ¿Qué hubiera sido de esta escritora si no se hubiera atrevido a escribir algo tan polémico para su época? Y por supuesto, además soy actriz ¿De dónde se me metió esa idea? Gracias a Meryl Streep, que sin ser muy agraciada ni muy fashionista, es de las mejores actrices que ha tenido este mundo… ¿Qué hubiera sido de esta famosa si sus complejos físicos le hubieran impedido dedicarse a esto?

Mujeres que han cambiado el rumbo de las cosas, que han dado de que hablar, que su legado ha quedado y quedará a través del tiempo, no venimos de paso, nadie está aquí por casualidad, caminamos para mejorar, para ayudar… y sí, tenemos ese don hermoso de dar a luz… pero, ¿Qué tal la otra luz que también podemos dejar para los demás?

A continuación les dejo 5 mujeres que me han inspirado y han cambiado mi manera de pensar, de sentir, me han ayudado a no solo ser mejor mujer, pero también a seguir un ejemplo, a no sentirme sola cuando la riego, a mirar a mis antecesoras y pensar: No estoy tan mal… porque si estas grandes mujeres la hicieron ¡Yo también puedo!

1. Jane Austen: Una de mis escritoras favoritas… Nació en 1775  y murió en 1817 ¡Vivió solo 42 años! Pero esto no importo, porque es de las novelistas más brillantes que hemos tenido. Usa ironía en sus novelas, una comicidad que hace que hoy día la sigamos leyendo. Famosa por sus historias románticas como Orgullo y Prejuicio, esta mujer nunca se casó, algo mal visto en su época y créanme… tuvo más de una propuesta de matrimonio.

A mi escritora favorita por excelencia, Charlotte Brönten, no le gustaba, y millones de feministas o críticos la han destrozado, pero la realidad es que a pesar de los años nos sigue haciendo suspirar ¿Has leído alguno de sus libros? ¿Qué esperas mimosa? ¡Los vas a amar!

 

“Los académicos del siglo XX la situaron entre las escritoras más genuinas en lengua inglesa, algunas veces incluso comparándola con William Shakespeare.”

 

2. Sor Juana Inés de la Cruz: Esta mexicana nacida en 1651, es un ejemplo enorme a seguir. De familia rica, prefirió ser monja a casarse con cualquiera sin amor y solo dedicarse al hogar. Esta mujer amaba escribir y sabía que casada no lo iba a poder lograr. Fue exponente del Siglo de Oro de la literatura en español y sus grandes amores fueron la lírica, el auto sacramental, el teatro y la prosa. Se le llama: «La Décima Musa»

 

“Hombres necios que acusáis

A la mujer sin razón,

Sin ver que sois la ocasión

De lo mismo que culpáis…” (¿A poco no, incluso hoy en día, esta frase es la neta?)

3. Cleopatra: La única emperatriz de una de las grandes civilizaciones antiguas. La última en reinar la dinastía de los Ptolomeos. Esta viejononona logró enamorar a importantes personajes como Julio César y Marco Antonio, pero claro, tenía su impero en mente todo el tiempo… ¡Y ahí nosotras luego llorando porque Chuchito Pérez no nos pela! ¡Perspectiva mujeres! ¡Hasta para enamorar hay que ser inteligentes!

Legado que belleza e inteligencia van (y tienen) que ir de la mano.

 

4. Coco Chanel: Esta mujer tenía unas ideas revolucionarias tan cabronas que a la fecha me pregunto: ¿Cómo tuvo esos pantalones? Fue una de las diseñadoras más innovadoras hasta nuestros días. Ella tomaba prendas masculinas y las rediseñaba a nuestro beneficio… ¿Qué sería de nosotras sin los pantalones? ¡Dale las gracias a esta mujer!

 

5. Marie Curie: Ok, yo no sé mucho de esto, pero cuando me enteré de esta mujer se me cayeron los calzones (Fina, soy fina ante todo) ¡Fue la primera mujer en recibir un premio Nobel en dos categorías diferentes: Física y Química! Y si tú crees que solo tiene ese merito, te equivocas… también fue de las primeras en investigar la radioactividad, y en sugerir radiación para tratar el cáncer.

 

Estas son las mujeres que me inspiran, las que me han hecho escribir, salirme del renglón, valerme lo que opinen los demás, las que hacen que me ame, las que hacen que me odie porque me falta mucho camino por recorrer, pero las que hacen que este orgullosa de mi primer nombre:

MUJER.

Hay muchas… ¿Cuáles son las tuyas?

Porque recuerda lo que dice la canción de mí Barbara:

“Pueden controlar la marea

Pero nunca podrán contener a la mujer en la luna.”

 

NOTA: NO TE PIERDAS EL ESTRENO DE LOS PROMOS DE LA SERIE “MIMOSAS PARA DESAYUNAR” TODOS LOS  MIERCOLES DE SEPTIEMBRE EN NUESTRO CANAL DE YOUTUBE: MIMOSAS PARA DESAYUNAR.

 

@marcelecuona

 

Marcela 3