Él la vio a lo lejos, el lugar estaba oscuro pero pudo ver sus ojos con mucha claridad. Preguntó quién era ella, nadie supo su nombre en realidad.

Ella estaba con otro hombre, poco interesada en la plática cuando notó que alguien la observaba, y ahí cruzaron sus miradas.

Él estaba dudoso en acercarse, no sabía si debía hacer el siguiente movimiento, ¿Qué tal que el otro hombre era su novio? ¿Qué tal que lo rechazaba?

Pero ella lo miraba. Ella lo esperaba.

Él tomó un sorbo de su chupe y se decidió a actuar, era ahora o nunca.

Se acercó e ignorando al otro hombre le dijo: ¿Quieres bailar?

Ella se sorprendió de su osadía. Le dijo: Si, aléjame de aquí.

Y así, sin preguntarle siquiera, lo besó en medio de la oscuridad.

Rieron toda la noche, fueron en taxi a casa de él y durmieron juntos sin hacer el amor. No tenían prisa, sabían que lo harían toda la vida.

Ella se quedó dormida, y se echó un pedo sin querer. Él estaba despierto y solo se rio del hecho. “Esta debe ser mi mujer.”

Al día siguiente la llevó a su casa, él estaba muy emocionado, estaba enamorado, amor a primera vista, esa mirada, su nombre: Mariana.

De el: Mauricio.

En la tarde él le escribió: ¿quieres ir conmigo a la playa? Ella le respondió que no, este tipo está loco, seguro que con todas hace lo mismo, mujeriego de lo peor.

Pero la verdad es que Mauricio era muy tímido, llevaba mucho soltero, solo estaba loco por Mariana, no quería desperdiciar un solo minuto sin ella. Era amor.

La lleno de detalles tontos y bellos, malteadas en las tardes, cenas con velas, postres con mensajes, regalos, flores, ropa… pero sobre todo la lleno de lo más importante, de amor sincero. La amaba por sobre todas las cosas.

Con el tiempo si hicieron ese viaje a la playa, el hotel más perfecto para la pareja más perfecta, rieron y comieron como niños, hicieron el amor mientras de fondo se oía Lana del Rey “Young and Beautiful”, todas las parejas tienen su canción, esta era la de ellos.

Él conocía cada peca del cuerpo de ella y ella besaba continuamente el lunar del pie de él… ¿Me lo regalas? Le preguntaba. Él, que tenía problemas con la intimidad, penosamente decía, si, es tuyo. Esos instantes que solo los novios conocen, eso a lo que le llamamos amor.

Pasaron los meses y con ellos, los momentos, creando lazos que nadie podía romper entre Mariana y Mauricio.

Una noche tuvieron que dormir separados a lo que Mauricio llegando a su casa no pudo con la desesperación y decidió escribirle una carta:

Mi vida hermosa, antes que nada quiero decirte que te extraño mucho, que no puedo dormir porque no estas aquí a lado mío abrazándome y haciéndome cariñitos o diciéndome que te abrace o que te de besos o que simplemente te agarre la mano, hoy… no me diste tu bendición ni nos dimos beso de buenas noches (ósea sí, pero no como siempre); sé que tengo errores y defectos y que soy frio, amargado, poco cariñoso o afectuoso; hoy me di cuenta que tenías razón, que iba a haber un día en donde extrañara tus caricias y tus besos, no puedo con que no estés aquí…, sé que tengo defectos, sé que soy frio, y que tengo un mal carácter… pero sabes… te amo.

Te lo digo enserio y de todo corazón, eres la persona más importante que hay en mi vida, lo que siento por ti no lo puedo expresar con palabras, te veo y me muero por ti, ERES EL AMOR DE MI VIDA, y quiero seguir compartiendo mi vida contigo, mi amor, mi niña, preciosa, princesa, hermosa, mi cielo, MI TODO, eres la persona que le da sentido a mi vida, que mueve mis días, que me motiva, que me impulsa, que me regaña, que me entiende, que me ha cambiado el mundo y el significado de todo, no puedo vivir sin ti, no quiero vivir sin ti, me llenas, me complementas, me todo; estoy perdidamente enamorado, ilusionado, emocionado, contigo, eres increíble, me encantas, me fascinas, me gustas mucho, me traes como todo un idiota, imbécil, te prometo ser lo que esperas de mí, hacer todo lo posible por que sientas que puedes contar con alguien, que puedes confiar en mí, prometo llenarte y cumplir todas tus expectativas ¡TE AMO con todo mi ser! ¡QUE IMPRESION DE MUJER! Nunca quiero dejar de besarte, nunca quiero dejar de acariciarte y que me acaricies, de hacerte el amor, y que me hagas el amor, quiero ser tu todo, quiero amanecer contigo todas las mañanas, y despertar y que te sientas más enamorada que nunca, prometo intentar y hacer todo posible para que eso suceda ¡I LOVE YOU A LOTTLE! ¡TE AMO TE AMO TE AMO TE AMO TE AMO TE AMO TE AMO TE AMO! Y por eso, al final lo único que quiero y que te voy a pedir que siempre cumplas es que seas FELIZ.

Yo… voy a hacer todo, todo, lo posible porque así sea, te lo prometo, y te repito de la manera más sincera… TE AMO.

 

Esa noche un amigo le llamo a Mauricio para que fuera a una fiesta. Mauricio fue, tomó un bacardi tras otro y después manejó.

Mauricio chocó.

Meses después Mariana recibió la carta que Mauricio le había escrito.

Caminando por la calle donde todos los Domingos pasaban, no pudo evitar sonreír, gracias por haberte acercado ese día que te conocí mi amor, sé que seguro te costó trabajo tomar valor, gracias por todas nuestras noches, gracias por enseñarme lo que es el amor, gracias por haberte fijado en mí, gracias por cumplir tu palabra y hacerme tan feliz hasta el día de tu fin.

Fue la mejor historia de amor que pude escribir.

 

Dedicado a Dodo.

 

@marcelecuona

 

32404_188064774665377_2085093314_n