Después de dos meses sin sexo, el momento deseado había llegado. Había encontrado al parecer un buen hombre que no me iba a tener al día siguiente llorando por haber aflojado y no recibir la llamada de: ¿Cómo estás? Mucho gusto en conocerte.

Cabe mencionar que no recuerdo nada porque estaba un poquitito tomada, pero él dice que la pasé bien ¿Y saben qué? Número uno, le creo y número dos, no me importa, el punto es que se terminó mi miedo a tener sexo.

A ver, cuando te ponen el cuerno te sientes fatal contigo misma, te empiezas a preguntar si eres guapa, si en verdad eres tan mala en la cama, si vas a poder volver a prender a un hombre… y la respuesta, siempre es la misma, y de hecho, bastante sencilla; el hombre que te pone el cuerno no tiene principios ni valores, conclusión, es un pendejo. Si lo perdonas en ese momento el deja de ser el pendejo para cederte la corona de Princesa de la pendejez mi querida Mimosa.

El asunto es que empecé a salir con este hombre al que le pondremos Xavier. Creo, ahora que lo menciono, que debería dejar de hablar de mis salidas románticas o ya nadie va a querer salir conmigo. Bueno, uno y ya.

Un día, me quedé a dormir en su casa. Yo me tenía que ir a las cinco de la mañana y él se levantaba a las seis a trabajar; así que toda hemossa pincessa le dije: No te levantes, quédate dormido y yo me voy en taxi. Así de preciosa soy. Él me dijo que sí. Así que a las cinco llegó mi taxi, me despedí de mi príncipe adormilado y me subí al coche. Yo solo estaba esperando el momento en el que sacara su cartera para pagar el taxi, pero no, no pasó. En cuanto se arrancó el coche me di cuenta que mi príncipe no había pagado ni madres, que definitivamente lo pagaría yo… ¡Casi se me cae el pedigree!

Le mandé un mensaje diciendo: Yo estoy acostumbrada que me traten con caballerosidad, me quedé en tu casa y me estoy yendo en taxi porque quiero que duermas más, creo que lo menos que merezco es que tengas la amabilidad de pagarme el taxi o que me lleves a mi casa. Yo mando a la fregada a hombres por eso, es la primera y última.

Me escribió apenadísimo que lo sentía mucho, que estaba dormido, que se le pasó. Que lo perdonara por favor.

Bien, me da gusto que este sentido. Después me puse a pensar:

¿Las mujeres nos hemos vuelto materialistas o los hombres se han vuelto unos marros?

Obviamente no es el primer hombre que me lo hace, pero ya a mis casi treinta me queda claro que tipo de hombre quiero y cual no. Yo quiero uno que me conquiste a la antigua, que tenga ese tipo de detalles conmigo, soy feminista pero también una princesa sin corona por el simple hecho de ser mujer.

Los hombres de ahora lo tienen todo fácil porque nosotras lo permitimos, si no nos damos nuestro valor ¿Cómo pedimos después que nos traten bien? Al que no le cuesta, no valora.

Ponte a pensar ¿Cuántas veces no has sido tú la que toma un taxi y lo va a ver? ¿Cuántas veces has pagado tú y cuantas él? ¿Han viajado juntos? ¿Quién ha pagado? ¿Te ha conquistado? ¿Te lleva serenata o a cenar, al cine o a bailar? Puede que tú no le veas la importancia, pero al hombre la gusta cazar. Si le dejas cosas fáciles, como el sexo o el dinero, créeme Mimosa, él no te va a tomar en serio.

Siempre he tenido la fortuna, no, corrijo, de cinco años para acá, de tener novios con dinero, es más, bromeo con mis amigos que si el hombre no es rico simplemente no saldré con él. Obviamente los hombres pobres me odian cuando digo esto, y hay algo a su favor… la mayoría de los ricos tienen sus puntos malos; por lo general son unos machos, mujeriegos y ojetes ¿Por qué? Porque lo tienen todo y pueden.

He andado con pobres, o digamos, sin tanto dinero, y al final es lo mismo, un hombre bueno es bueno sin depender de su cartera, un pobre es igual… solo que tú vas a tener que pagar. Si todos los hombres son iguales, si al final todos son infieles y desgraciados (según nosotras), pues que mejor uno que me consienta lo que dure la relación.

Los hombres malos son como son por culpa de nosotras. El otro día hablando con una amiga, la cual duró cinco años con el novio al cual ella mantuvo toda la relación (literal le pagaba hasta el teléfono), nunca iban juntos a ningún lado ¡Durante cinco años no salieron de viaje! Claro, mi amiga lo malacostumbro, lo volvió un inútil ¿Y saben que es lo peor? Al final él se fue con otra. No la valoraba en lo más mínimo, ¿Cómo va a valorarla? Ella no permitía que le comprara ni un gansito.

A mí me han regalado hasta la computadora en la que escribo. Un ex novio me regaló una cirugía ¿Por qué? El ganaba mucho y yo no, él me la ofreció porque yo estaba ahorrando, porque sabía que me haría sentir mejor. Pero ese mismo novio dejó de tener dinero y lo abandoné… (jajaja, no es cierto) salíamos con mi dinero, porque esto es reciproco, cuando tú no tienes yo estoy para sostenerte.

Puede que sea superficial, pero quiero un hombre el cual me haga sentir tranquila si tenemos hijos, porque mi carrera es muy inconstante y no quiero estar sufriendo que mis hijos no tengan que comer. Quiero a alguien trabajador que el dinero que tenga sea de él, y el mío mío, aunque sea menos. Que nos apoyemos moralmente pero que me conquiste con detalles como una rosa de diez pesos o con abrirme la puerta (si no me abren la puerta del coche de plano no me bajo), que me escriba una carta, valoro más una carta hecha a mano que cualquier collar de diamantes.

Me da lo mismo comer en un restaurante caro que en las tortas de doña Chonita. Las relaciones son de momentos bellos, no de dinero… pero también sé lo que valgo, y aunque no me doy los aires de grandeza (tampoco es como que sea Kate Moss, de hecho soy bastante simple) los pequeños detalles son los que me importan.

Los hombres quieren sentir que cazan, las mujeres queremos sentirnos deseadas.

Que le duela, que le invierta llegar a tu corazón; ya después le aflojas al rigor y le invitas unas tortas con doña Chonita.

Al final, tampoco es que las viejas seamos tan materialistas ¿o si?

 

(Si tú como Mimosa, tienes una historia que contar, mándamela a mi mail mamipa84@hotmail.com y pon de título POST. Pon tu nombre y una foto para que se promueva el post y si tu historia es buena la subiré al blog, serás mimosa por un día… ¿Te atreves a salir en el blog? ¿Te atreves a que te lean nuestros 20 mil lectores al mes? ¡Haz la diferencia y mándame tu material! Yo me encargo de lo demás. MIMOSA MARCE)

 

@marcelecuona

 

546560_188066124665242_779715084_n